Cáncer colorrectal | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata el cáncer de colon o de recto?

Si tiene cáncer de colon o de recto, es probable que su médico hable con usted sobre las diversas opciones de tratamiento.

  • La cirugía para extraer el tumor, por lo general, es el principal tratamiento para el cáncer de colon y de recto.
  • La quimioterapia es un tratamiento con fármacos que destruyen las células cancerosas. La quimioterapia, por lo general, se usa cuando existe un riesgo de que reaparezcan el cáncer de colon o de recto.
  • La radioterapia, que a veces también se llama radiación, es un tratamiento con rayos X, que destruye las células cancerosas. La radioterapia puede usarse antes o después de la cirugía para el cáncer de recto. A veces, tanto la radioterapia como la quimioterapia se usan después de la cirugía.

¿Qué es la clasificación del cáncer en etapas?

Los médicos usan un sistema de etapas para llevar un registro del nivel del cáncer de colon o de recto. Estas etapas se conocen como etapa I, etapa II, etapa III y etapa IV. La etapa describe cuán profundo se encuentra el cáncer en la pared del colon o del recto y cuánto se ha propagado el cáncer a los ganglios linfáticos (pequeñas estructuras que producen y almacenan células que combaten las infecciones) o a otros órganos.

La etapa I del cáncer es la primerísima etapa. La etapa IV es la etapa más avanzada. Cuanto más alta es la etapa del cáncer, más se ha propagado el cáncer y menos probabilidades tiene de curarse. Los médicos también usan la clasificación en etapas para determinar si se deben usar tratamientos adicionales (como la radiación o la quimioterapia) para prevenir que reaparezca el cáncer después de la cirugía.

¿Qué significa cáncer en etapa I?

Cáncer de colon o de recto en etapa I significa que el tumor solo se encuentra en la capa interna del colon o del recto y que no se ha propagado a través de la pared del colon o del recto. El cáncer en etapa I tiene una buena probabilidad de curarse. Para esta etapa del cáncer de colon o de recto, la cirugía por sí sola tiene una alta tasa de curación. Por lo general, no se necesitan la quimioterapia ni la radioterapia.

¿Qué significa cáncer en etapa II?

Cáncer de colon o de recto en etapa II significa que el tumor ha ingresado más en la pared que el cáncer en etapa I y, posiblemente, en el tejido cercano. Si el cáncer se encuentra en el recto, su médico podría recomendarle que se realice terapia de radiación y quimioterapia antes de la cirugía para extraer el tumor. Sin embargo, para las personas que tienen cáncer de colon, todavía hay algunas controversias sobre si es mejor que se realicen quimioterapia antes o después de la cirugía. Hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas de este tratamiento.

Algunos tipos de cáncer en etapa II tienen un alto riesgo de recurrencia (reaparecer). El tumor que se extrae en la cirugía se examinará en un laboratorio para ayudar a su médico a determinar si el cáncer tiene un alto riesgo de recurrencia. Si tiene cáncer en etapa II con un alto riesgo de recurrencia, es posible que su médico le recomiende que también se realice quimioterapia durante alrededor de 6 meses después de la cirugía. Podría usarse radiación para intentar destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado.

¿Qué significa cáncer en etapa III?

Cáncer de colon o de recto en etapa III significa que el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos. El riesgo de que reaparezca el cáncer es alto. Los estudios de investigación recientes de pacientes que tienen cáncer en etapa III muestran que cuando se usan quimioterapia, radiación o ambos además de la cirugía, las tasas de supervivencia son mejores y el cáncer tiene menos probabilidades de reaparecer.

¿Qué significa cáncer en etapa IV?

Cáncer de colon o de recto en etapa IV significa que el cáncer se ha propagado a otra parte del cuerpo, como el hígado o los huesos. Esta propagación se llama metástasis distante. Un cáncer metastásico en etapa IV casi nunca es curable. La quimioterapia se ofrece a personas que tienen cáncer de colon o de recto en esta etapa para controlar los síntomas y prolongar la supervivencia.

¿Cómo se usa la quimioterapia para tratar el cáncer de colon y de recto?

Los fármacos de quimioterapia se usan para destruir las células cancerosas que pueden haber quedado después de extraer un tumor mediante cirugía. La quimioterapia, por lo general, se combina con otro tratamiento que se llama inmunoterapia. Durante la inmunoterapia, una persona toma fármacos que ayudan al sistema inmunitario a combatir el cáncer. Las investigaciones han demostrado que la combinación de quimioterapia (para destruir el cáncer) e inmunoterapia (para ayudar al sistema inmunitario a combatir el cáncer) es más beneficiosa para prevenir la propagación del cáncer de colon y de recto que la quimioterapia por sí sola.

Hay muchos fármacos diferentes disponibles para los tratamientos de quimioterapia e inmunoterapia. Su médico lo ayudará a determinar qué fármacos son adecuados para sus necesidades de tratamiento.

¿Cuándo se usa la radioterapia?

La radioterapia puede usarse para tratar el cáncer de colon y de recto. Con el cáncer colorrectal, existe un riesgo de que reaparezca el cáncer en el área pélvica. La radiación reduce este riesgo. Si usted tiene cáncer colorrectal en etapa II o III, el riesgo de que reaparezca el cáncer es lo suficientemente alto para justificar el uso de radioterapia además de cirugía. Se ha demostrado que la quimioterapia y la radioterapia juntas mejoran el resultado del tratamiento para el cáncer de recto.

En muchos centros médicos, se usa la terapia de radiación antes de la cirugía para el cáncer rectal, a fin de reducir el tamaño del tumor y prevenir el regreso del cáncer en esa área. En otros hospitales, la radiación se usa después de la cirugía, solo si hay un mayor riesgo de que regrese o que se propague el cáncer.

¿Qué sucede con los efectos secundarios?

El tratamiento para el cáncer afecta de manera diferente a las personas. Algunas personas tienen pocos efectos secundarios o no tienen ninguno. Sin embargo, los efectos secundarios del tratamiento para el cáncer, en muchos casos, hacen que las personas se sientan muy indispuestas.

Su médico le dirá qué tipos de efectos secundarios se podrían esperar de su tratamiento para el cáncer. También le dirá qué efectos secundarios son poco habituales y cuándo debe llamar al consultorio del médico.

¿Qué son los programas de investigación clínica?

Aunque el uso de la quimioterapia y la radioterapia después de la cirugía para el cáncer de colon y de recto hoy en día es una práctica estándar, los médicos quieren saber más. Estos tratamientos se están estudiando, a fin de mejorar los resultados. Es posible que tenga la oportunidad de participar en un programa de investigación clínica para ayudar a los médicos a obtener información sobre qué fármacos son más eficaces o de cuál es el mejor momento o la mejor duración del tratamiento. Su médico puede ayudarlo a decidir si quiere participar en un programa de investigación clínica.

Me han diagnosticado cáncer de colon. ¿Con qué frecuencia debo realizarme un análisis de sangre?

Es probable que deba realizarse un análisis de sangre de antígeno carcinoembrionario (CEA, por sus siglas en inglés) cada 3 meses durante los primeros 2 años después de recibir el diagnóstico de cáncer. Su médico le recomendará con qué frecuencia debe controlarse en lo sucesivo. El análisis de CEA, combinado con tomografías computarizadas (CT), puede mejorar la supervivencia. Hable con su médico sobre con qué frecuencia debe realizarse una CT. La mayoría de las personas deben realizarse una colonoscopia 1 año después de la cirugía y repetirla cada 3 años.

Fuente

Update on Colorectal Cancer by DR Rudy, MJ Zdon (American Family Physician marzo 15, 2000, http://www.aafp.org/afp/20000315/1759.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 09/00

Compartir: