Cáncer | Prevención

Compartir:

Obtenga más información sobre esta condición

Opciones de dieta para prevenir el cáncer

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de tener cáncer?

Desafortunadamente, algunos factores de riesgo de cáncer (como antecedentes familiares) están fuera de su control. Pero existen algunas medidas que puede tomar todos los días para mejorar su salud y reducir su riesgo de tener cáncer. Las mejores maneras de reducir su riesgo de tener cáncer son dejar de fumar y mantener un peso saludable, estar activo y seguir una dieta saludable. Limitar la cantidad de alcohol que toma también es importante, como también lo es limitar su exposición a la luz solar o a las camas solares. Si usted ha superado un cáncer, estos mismos hábitos de estilo de vida pueden ayudarlo a permanecer saludable.

Consultar a su médico en forma regular también puede ayudar. Según su edad y sus antecedentes médicos, es probable que su médico le realice análisis (que se llaman pruebas de detección) para intentar detectar los signos tempranos de determinados tipos de cáncer. Para la mayoría de los tipos de cáncer, cuanto antes se detecte el cáncer y comience el tratamiento, mayores son las probabilidades de recuperación.

¿Por qué es importante mi peso?

Alcanzar y mantener un peso saludable reduce su riesgo de tener muchos tipos de cáncer. Mantener un peso saludable también ayudará a reducir su riesgo de tener otras afecciones, como enfermedades cardíacas y diabetes. Pregunte a su médico cuál sería un peso saludable para usted. Si usted está por encima del peso saludable, incluso perder solo del 5 al 10% de su peso actual puede beneficiar su salud.

¿Por qué es importante hacer actividad física?

Hacer actividad física en forma regular puede reducir su riesgo de tener varios tipos de cáncer, incluidos el cáncer colorrectal y el cáncer de seno. Hacer ejercicio ayuda a fortalecer los huesos, aumentar la masa muscular y reducir la grasa corporal. También puede ayudar a mejorar la autoestima y aumentar la fuerza cardíaca y la fuerza muscular. La actividad física regular también es importante para quienes superaron el cáncer debido a que puede ayudar a reducir el cansancio y el estrés.

La mayoría de los adultos pueden hacer actividad moderada sin consultar primero a su médico. Sin embargo, si usted es un hombre mayor de 40 años o una mujer mayor de 50 años, o si ha superado el cáncer, hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicios.

Intente hacer, al menos, 30 minutos de actividad de 4 a 6 veces por semana. Intente mantener un nivel de actividad de intensidad mediana a alta. Puede volverse más activo agregando un poco de actividad a su rutina diaria. Por ejemplo, intente subir por las escaleras, en lugar de usar el elevador. Salga a caminar durante un descanso para tomar un café o durante el almuerzo.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 06/02

Obtenga más información sobre esta condición

Opciones de dieta para prevenir el cáncer

Compartir: