Depresión | Cómo tratar los pensamientos suicidas

Compartir:

¿Qué son los pensamientos suicidas y el suicidio?

Los pensamientos suicidas son ideas acerca de hacerse daño a usted mismo o quitarse la vida. El suicidio es la acción de quitarse la vida a usted mismo.

Los pensamientos suicidas pueden incluir:

  • Sentirse atrapado o desesperado, como que necesita un escape
  • Sentir que es demasiado doloroso, agobiante o triste seguir viviendo
  • Concentrarse en la muerte, en morir o en la violencia
  • Sentir que los amigos y la familia estarían mejor sin usted

Una persona que es suicida puede:

  • Hacer declaraciones tales como “Desearía estar muerto” o “Desearía no haber nacido”
  • Pensar en o realmente encontrar maneras de cometer el suicidio, tal como comprar un arma
  • Distanciarse de los amigos, la familia y las situaciones sociales
  • Despedirse de la familia y los amigos, como si no lo fueran a ver otra vez
  • Abusar del alcohol o drogas, o involucrarse en actividades riesgosas
  • Tener cambios en la personalidad o cambios en el estado de ánimo

¿Qué ocasiona los pensamientos suicidas?

Los pensamientos suicidas pueden ocurrir a cualquiera, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, por varias razones. Por lo general, los pensamientos suicidas ocurren cuando una persona experimenta un intenso dolor emocional y no encuentra una salida. Las situaciones que provocan este tipo de dolor son diferentes para cada persona.

Aunque parezca que su dolor nunca acabará, sepa que con frecuencia los pensamientos suicidas los causa un problema de salud tratable, tal como la depresión. La depresión es una condición médica grave que cambia los químicos en su cerebro y afecta los estados de ánimo, pensamientos y emociones. Puede dificultar o hacer imposible que se sienta feliz, que recuerde los buenos momentos o que encuentre la solución para sus problemas. Incluso si ha recibido tratamiento para la depresión anteriormente, es probable que deba intentar con otros tratamientos antes de encontrar uno que funcione para usted.

¿Cómo puede alguien lidiar con los pensamientos suicidas?

Con paciencia. No debe actuar de acuerdo con sus pensamientos suicidas. Hágase a usted mismo la promesa de que se dará tiempo para pedir ayuda y buscar un tratamiento.

Busque ayuda. No está solo. Es probable que sienta que sus seres queridos no se preocupan por usted o que ellos estarían mejor sin usted. Sin embargo, aunque en este momento no parezca así, las personas desean ayudarlo. Así que dígale a alguien lo que está pasando. Llame a un amigo o familiar, al médico de su familia o a alguien de la iglesia. O bien, llame a National Suicide Prevention Lifeline (1-800-273-TALK).

Evite las situaciones que desencadenan los pensamientos suicidas. Estas situaciones son diferentes para cada persona, pero los desencadenantes comunes incluyen estar solo, beber alcohol y tomar drogas. Por el contrario, dedique tiempo a su familia o amigos cada día. Haga que su casa esté segura al deshacerse del alcohol, drogas y cosas que utilizaba o tenía pensado utilizar para hacerse daño.

Cuide su salud y bienestar. Siga los consejos de su médico sobre la comida y el ejercicio. Duerma lo suficiente. Aprenda cómo lidiar con el estrés. Busque y haga actividades que disfrute. Si está tomando medicamentos para tratar la depresión, tome la cantidad correcta en el momento apropiado.

 

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 09/12

Compartir: