Asma | Ácaros del polvo en el hogar

Compartir:

Obtenga más información sobre esta condición

Medicamentos que pueden empeorar el asma

¿Qué son los ácaros del polvo?

Los ácaros del polvo son diminutos insectos que viven en el hogar. Miden alrededor de 1/100 de pulgada, que es más pequeño que el punto al final de esta oración. Los ácaros del polvo se alimentan de la caspa de las mascotas y de los seres humanos (células de piel muerta que se encuentran en el aire y sobre las superficies en los hogares) y sus desechos son la causa principal de las alergias y el asma. Los síntomas de la alergia provocada por los ácaros del polvo incluyen estornudo, goteo nasal, comezón en la nariz y congestión nasal. Si tiene asma, los ácaros del polvo pueden aumentar la sibilancia y hacer que necesite más medicamento para el asma. Puede tener más síntomas del asma por la noche, cuando se acuesta en una cama infestada con ácaros del polvo. Reducir la cantidad de ácaros del polvo en el hogar es un paso importante si usted o algún familiar tienen alergias o asma.

Los ácaros del polvo prefieren las áreas cálidas y húmedas llenas de polvo. Las almohadas, los colchones, las alfombras y los muebles son excelentes lugares para vivir. Limpiar cada uno de estos lugares puede generar una verdadera diferencia en la cantidad de ácaros del polvo en el hogar.

¿Qué hago primero?

Empiece en el dormitorio. La mayoría de los ácaros del polvo en el hogar viven en el colchón. Coloque una cubierta de hilado cerrado a prueba de polvo sobre el colchón. Lave las sábanas y las mantas con agua muy caliente todas las semanas. Lave la almohada todas las semanas o colóquele una cubierta a prueba de polvo. (La funda de la almohada se coloca por encima de la cubierta).

El agua usada para lavar las sábanas y las mantas debe ser de entre 130 °F y 140 °F. Esta temperatura es más alta de la recomendada para su calentador de agua, debido a que el agua por encima de los 120 °F puede quemar a los niños si encienden el agua caliente por sí mismos. Si no desea que el calentador de agua alcance esta temperatura, puede lavar las sábanas y las mantas en lavanderías comerciales.

Su dormitorio debe tener un piso de madera, baldosas o linóleo, en lugar de alfombra. La cantidad de ácaros del polvo puede aumentar rápidamente en la alfombra. Si debe usar una alfombra, intente no colocarla sobre concreto debido a que el cálido espacio entre una alfombra y el concreto es un buen lugar para que vivan los ácaros.

¿Qué otra cosa puedo hacer?

Pasar la aspiradora sobra las alfombras y los tapizados todas las semanas puede ser de ayuda. Las aspiradoras con filtros de alto rendimiento levantan más ácaros del polvo, pero incluso las aspiradoras estándares serán de ayuda. Los muebles de plástico o de madera sin demasiado acolchado también pueden ayudar a hacer que la cantidad de ácaros del polvo en el hogar no aumente. Debido a que los ácaros del polvo prefieren los lugares cálidos y húmedos, mantenga baja la humedad del hogar usando un deshumidificador y encendiendo el aire acondicionado. Los filtros de aire especiales también pueden ayudar a reducir los ácaros del polvo que se encuentran en el aire.

Use un paño o un trapo húmedos todas las semanas para limpiar las superficies donde pueda recolectarse polvo. Esto incluye las encimeras, los estantes y los alféizares. Si sus hijos tienen alergias, asegúrese de comprarles animales de peluche que pueda colocar en el lavarropas.

¿Pueden ayudar los medicamentos para la alergia?

Se encuentran disponibles medicamentos para la alergia de venta libre y con receta médica para ayudar a controlar los síntomas de la alergia.

Si los ácaros del polvo empeoran los síntomas del asma o si toma más medicamento para el asma que lo habitual, asegúrese de consultar a su médico. Su médico podría recomendarle cambiar a un nuevo medicamento que pueda controlar mejor los síntomas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 07/10
Creado: 09/00

Obtenga más información sobre esta condición

Medicamentos que pueden empeorar el asma

Compartir: