Quiste de la glándula de Bartolino | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se tratan los quistes de la glándula de Bartolino?

El tratamiento puede depender del tamaño del quiste, de cuán doloroso sea, de si está infectado y de su edad. En algunos casos, un quiste pequeño puede tratarse sumergiéndose en unas pocas pulgadas de agua tibia (que se llama baño de asiento) varias veces al día, por 3 ó 4 días. Esto permite que el quiste se rompa y drene con poco dolor o molestias. En otros casos, el médico puede realizar un procedimiento menor en el consultorio. Durante este procedimiento, el médico hace una incisión y coloca un tubo pequeño, que se llama catéter, dentro del quiste. El catéter permanece en ese lugar de 4 a 6 semanas y drena el líquido. Luego, el catéter se quita con facilidad en el consultorio del médico. Si tiene colocado el catéter, puede continuar con sus actividades normales, aunque debe hablar con su médico sobre la actividad sexual mientras el catéter está colocado.

Otro procedimiento que también puede realizarse en el consultorio del médico es hacer un pequeño corte en el quiste para drenar el líquido. Se colocan puntos en el borde del quiste para permitir que se forme una pequeña abertura. Este procedimiento se llama marsupialización. Es posible que tenga una secreción leve por algunas semanas. Los protectores diarios deberían ser lo único que necesita para cuidar de esta secreción.

Procedimientos menos comunes suponen el uso de un láser o la extracción quirúrgica de la glándula entera. Ambos procedimientos se realizan, por lo general, en un quirófano ambulatorio como cirugía sin hospitalización.

¿Volverá a salir el quiste?

Es posible que los quistes de la glándula de Bartolino vuelvan a salir después del tratamiento, a menudo, años después. Los quistes pueden tratarse nuevamente, y las glándulas de Bartolino pueden extraerse por completo si los quistes se repiten a menudo.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 09/00

Compartir: