Enfermedad inflamatoria intestinal | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata la enfermedad inflamatoria intestinal?

Lo mejor que puede hacer es cuidarse bien. Es importante que coma una dieta saludable. Según sus síntomas, su médico puede reducirle la cantidad de fibra o de productos lácteos en su dieta. También es posible que sea necesario limitar o evitar el consumo de cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas. Además de comer bien, necesita descansar lo suficiente y hacer ejercicio en forma regular. También es importante que aprenda a manejar el estrés en su vida. Cuando se siente demasiado disgustado por las cosas que suceden en el hogar o en el trabajo, sus problemas intestinales pueden empeorar.

Es más probable que reciba tratamiento de un equipo de médicos. Este equipo puede incluir a su médico familiar, un gastroenterólogo (un especialista en trastornos estomacales e intestinales) y, posiblemente, un cirujano.

La meta del tratamiento es eliminar la inflamación. Muchos tipos de medicamentos pueden reducir la inflamación, incluidos los fármacos antiinflamatorios, como la sulfasalazina, los corticosteroides, como la prednisona, y los supresores del sistema inmunitario, como la azatioprina y la mercaptopurina. Es posible que un antibiótico, como el metronidazol, también sea útil para matar los gérmenes del intestino, en especial, si tiene la enfermedad de Crohn.

Estos medicamentos pueden administrarse en una de las siguientes maneras:

  • Por vía oral (por boca).
  • Como enema (una inyección de líquido a través del recto).
  • Como supositorio (una cápsula de medicamento que se inserta en el recto y es absorbida por el cuerpo).
  • Por vía intravenosa (en una vena).

Para ayudar a tratar sus síntomas, es posible que su médico le recomiende antidiarreicos, laxantes, analgésicos u otros fármacos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés). Es importante que hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento OTC por su propia cuenta. Es posible que el cuerpo no pueda manejar los efectos del medicamento. Si tiene síntomas graves, como diarrea, fiebre o vómitos, es posible que deba ir al hospital para recibir tratamiento con líquidos y medicamentos especiales que deben administrarse por vía intravenosa.

Por lo general, los esteroides se usan para las personas que tienen una forma más grave de la enfermedad de Crohn. En casos de enfermedad más agresiva, es posible que los esteroides se usen con inmunosupresores o con un medicamento más nuevo que se llama infliximab.

Si la colitis ulcerosa se vuelve tan grave que no puede tratarse con medicamentos, es posible que sea necesario extirpar en forma quirúrgica una parte o la totalidad del colon. Entre el 25% y el 40% de las personas que tienen colitis ulcerosa, eventualmente, necesitan realizarse una cirugía. Por lo general, la enfermedad de Crohn no puede tratarse con cirugía.

Dado que la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa continúan reapareciendo y sus síntomas no pueden predecirse con anticipación, los pacientes que tienen estas enfermedades pueden deprimirse. Si se siente deprimido, hable con su médico de familia. Un medicamento antidepresivo podría ayudarlo a sentirse mejor.

Si tiene IBD, tiene un mayor riesgo de tener cáncer de colon. Hable con su médico acerca de si realizarse pruebas de detección de cáncer de colon en forma regular es adecuado para usted.

¿Cómo puedo obtener más información?

Realizando preguntas, leyendo material informativo y analizando sus tratamientos con su médico, usted podrá entender su enfermedad y manejarla mejor. Los grupos de apoyo para pacientes son útiles, en especial, si tiene una enfermedad grave.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 01/98

Compartir: