Trastornos de la alimentación | Tratamiento

Compartir:

¿Pueden tratarse los trastornos de la alimentación?

Sí. Para las personas que tienen anorexia, el primer paso es volver a un peso normal. Si usted está desnutrido o muy delgado, es posible que lo hospitalicen. Es probable que su médico le recomiende consultar a un dietista para aprender cómo elegir alimentos saludables y comer a horarios regulares. Tanto para las personas que tienen anorexia como para las que tienen bulimia, es útil la asesoría (hablar sobre qué siente con respecto a su peso y sobre los problemas en su vida) familiar e individual.

¿Cuál es el tratamiento para la anorexia?

El tratamiento de la anorexia es difícil, debido a que las personas que tienen anorexia no creen tener ningún problema. Los pacientes que se encuentran en las primeras etapas de la anorexia (menos de 6 meses o escasa pérdida de peso) pueden recibir tratamiento con éxito sin tener que ingresar en el hospital. Pero para que el tratamiento tenga éxito, los pacientes deben querer cambiar y deben tener familiares y amigos que los ayuden.

Las personas que tienen anorexia más grave necesitan atención en el hospital, por lo general, en una unidad especial para personas que tienen anorexia y bulimia. El tratamiento no solo consiste en cambiar los hábitos de alimentación de una persona. Los pacientes anoréxicos, por lo general, necesitan recibir asesoría durante un año o más, de modo tal que puedan trabajar en el cambio de los sentimientos que están provocando sus problemas de alimentación. Estos sentimientos pueden ser por el peso, por problemas familiares o por problemas de autoestima. A algunos pacientes anoréxicos les ayuda tomar medicamentos que hacen que se sientan menos deprimidos. Estos medicamentos son recetados por un médico y se usan en combinación con asesoría.

¿Cómo pueden ayudar los familiares y los amigos?

Lo más importante que pueden hacer los familiares y los amigos para ayudar a una persona que tiene anorexia es amarla. Las personas que tienen anorexia se sienten seguras, protegidas y cómodas con su enfermedad. Su mayor miedo es subir de peso, y subir de peso se considera una pérdida de control. Es posible que nieguen que tienen un problema. Las personas que tienen anorexia suplicarán y mentirán para evitar comer y subir de peso, que es como renunciar a la enfermedad. Los familiares y los amigos no deben ceder a las súplicas de un paciente anoréxico.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 01/98

Compartir: