Fiebre miliaria | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo puedo tratar la fiebre miliaria?

El tratamiento más eficaz para la fiebre miliaria es mantener la piel fresca y seca.

  • Refrésquese. Evite los lugares cálidos y húmedos. Si es posible, permanezca en áreas con aire acondicionado o use ventiladores para hacer que el aire circule. Use compresas frías para bajar la temperatura de la piel afectada.
  • Séquese. Mantenga seca la piel irritada. Use un ventilador para secar la piel en forma más rápida y para reducir la sudoración.
  • Reduzca la fricción. Use ropa suelta para evitar la irritación provocada por el roce de la ropa contra la piel.
  • Trate la fiebre. Si tiene fiebre, trátela con un fármaco de venta libre, como acetaminofén (marca: Tylenol) o ibuprofeno (algunas marcas: Advil, Motrin), según las instrucciones del envase.

Si su sarpullido es grave, es posible que su médico recete una loción para ayudar a aliviar el dolor o las molestias.

¿Cuándo debo ir al médico?

En la mayoría de los casos, la fiebre miliaria desaparece por sí sola. Si la fiebre miliaria no desaparece después de 3 ó 4 días, o si parece empeorar, hable con su médico. En algunos casos, es posible que la fiebre miliaria sea provocada por una infección. Consulte a su médico si la comezón es grave o si el área del sarpullido se hincha o supura. Si se siente mareado, si siente náuseas o se siente confundido, o si tiene problemas para respirar, diríjase a la sala de emergencias de inmediato. Estos síntomas pueden ser signos de enfermedades graves relacionadas con el a calor, como agotamiento por calor o insolación.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 07/09

Compartir: