Abuso de inhalantes | Descripción general

Compartir:

¿Qué es el abuso de inhalantes?

El abuso de inhalantes es inspirar u esnifar deliberadamente productos de uso doméstico comunes para "estar colocado". Casi cualquier aerosol o solvente líquido puede ser usado como inhalante. Los ejemplos de productos de uso doméstico que es posible que los jóvenes intenten consumir de modo abusivo incluyen los siguientes:

  • Limpiador de hornos.
  • Colas de pegar para el armado de modelos.
  • Pintura en aerosol.
  • Líquido corrector (por ejemplo, Liquid Paper).
  • Diluyente de pintura.
  • Poliuretano.
  • Cemento de contacto.

Una persona puede consumir de modo abusivo los inhalantes de varias maneras. Inspirar las emanaciones del producto en forma directa desde su recipiente se llama "oler". Embeber un trapo en el producto, y colocar el trapo sobre la nariz e inhalar se llama "aspirar". Derramar el producto en una bolsa y sostenerlo sobre la boca y la nariz mientras se inhala se llama "bolsear".

¿Quién podría estar abusando de los inhalantes?

Las personas que abusan de los inhalantes con más frecuencia son los adolescentes, en especial aquellos de 12 a 15 años. Los inhalantes son fáciles de adquirir porque no son ilegales y son baratos. A menudo, los adolescentes prueban los inhalantes antes de probar el alcohol, los cigarrillos o la marihuana.

La mejor manera de evitar que su hijo experimente con inhalantes es hablarle con anticipación. No suponga que su hijo "no haría eso". Hablar con su hijo sobre los peligros de probar las drogas puede ayudarlo a tomar la decisión adecuada.

¿Por qué debo preocuparme por el abuso de inhalantes?

La inhalación de solventes puede provocar que el corazón lata en forma irregular, demasiado rápido o demasiado fuerte, y puede causar muerte súbita. También puede aumentar el riesgo de que su hijo se lesione con una caída, un incendio o un accidente automovilístico (por ejemplo, si su hijo intenta conducir mientras está bajo los efectos de un inhalante).

Los inhalantes impiden que el oxígeno fluya al cerebro y a todos los otros órganos del cuerpo. El abuso continuo puede provocar graves daños y, en última instancia, matar a su hijo como resultado del daño provocado en cada órgano con el tiempo.

Además, si su hijo abusa de los inhalantes, es probable que pruebe otros tipos de drogas, en especial el alcohol y la marihuana.

Fuente

Recognition and Prevention of Inhalant Abuse by CE Anderson, M.D., and GA Loomis, M.D. (American Family Physician septiembre 01, 2003, http://www.aafp.org/afp/20030901/869.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 03/14
Creado: 11/04

Compartir: