Cáncer | Opciones de dieta para prevenir el cáncer

Compartir:

¿Pueden determinadas elecciones alimentarias reducir mi riesgo de tener cáncer?

Hay estudios en curso en los que se está investigando si determinados alimentos y nutrientes pueden reducir el riesgo de tener algún tipo específico de cáncer. Se ha vinculado el consumo de más verduras y frutas con un riesgo más bajo de tener cáncer de pulmón, de boca, de esófago, de estómago y de colon. Pero los investigadores no saben cuáles de los nutrientes específicos de las frutas y las verduras son más eficaces.

Algunos hallazgos indican que el calcio y la vitamina D pueden reducir el riesgo de tener cáncer colorrectal. Sin embargo, estos resultados no han sido uniformes. La evidencia también sugiere que el ácido fólico puede reducir el riesgo de tener cáncer. Se necesitan más investigaciones antes de recomendar elecciones alimentarias específicas. Mientras tanto, usted puede reducir el riesgo de tener problemas de salud consumiendo, al menos, 5 porciones o más de una variedad de verduras y frutas de diferentes colores todos los días. Una dieta saludable también incluye granos enteros y es baja en grasas, colesterol, sal y azúcar.

¿Qué cosas específicas puedo hacer para mejorar mi dieta?

Una dieta saludable incluye una variedad de frutas, verduras, granos enteros, legumbres (frijoles secos y arvejas), nueces y semillas. Para obtener proteínas adicionales, considere consumir cantidades moderadas de pescado, carne de ave, carnes magras, y productos lácteos bajos en grasas y sin grasas.

Determinadas grasas deben ser parte de una dieta saludable. Pueden reducir el riesgo de enfermedades. Los estudios han mostrado que consumir grasas "buenas" en lugar de grasas saturadas puede ayudar a reducir el nivel de colesterol total. Estas grasas "buenas" incluyen las siguientes:

  • Grasas monoinsaturadas: se encuentran en el aceite de colza, de oliva, de aguacate y de cacahuate, y en los aceites de otras nueces. También se encuentran en las legumbres, las aceitunas, las semillas, las nueces, las mantequillas de nueces y los aguacates frescos.
  • Grasas poliinsaturadas: se encuentran en aceites vegetales como el aceite de maíz, de girasol y de cártamo, y en las semillas de sésamo, las semillas de girasol, el maíz, la soya y muchos otros tipos de granos, legumbres, nueces y semillas.
  • Ácidos grasos omega-3: por lo general, se encuentran en los pescados "grasos", como el salmón, el arenque, las sardinas y la caballa. También se encuentran en las semillas de lino, el aceite de semillas de lino y las nueces de nogal.

Los ácidos grasos omega-3 del pescado son especialmente buenos para la salud. Por ejemplo, los estudios han mostrado que pueden disminuir el riesgo de inflamación o ataque cardíaco si está en riesgo de tener alguna enfermedad cardíaca.

¿Qué son los fitoquímicos?

Los fitoquímicos son sustancias que se encuentran en los alimentos de origen vegetal. Algunos expertos sugieren que las personas pueden reducir el riesgo de tener cáncer comiendo más frutas, verduras y otros alimentos que contienen fitoquímicos. También pueden mantener la salud de los huesos, del corazón y del cerebro.

Entre los tipos comunes de fitoquímicos se incluyen el betacaroteno, la vitamina C, el ácido fólico y la vitamina E. Las buenas fuentes de fitoquímicos incluyen el brócoli, el coliflor, la zanahoria, el tomate, el ajo, las arvejas y los frijoles (incluida la soya), los granos enteros, las nueces, las semillas de lino y la toronja.

¿Debo consumir hierbas o suplementos dietéticos?

Es fácil entusiasmarse con las afirmaciones de que el último suplemento dietético prevendrá o curará el cáncer. Es posible que las afirmaciones de las publicidades y los informes de los medios de comunicación solo transmitan parte de la historia. Asegúrese de hablar con su médico de familia antes de agregar hierbas o suplementos a su dieta. A diferencia de los medicamentos de venta con receta y de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés), estos productos no se someten al mismo proceso de pruebas para verificar si funcionan bien y son seguros. Realizar cambios extremos en su dieta puede ponerlo realmente en riesgo de tener nuevos problemas de salud.

¿Qué alimentos pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer?

Aunque no hay evidencia clara sobre si determinados alimentos previenen el cáncer, las investigaciones muestran que ciertos alimentos pueden aumentar su riesgo de tener cáncer. Entre estos se incluyen los siguientes:

  • Carnes altamente procesadas: como el jamón, el tocino, la salchicha, el salame y la salchicha ahumada. Pueden aumentar su riesgo de tener cáncer colorrectal si los come con demasiada frecuencia.
  • Alimentos altos en grasas saturadas: pueden contribuir con el aumento de peso. Tener sobrepeso aumenta el riesgo de tener muchos tipos de cáncer.
  • Alcohol: aumenta el riesgo de tener cáncer de boca, de garganta, de esófago, de hígado, de seno y del área colorrectal. Si usted bebe alcohol, no tome más de 2 bebidas por día si es hombre ni más de 1 bebida por día si es mujer. Una bebida es una botella de cerveza (4.5% de alcohol) de 12 onzas, una copa de vino (12.9% de alcohol) de 5 onzas o 1.5 onzas de bebidas destiladas de 40° (80 proof).

¿Qué enfermedades puede una dieta saludable ayudar a prevenir?

Las investigaciones han mostrado que una dieta saludable reduce el riesgo de desarrollar determinados tipos de cáncer, diabetes tipo 2, osteoporosis y enfermedades cardíacas.

Otro beneficio de una buena nutrición es que ayuda a mantener un peso saludable. Cargar demasiado peso aumenta el riesgo de tener determinados tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, presión arterial alta y muchos otros problemas de salud. Seguir una dieta alta en fibras y baja en grasas, y hacer ejercicio en forma regular puede ayudarlo a bajar de peso y mantenerse así.

 

Este contenido fue desarrollado con el apoyo general de Nature Made®.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 09/11

Compartir: