VIH y SIDA | El embarazo y el VIH

Compartir:

¿Qué es el VIH perinatal?

Perinatal significa el momento inmediatamente antes e inmediatamente después del nacimiento. VIH es la sigla, en inglés, de virus de inmunodeficiencia humana. El VIH es el virus que ataca el sistema inmunitario y provoca SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Las palabras "VIH perinatal" significan que el VIH ha sido transmitido al bebé recién nacido por la madre.

Las madres que tienen VIH y que no reciben tratamiento y que no dan de mamar tienen una probabilidad de alrededor del 25% de transmitir el VIH a sus bebés. La buena noticia es que el tratamiento con un grupo de fármacos que se llaman antirretrovirales puede reducir esta probabilidad al 2% o menos.

Si estoy considerando la posibilidad de quedar embarazada o si estoy embarazada, ¿debería realizarme una prueba de VIH?

No tiene obligación de realizarse la prueba, pero los médicos recomiendan que todas las mujeres embarazadas se realicen una prueba para detectar la infección por el VIH. Si usted descubre que tiene la infección por el VIH, es posible que elija no tener hijos. Si ya está embarazada cuando lo descubre, tiene tiempo para considerar la posibilidad de comenzar el tratamiento y tomar otras medidas para reducir la probabilidad de que su bebé contraiga la infección por el VIH.

¿Cómo puede mi bebé contraer el VIH perinatal?

Si usted tiene VIH, su bebé puede contraer el VIH de varias maneras: durante el embarazo, durante el trabajo de parto y el parto o durante el amamantamiento. La mayoría de los bebés contraen la infección por el VIH durante el trabajo de parto y el parto. Es posible que las probabilidades de transmitir el VIH a su bebé sean menores si tiene una cesárea. Hable al respecto con su médico.

¿Cómo puedo averiguar si mi bebé tiene VIH?

Durante el embarazo, los anticuerpos (parte del sistema inmunitario que combate los gérmenes) de la madre se transmiten a su bebé. De modo que todos los bebés nacidos de mujeres con VIH tendrán, al principio, un resultado positivo en las pruebas para detectar anticuerpos contra el VIH. Esto no significa que el bebé tenga la infección. Los bebés conservan los anticuerpos de su madre hasta que pueden fabricar los suyos. Esto sucede entre los 6 y 18 meses.

Si el bebé no tiene la infección, perderá los anticuerpos de su madre y comenzará a tener resultados negativos en las pruebas para detectar el VIH en algún momento entre los 6 y los 18 meses.

Si el bebé tiene la infección por el VIH, aún perderá los anticuerpos de su madre, pero comenzará a fabricar anticuerpos contra el VIH. El bebé tendrá un resultado positivo en las pruebas para el VIH y continuará teniéndolo.

Otros análisis de sangre, que se llaman reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) y cultivo de virus, pueden usarse también para hacer un control a los bebés, a fin de detectar la infección por el VIH. Estas pruebas podrían indicar a su médico si su bebé tiene la infección durante los primeros 6 meses. Estas pruebas no están disponibles en todas las clínicas, de modo que pregunte a su médico si se encuentran disponibles.

¿Debería poner fin a mi embarazo si averiguo que soy VIH positiva?

No necesariamente. Debería hablar al respecto con su médico. El tratamiento con medicamentos antirretrovirales puede reducir la probabilidad de que le transmita el VIH a su bebé.

¿Pueden los medicamentos evitar que mi bebé contraiga el VIH?

Los medicamentos no pueden proteger totalmente a su bebé del VIH, pero pueden reducir en forma significativa la probabilidad de que su bebé contraiga el virus. Un medicamento antirretroviral que se llama zidovudina (que también se llama AZT) puede reducir la probabilidad de transmitir el VIH de madre a hijo a menos del 2%. La zidovudina hace más lento el crecimiento del virus, de modo que el sistema inmunitario (que ayuda a combatir los gérmenes y las enfermedades) del bebé puede volverse más fuerte. La zidovudina se usa, a menudo, en combinación con otros fármacos contra el VIH.

¿Dañará la AZT a mi bebé?

Los médicos y los investigadores consideran que la AZT es segura para los bebés por nacer. No se considera que la AZT provoque defectos de nacimiento en los bebés cuyas madres tomen el fármaco durante el embarazo. Sin embargo, el medicamento no se ha utilizado en mujeres embarazadas durante un período lo suficientemente largo como para saber exactamente qué sucederá con sus hijos cuando crezcan. Hable con su médico sobre los beneficios y sobre los riesgos de la AZT.

¿Debo amamantar a mi bebé si tengo VIH?

Debido a que el VIH puede transmitirse al bebé a través de la leche materna, es mejor alimentar a su bebé con biberón si usted tiene la infección por el VIH.

¿A dónde puedo dirigirme para obtener respuestas a mis preguntas sobre el VIH durante el embarazo?

  • Su médico.
  • El departamento de salud local (busque en el directorio telefónico, en la sección del "gobierno" de su ciudad).
  • El Servicio Nacional de Información para el Tratamiento del VIH/SIDA. Llame al 800-448-0440 o ingrese en AIDSinfo.nih.gov.
  • Recursos locales (busque en el directorio telefónico, en la sección VIH o SIDA).

Fuente

Adapted from Pregnancy, HIV, and AZT--What Are My Options? Florida AIDS Education and Training Centers Network, funded by HRSA HHS-BHP grant no. U69 PE00101-05.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 12/10
Creado: 09/00

Compartir: