Neuropatía diabética | Prevención

Compartir:

¿Qué puedo hacer para evitar la neuropatía diabética?

Lo más importante es mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control Tome sus medicamentos y/o aplíquese la insulina exactamente como se lo indique su médico. Siga una dieta saludable. Si tiene sobrepeso, pida ayuda a su médico para bajar de peso. Haga mucho ejercicio.

¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas en los pies provocados por la neuropatía diabética?

Mantenga el nivel de azúcar en la sangre lo más cerca posible de los niveles normales. Además, siga las indicaciones de su médico con respecto a la dieta y el ejercicio. Aplíquese la insulina o tome su medicamento exactamente como le fue indicado. A continuación presentamos algunas otras maneras de proteger sus pies:

  • Lávese los pies todos los días con agua tibia (no caliente) y jabón suave.
  • Séquese bien los pies, en especial, entre los dedos de los pies. Use una toalla suave y séquese dándose suaves palmadas; no se refriegue.
  • Mantenga suave la piel de sus pies aplicando una crema o loción de lanolina, en especial en los talones. Si la piel se agrieta, hable con su médico sobre cómo tratarla.
  • Mantenga los pies secos poniéndose talco no medicinal antes de ponerse el calzado, los calcetines o las medias.
  • Examínese los pies todos los días. Es posible que necesite un espejo para mirar la parte de abajo de los pies. Llame a su médico si tiene enrojecimiento, hinchazón, dolor que no desaparece, entumecimiento u hormigueo en cualquier parte del pie.
  • No trate callosidades, callos o juanetes sin hablar primero con su médico.
  • Córtese las uñas de los pies en forma recta para evitar las uñas encarnadas. Remojar las uñas de los pies en agua tibia podría ayudar a ablandarlas antes de cortarlas. Lime los bordes de las uñas de los pies cuidadosamente.
  • No permita que los pies estén muy fríos ni muy calientes.
  • No ande descalzo.

¿Qué debo buscar cuando elijo calzado y calcetines?

  • No use el calzado sin calcetines.
  • No use sandalias ni calzado con puntera abierta.
  • Evite el calzado de tacón alto y el calzado en punta.
  • Use calcetines bien acolchados, o medias que tengan 1/2 pulgada más de longitud que su dedo más largo del pie. No use calcetines elastizados, calcetines de nailon, calcetines con una banda elástica o una liga en la parte superior, ni calcetines con costuras internas.
  • No use calzado incómodo o ajustado que le roce o corte los pies. Si ya ha tenido problemas antes debido a calzado que no le quedaba bien, podría convenirle utilizar calzado hecho a medida.
  • Hable con su médico antes de comprar calzado especial o plantillas.
  • Compre calzado nuevo al final del día, cuando sus pies estén un poco hinchados. Si el calzado es cómodo cuando sus pies están hinchados, probablemente sea cómodo todo el día.
  • Moldee el calzado nuevo poco a poco usándolo no más de una hora al día durante varios días.
  • Cámbiese los calcetines y el calzado todos los días. Tenga al menos 2 pares de calzado para poder cambiarlos día por medio.
  • Mire dentro del calzado todos los días para comprobar que no tengan cosas como grava o forros rotos. Estas cosas podrían rozar los pies y provocar ampollas o llagas.

¿Con qué frecuencia mi médico me examinará los pies?

Su médico o enfermero deben examinarle los pies periódicamente cuando va a una cita. Si está teniendo algún problema, como entumecimiento, llagas o uñas de los pies encarnadas, informe a su médico de inmediato.

Este folleto fue elaborado por la American Academy of Family Physicians (La Academia Estadounidense de Médicos de Familia), con la colaboración de la American Diabetes Association (Asociación Estadounidense para la Diabetes).

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 03/99

Compartir: