Arritmia | Síntomas

Compartir:

¿Cuáles son los síntomas de la arritmia?

Llame a su médico si tiene alguno de estos síntomas, en especial si tiene enfermedad cardíaca o si ha tenido un ataque cardíaco.

  • Palpitaciones o golpeteo rápido en el pecho
  • Sensación de cansancio o aturdimiento
  • Desmayo
  • Falta de aire
  • Dolor de pecho

En algún momento u otro, la mayoría de las personas han sentido que el corazón se aceleraba o saltaba un latido. Estos cambios ocasionales pueden producirse debido a las emociones o al ejercicio fuertes. Por lo general, no son una causa de alarma. Las arritmias que se producen más a menudo o que causan otros síntomas pueden ser más graves y necesitan analizarse con su médico.

¿Es grave una arritmia?

En la mayoría de las personas, las arritmias son menores y no son peligrosas. Sin embargo, una pequeña cantidad de personas tienen arritmias que son peligrosas y requieren tratamiento. Las arritmias también son más graves si usted tiene otros problemas cardíacos. En general, las arritmias que empiezan en las cavidades cardíacas inferiores (que se llaman ventrículos) son más graves que las que empiezan en las cavidades superiores (que se llaman aurículas). Su médico hablará con usted sobre el tipo de arritmia que tiene y si necesita tratamiento.

¿Cuáles son algunos de los tipos de arritmias?

  • Fibrilación auricular: El corazón late demasiado rápido y en forma irregular. Este tipo de arritmia requiere tratamiento y puede aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular.
  • Taquicardia auricular paroxística: El corazón tiene episodios cuando late rápido, pero en forma regular. Este tipo de arritmia puede ser desagradable pero, por lo general, no es peligroso.
  • Latidos ectópicos: El corazón tiene un latido adicional. Por lo general, no se necesita tratamiento salvo que tenga varios latidos adicionales seguidos y/u otros problemas en el corazón (como enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca congénita).
  • Taquicardia ventricular y fibrilación ventricular: El corazón late demasiado rápido y es posible que no bombee suficiente cantidad de sangre. Estos tipos de arritmias son muy peligrosos y necesitan un tratamiento inmediato.

Fuente

Acute Management of Atrial Fibrillation: Part II. Prevention of Thromboembolic Complications by DE King, MD; LM Dickerson, PharmD; JL Sack, MD (American Family Physician julio 15, 2002, http://www.aafp.org/afp/20020715/261.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 09/00

Compartir: