Colesterol alto | Medicamentos para reducir el colesterol

Compartir:

¿Por qué mi médico me recetó medicamentos para reducir el colesterol?

Reducir el colesterol "malo" (que también se llama LDL, o lipoproteína de baja densidad) puede disminuir el riesgo de tener un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Una serie de cambios en el estilo de vida puede ayudarlo a mejorar el nivel de colesterol. Sin embargo, si estos cambios en el estilo de vida no lo ayudan después de alrededor de 6 meses a 1 año, es posible que su médico le sugiera medicamentos para reducir el colesterol.

Incluso si usted toma medicamentos para reducir el colesterol, es importante continuar con los cambios en el estilo de vida. Seguir una dieta saludable y hacer actividad física pueden hacer que los medicamentos sean más eficaces. Su médico puede darle consejos sobre cómo realizar elecciones de alimentos saludables y sobre cómo incluir actividad física en la rutina diaria.

¿Cuáles son algunos de los medicamentos para reducir el colesterol comunes?

Se utilizan varios tipos de medicamentos para tratar los niveles altos de colesterol. Su médico decidirá qué tipo de medicamentos es adecuado para usted. Es posible que le recete más de 1 de estos fármacos a la vez debido a que las combinaciones de estos medicamentos pueden ser más eficaces.

Las estatinas (que también se llaman inhibidores de la HMG-CoA reductasa) retrasan la producción de colesterol del cuerpo. Estos fármacos también eliminan la acumulación de colesterol de las arterias (vasos sanguíneos).

Las resinas (que también se llaman secuestrantes de ácidos biliares) se unen a los ácidos biliares. Los ácidos biliares ayudan con la digestión y son fabricados por el hígado utilizando colesterol. Cuando las resinas se unen a los ácidos biliares, el cuerpo los elimina. Esto hace que el cuerpo utilice el exceso de colesterol para fabricar más ácidos biliares. Esto reduce el nivel de colesterol LDL.

Los inhibidores de la absorción del colesterol ayudan a reducir el colesterol disminuyendo la cantidad que los intestinos absorben. Este tipo de medicamentos, a menudo, se da en combinación con una estatina.

Los fibratos (que también se llaman derivados del ácido fíbrico) ayudan a reducir el colesterol diminuyendo la cantidad de triglicéridos (grasa) en el cuerpo y aumentando el nivel de colesterol "bueno" (que también se llama HDL, o lipoproteína de alta densidad).

La niacina (que también se llama ácido nicotínico) es una vitamina B. Cuando se da en grandes dosis, puede reducir los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL, y aumentar el nivel de colesterol HDL. Aunque usted puede comprar niacina sin una receta médica, la niacina de venta libre no es eficaz para reducir el colesterol y puede tener efectos secundarios perjudiciales en el hígado. Usted solo debe tomar la niacina que su médico le recete.

¿Los medicamentos para reducir el colesterol tienen algún efecto secundario?

Como todos los medicamentos, estos fármacos pueden provocar efectos secundarios. Sin embargo, por lo general, los efectos secundarios no son graves y no se experimentan muy a menudo.

Los efectos secundarios comunes de los fármacos para reducir el colesterol incluyen los siguientes:

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Dolor abdominal, retortijones, abotagamiento o gases.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Dolores musculares o debilidad.
  • Rubor (piel que se enrojece y se pone tibia).
  • Problemas para dormir.

Informe a su médico lo antes posible si los efectos secundarios se tornan graves.

¿Qué es una interacción farmacológica?

Si usted toma 2 o más medicamentos al mismo tiempo, la manera en que el cuerpo procesa cada fármaco puede cambiar. Cuando esto sucede, el riesgo de tener efectos secundarios provenientes de cada uno de los fármacos aumenta y es posible que cada fármaco no funcione de la manera en que debe hacerlo. Esto se llama "interacción entre fármacos". Las vitaminas y los suplementos a base de hierbas también pueden afectar la manera en que el cuerpo procesa los medicamentos.

Determinados alimentos o bebidas también pueden impedir que los medicamentos funcionen de la manera en que deben hacerlo o empeorar los efectos secundarios. Esto se llama "interacción entre fármacos y alimentos".

Las interacciones entre fármacos y las interacciones entre fármacos y alimentos pueden ser peligrosas. Asegúrese de que su médico conozca todos los medicamentos de venta libre y de venta con receta, las vitaminas y los suplementos a base de hierbas que usted está tomando. Además, hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre o de venta con receta nuevo, o de utilizar una vitamina o un suplemento a base de hierbas.

Es importante tomar los medicamentos exactamente como se lo indique su médico. Pregunte a su médico si necesita evitar algún alimento o bebida mientras utiliza los medicamentos para reducir el colesterol.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/11
Creado: 09/04

Compartir: