Convulsiones febriles | Descripción general

Compartir:

¿Qué es una convulsión febril?

Cuando los niños pequeños tienen una convulsión, a menudo, es provocada por una fiebre superior a 102 °F (38.9 °C). Estas se llaman "convulsiones por fiebre" o "convulsiones febriles". Las convulsiones febriles se pueden producir en niños que tienen entre 6 meses y 5 años, pero son más comunes en niños pequeños que tienen entre 12 meses y 18 meses.

Las convulsiones febriles son atemorizantes, pero no son tan peligrosas como parecen.

¿Cuán graves son las convulsiones febriles?

Por lo general, las convulsiones febriles no son perjudiciales para un niño. Una convulsión febril no provoca daño en el cerebro. Además, su hijo no puede tragarse la lengua durante una convulsión (es físicamente imposible que alguien se trague la lengua). Por lo general, las convulsiones febriles duran algunos minutos. Es muy inusual que una convulsión febril dure más de 5 minutos. Por lo general, un niño que ha tenido una convulsión febril no necesita ser hospitalizado y es probable que no necesite una radiografía ni un electroencefalograma. Es posible que su hijo solo necesite ser visto por su médico de familia para que se determine la causa de la fiebre.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 03/14
Creado: 10/95

Compartir: