Cáncer de seno | Diagnóstico y pruebas

Compartir:

¿Cómo puedo detectar el cáncer de seno en forma temprana?

La mejor manera de detectar bultos en el seno es hacer 2 cosas:

  • Hacerse mamografías regulares (por lo general cada 2 años a partir de la edad de 50 años. Si tiene menos de 50 años, hable con su médico sobre sus factores de riesgo de tener cáncer de seno, incluidos sus antecedentes familiares, para decidir si las pruebas de detección mamográficas son adecuadas para usted).
  • Hablar con su médico de familia sobre si es necesario que se realice un examen de los senos.Hacer esto le da la mayor probabilidad de detectar el cáncer lo más temprano que pueda. Detectar el cáncer de seno en forma temprana facilita mucho el tratamiento y hace que sea más eficaz.

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es la forma más eficaz de detectar el cáncer de seno en forma temprana, hasta 2 años antes de que el bulto alcance el tamaño suficiente para sentirlo. Una mamografía es un tipo especial de radiografía de los senos. La cantidad de radiación que se usa en la radiografía es muy pequeña y no es perjudicial.

Las mamografías detectan el cáncer porque la parte con cáncer es más densa (gruesa) que la parte normal del seno. Un radiólogo observará las radiografías para buscar signos de cáncer u otros problemas mamarios.

¿Cómo se realiza una mamografía?

Se apoyará su seno sobre una plataforma y la máquina para hacer radiografías le presionará lentamente el seno hasta que sienta presión. Esta presión es necesaria para extenderle el seno de modo tal que se pueda tomar una mejor radiografía. La radiografía lleva 1 ó 2 minutos, y todo el proceso, por lo general, no lleva más de alrededor de 20 minutos.

¿Provoca dolor hacerse mamografías?

Las mamografías pueden provocar incomodidad. Pero no llevan mucho tiempo. Planificar hacerse la mamografía poco tiempo después de su periodo podría provocarle menos incomodidad. Los senos pueden estar menos sensibles al tacto en este momento.

¿Con qué frecuencia debo hacerme una mamografía?

Las mujeres de 50 años o más deben hacerse una mamografía cada 2 años. Si usted tiene factores de riesgo de cáncer de seno, como antecedentes familiares de cáncer de seno, su médico podría recomendarle hacerse mamografías más a menudo o empezar a hacérselas antes.

¿Cuándo debo hablar con mi médico sobre un cambio en mi seno?

Aunque no existe evidencia de que los autoexámenes de los senos puedan ayudar a prevenir el cáncer de seno, es posible que la ayuden a familiarizarse con cómo se sienten los senos normalmente, de manera que podrá notar cualquier cambio con más facilidad. Hable con su médico si nota cualquiera de los cambios que se mencionan a continuación.

Cambios a los que se debe prestar atención en los senos

  • Cualquier bulto nuevo (que puede ser doloroso o sensible al tacto o no).
  • Engrosamiento inusual de los senos.
  • Secreción pegajosa o sanguinolenta de los pezones.
  • Cualquier cambio en la piel de los senos o los pezones, como pliegues o formación de hoyuelos.
  • Aumento inusual en el tamaño de un seno.
  • Un seno está inusualmente más bajo que el otro.

Fuente

Screening for Genetic Risk of Breast Cancer by TC Rosenthal, SM Puck (American Family Physician enero 01, 1999, http://www.aafp.org/afp/990101ap/99.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 01/99

Compartir: