Dolores de cabeza | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza?

Los tratamientos más comunes para los dolores de cabeza son el reposo y los analgésicos de venta libre. Estos incluyen aspirina, acetaminofén (una marca: Tylenol), ibuprofeno (una marca: Motrin) y naproxeno (una marca: Aleve).

Cuando elija un analgésico de venta libre, controle la etiqueta para ver cuáles son los posibles efectos secundarios o las interacciones con otros medicamentos que esté tomando. Siempre lea y siga las instrucciones de la etiqueta con cuidado. Si tiene alguna pregunta, consulte con su médico o farmacéutico. Tenga en cuenta que los niños no deben tomar aspirina. La aspirina puede provocar una enfermedad grave que se llama síndrome de Reye en los niños menores de 18 años.

Lo mejor es tratar los dolores de cabeza cuando empiezan y aún son leves; antes de que se vuelvan más dolorosos. Si estos tratamientos comunes no funcionan, hable con su médico de familia. Este puede recetar medicamentos que podrían ayudar a aliviar sus dolores de cabeza.

¿Qué tipos de medicamentos de venta con receta se usan para tratar los dolores de cabeza?

Hay varios medicamentos de venta con receta que pueden usarse para prevenir los dolores de cabeza. Deben tomarse todos los días. Estos medicamentos incluyen los siguientes:

  • Antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina y nortriptilina.
  • Fármacos antiepilépticos, como ácido valproico, gabapentina y topiramato.
  • Betabloqueantes, como propranolol.

Estos medicamentos pueden ayudarlo a tener menos dolores de cabeza. No detendrán todos los dolores de cabeza. El medicamento puede tardar 6 semanas o más en comenzar a funcionar. Hable con su médico sobre si uno de estos medicamentos es adecuado para usted. Es importante que siga las instrucciones de su médico al tomar estos medicamentos. Siempre lleve su medicamento con usted en caso de que llegue a tener un dolor de cabeza.

¿Qué otra cosa puedo hacer para ayudar a combatir mis dolores de cabeza?

Además de tomar medicamentos, seguir una rutina diaria regular también puede ayudar. Por ejemplo, coma en horarios regulares. Otras acciones que se pueden tomar para mitigar el dolor provocado por un dolor de cabeza incluyen las siguientes:

  • Colocar una compresa caliente o una compresa de hielo en la cabeza o en el cuello.
  • Tomar una ducha caliente. Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días.
  • Descansar y dormir lo suficiente.
  • Alejarse durante un tiempo de aquello que resulta estresante. Esto podría significar cualquier actividad desde hacer una breve caminata hasta tomarse unas vacaciones.
  • No se salte el desayuno. Ayunar es una causa común del dolor de cabeza.
  • Hacer ejercicio de todo tipo en forma regular. Aumente el ejercicio hasta alcanzar los 30 a 60 minutos, 4 a 6 veces a la semana. El yoga, la meditación y la terapia de relajación también pueden aliviar dolores de cabeza.

¿Qué sucede con las terapias alternativas y los productos para la salud a base de hierbas?

Algunos pacientes intentan con las terapias alternativas (como la acupuntura o los tratamientos quiroprácticos) para aliviar el dolor de cabeza. Si está considerando hacer una terapia alternativa, hable con su médico sobre los posibles riesgos y beneficios de estos tratamientos.

Si está considerando la posibilidad de tomar un producto para la salud a base de hierbas para aliviar el dolor de cabeza, tenga en cuenta que no se ha probado la seguridad de estos productos. Debe consultar a su médico antes de tomar cualquier producto para la salud a base de hierbas, en especial si usted toma algún medicamento de venta con receta.

¿Qué es una terapia de mente y cuerpo?

La terapia de mente y cuerpo se concentra en las conexiones entre la mente, el cuerpo y la conducta. Los problemas con cualquiera de estos aspectos pueden afectar su salud. Los ejemplos de terapia de mente y cuerpo son la meditación, la relajación muscular, la hipnosis, la biorretroalimentación y un tipo de asesoría que se llama terapia conductual cognitiva.

La biorretroalimentación es una técnica en la que se usan los pensamientos para controlar el cuerpo. La biorretroalimentación puede ayudarlo a tratar problemas de la salud física y mental.

La terapia cognitivo-conductual también se llama terapia de conversación. Este tipo de terapia ayuda a identificar los pensamientos negativos para que pueda detenerlos antes de que provoquen problemas. La terapia cognitivo-conductual se usa a menudo para tratar la baja autoestima y la depresión, pero también puede ayudar a mitigar el estrés en general.

¿Funciona realmente la terapia de mente y cuerpo?

Sí. Algunos estudios muestran que, para determinados tipos de dolores de cabeza, la terapia de mente y cuerpo funciona tan bien como los medicamentos.

¿Cómo puedo aprender a hacer terapias de mente y cuerpo?

Usted puede hacer determinados tipos de terapia de mente y cuerpo por su cuenta:

  • Meditar respirando profundo, cerrando los ojos y concentrándose en su respiración o en un pensamiento positivo.
  • Relajando los músculos aplicando frío o calor sobre el área en tensión. Si el calor funciona para usted, intente tomar una ducha o un baño caliente. Otra posibilidad es intentar con una almohadilla térmica (en una intensidad baja) o una bolsa de agua caliente. Si el frío funciona para usted, intente usar una compresa fría envuelta en una toalla de poco espesor (para protegerse la piel).
  • Hágase masajes en las sienes y en los músculos del cuello y de los hombros. Los masajes también pueden ayudar a relajar los músculos.

Usted podría necesitar ayuda de un profesional para otros tipos de terapia de mente y cuerpo, como la hipnosis y la biorretroalimentación.

Hable con su médico si usted quiere probar la terapia de mente y cuerpo. Este puede recomendar a algún especialista en este tipo de terapia. Su médico también puede ofrecer sugerencias para ayudarlo a sobrellevar el estrés.

¿Qué tratamientos están disponibles para los dolores de cabeza en racimo?

Hay varios tratamientos disponibles para los dolores de cabeza en racimo. Es importante que trabaje con su médico para elegir el tratamiento adecuado para usted, que hable sobre los efectos secundarios de los diferentes medicamentos y que establezca un cronograma para tomar los medicamentos recetados por su médico.

Al principio de un dolor de cabeza en racimo, inhalar oxígeno puro con una máscara puede ayudar a prevenir el ataque. Sin embargo, debido a que los dolores de cabeza aparecen de manera tan repentina, esto no siempre es práctico.

Es probable que su médico recete 2 medicamentos. Un medicamento se toma en forma regular durante todo el período de racimo para reducir la cantidad de dolores de cabeza. Para que los medicamentos funcionen, el nivel del fármaco en la sangre debe ser alto en el momento en que, por lo general, el ataque comienza. Los medicamentos preventivos funcionan bien para reducir la cantidad de dolores de cabeza durante los períodos de racimo.

El segundo medicamento se toma para aliviar el dolor mientras se produce un dolor de cabeza en racimo. Estos medicamentos pueden acortar mucho el dolor de cabeza y reducir su intensidad.  Los ataques empiezan demasiado rápido para que usted tenga tiempo para acceder a ayuda médica. Usted debe estar preparado para tomar este medicamento no bien empieza un ataque. Podría convenirle enseñarle a sus familiares sobre sus dolores de cabeza y los medicamentos, para que puedan ayudarlo cuando usted tiene un ataque.

Los medicamentos tomados por boca funcionan demasiado despacio para aliviar los dolores de cabeza en racimo. Por este motivo, es posible que su médico recete un medicamento que se toma en forma de aerosol nasal, inyección (una "vacuna") o con un supositorio rectal. Otro tratamiento que funciona para algunas personas es usar un anestésico local (medicamento para adormecer un área) en la nariz.

Si bien los dolores de cabeza en racimo son muy dolorosos, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas los sobrellevan muy bien. Es importante que usted colabore con su médico para encontrar el tratamiento adecuado para usted.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 01/93

Compartir: