Enfermedad de Alzheimer | Alzheimer de inicio precoz

Compartir:

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer de inicio precoz?

La enfermedad de Alzheimer de inicio precoz es cuando el Alzheimer afecta a una persona menor de 65 años. Las personas que padecen de Alzheimer de inicio precoz pueden desarrollar síntomas ya en los 30 o 40 años de edad, pero la mayoría están entre los 50 o 60 años.

¿Qué tan común es el Alzheimer de inicio precoz?

El Alzheimer de inicio precoz no es muy común. Menos del 5 por ciento de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer tienen un inicio precoz.

¿Cómo se diferencia el Alzheimer de inicio precoz del Alzheimer de inicio tardío?

Cuando el Alzheimer comienza, la única diferencia no está entre el inicio precoz y “regular” o inicio tardío. Las otras diferencias incluyen lo siguiente:

  • Genética: Los médicos e investigadores han descubierto que, en algunas personas, ciertos genes extraños pueden hacer que los síntomas de Alzheimer comiencen a temprana edad. Cuando la genética es la causa, a menudo los genes se han transmitido a los familiares y pueden afectar a muchas generaciones.  Esta es la razón por la que el Alzheimer de inicio precoz algunas veces se conoce como Alzheimer “hereditario”.
  • Diagnóstico: Es probable que para un médico tome más tiempo diagnosticar el Alzheimer de inicio precoz. Aunque los síntomas del Alzheimer de inicio precoz son los mismos síntomas del Alzheimer de inicio tardío, la mayoría de médicos no busca ni sospecha que exista la enfermedad de Alzheimer en personas más jóvenes. Si está teniendo problemas de memoria, asegúrese de hablar con el médico sobre todos los síntomas.
  • Sobrellevarlo: Debido a que las personas que padecen Alzheimer de inicio precoz son más jóvenes, es probable que todavía estén criando hijos, que tengan trabajos y que sean activos en la comunidad cuando los síntomas comienzan. Esto puede hacer más difícil tratar con los cambios que la enfermedad de Alzheimer trae a la familia y vida personal. Las personas que padecen la enfermedad de inicio precoz son más propensas a sentirse enojadas, frustradas o deprimidas.

Consejos para vivir con Alzheimer de inicio precoz

Primero, es importante saber que no está solo. La enfermedad de Alzheimer afecta a cada persona de manera distinta, pero hay actividades que puede hacer para permanecer activo e involucrado en su propio cuidado de la salud, con la familia y los amigos y en el trabajo.

Cuídese

  • Siga los consejos de su médico sobre la dieta y el ejercicio. Si toma medicamentos, asegúrese de tomar la cantidad correcta en el momento apropiado. Visite o hable con el médico si tiene preguntas sobre su salud o tratamiento.
  • Piense en unirse a un grupo de apoyo. Para encontrar uno cerca de usted, comuníquese con el club local de la Asociación del Alzheimer.
  • Comparta sus pensamientos y sentimientos con los demás. No guarde todo eso adentro. Si no se siente cómodo hablando con su familia o amigos, siempre podrá hablar con su médico, miembros de la iglesia o con un terapeuta profesional.

Sea honesto con su familia y amigos

  • Hable con su cónyuge u otros familiares cercanos sobre sus pensamientos, temores y anhelos. Su familia puede ayudarle a planificar el futuro, incluso a tomar decisiones sobre el cuidado de la salud, así como acerca de asuntos legales y financieros.
  • Hable francamente con sus hijos sobre su enfermedad. Comprenda que es posible que estén preocupados, confundidos, molestos o asustados. Si es adecuado, deje que sus hijos participen en las discusiones y decisiones que afectan a toda la familia.
  • Es probable que sus amigos o vecinos no sepan cómo reaccionar a su diagnóstico. Posiblemente sientan que no saben qué decir o cómo ayudar y es probable que esperen a que usted tome la iniciativa. Invite a sus amigos a pasar tiempo con usted. No tenga miedo de pedir ayuda cuando la necesite.

Maneje su carrera profesional

  • Tome en cuenta que, mientras los síntomas progresan, es posible que sea difícil realizar ciertas tareas laborales.
  • Planifique cuándo y cómo decirle a su jefe, supervisor o gerente.
  • Dígale al gerente que le gustaría continuar trabajando tanto como sea posible y pídale que sea flexible. Las posibilidades incluyen trabajar menos horas, reducir las responsabilidades o cambiar de puesto.
  • Trabaje con el departamento de recursos humanos para asegurarse de aprovechar todos sus beneficios como empleado. Investigue las opciones de jubilación temprana.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 09/12

Compartir: