Neuropatía diabética | ¿Qué es un yeso de contacto completo?

Compartir:

¿Qué es un yeso de contacto completo?

Un yeso de contacto completo es un yeso usado para tratar úlceras (llagas graves y profundas) en el pie de una persona. Consiste en una envoltura de fibra de vidrio que se coloca muy apretada alrededor de la pierna y el pie, y que tiene una barra en la parte de abajo. La envoltura toca todo el pie, por eso se llama yeso de contacto completo.

El yeso ayuda a proteger la piel del pie. En el lugar donde el yeso se asienta debajo de la úlcera, hay una capa de espuma suave. Esto crea un espacio, de modo que no se pone presión sobre la llaga y esta puede curarse con mayor rapidez. El yeso tiene solo una pequeña cantidad de acolchado alrededor del resto del pie. La barra en la parte de abajo le quita peso al pie cuando está parado o caminando.

¿Por qué necesito un yeso?

Las personas que tienen diabetes, a menudo, tienen problemas en los pies. Parte del problema es que la pérdida de sensibilidad en los pies hace que sea difícil darse cuenta si tiene una ampolla o una llaga. Si las llagas pequeñas no se tratan, pueden empeorar y convertirse en úlceras.

El yeso de contacto completo ayudará a que la úlcera se cure. Si sigue caminando sin el yeso, la úlcera no se curará. El yeso le quita presión a la úlcera.

Usar un yeso de contacto completo ayuda a que la mayoría de las úlceras se curen en 6 a 8 semanas. Es probable que su médico le cambie el yeso 1 ó 2 días después de haberlo puesto. Después de esto, es probable que le pongan un yeso nuevo cada semana hasta que esté listo para usar calzado.

¿Qué necesito saber sobre de mi yeso?

Según el tipo de yeso que tenga, el yeso tardará 30 minutos o 24 horas en secarse, después de que fue colocado por primera vez. Su médico le dirá qué tipo de yeso tiene. Es importante que no ponga peso sobre el yeso mientras este se está secando.

Después de que el yeso se seca, se debe caminar lo menos posible. Los motivos son:

  1. La úlcera se curará en forma más rápida si pone menos presión sobre ella.
  2. La pierna con el yeso es más larga que su otra pierna. Esto puede provocar dolor en la cadera o en la espalda si camina demasiado.
  3. Se tiene menos estabilidad cuando se está usando un yeso. Las probabilidades de caerse y lastimarse aumentan. Mientras menos camine, menos probable es que se caiga. Tenga mucho cuidado en suelo resbaladizo o irregular. Use un bastón para mejorar la estabilidad aun cuando, por lo general, no use un bastón. Si usted ya caminaba de modo inestable antes de usar el yeso, es una buena idea usar un andador.

¿Puedo mojar mi yeso?

No. No podrá tomar baños ni ducharse con regularidad porque tiene que mantener el yeso seco. En cambio, tome baños de esponja.

Intente no salir cuando esté lloviendo. Si debe salir cuando llueve, envuelva el yeso en un bolsa de plástico.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Recuerde que usted no tiene una buena sensibilidad del dolor (capacidad de sentir dolor) en la pierna, por lo que es posible que no pueda sentir si algo anda mal. Debe examinar el yeso (o hacer que alguien lo examine) todos los días. Llame a su médico si nota alguno de los siguientes problemas:

  • El yeso está flojo. El yeso debe ajustarse muy bien a la pierna. Si está flojo, puede rozar la pierna o el pie y provocar una llaga nueva. Un espacio de más de 1/4 pulgada entre el yeso y la pierna es demasiado.
  • Abolladuras, grietas u otros daños en el yeso. Una abolladura u otro daño puede ejercer niveles de presión peligrosos para su pierna, y es posible que no pueda sentirlo.
  • Un olor que proviene del yeso. Este puede ser un signo de infección que ha empezado después de que su médico le puso el yeso.
  • Fiebre (temperatura de 100 °F o más) o un aumento repentino y de origen desconocido de los niveles de azúcar en la sangre.

También llame a su médico si:

  • Tiene mucho dolor en la espalda o en la cadera.
  • Se moja el yeso.
  • Está teniendo problemas con el equilibrio.

¿Hay algo más que deba saber?

Algunos consejos más podrían ayudarlo. Es posible que tenga comezón debajo del yeso. No introduzca nada en el yeso para rascarse porque podría lastimar la piel que está debajo con mucha facilidad.

Cuando esté sentado, ponga la pierna sobre una silla o una almohada siempre que sea posible.

Mientras está durmiendo, podría patear o rozar la otra pierna con el yeso. Esto podría provocar daños en la piel de la otra pierna. Es una buena idea ponerse una media gruesa y suave que le llegue hasta la rodilla en la otra pierna, antes de irse a dormir, o poner una almohada entre las piernas.

Si le gustaría obtener más información sobre cómo la diabetes afecta sus pies, pregunte a su médico.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 09/00

Compartir: