Insomnio | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata el insomnio?

Aprender buenos hábitos del sueño puede ayudar a tratar el insomnio. La terapia conductual puede enseñarle buenos hábitos del sueño y, a menudo, es tan eficaz como los medicamentos para dormir de venta con receta. La terapia conductual para el sueño, por lo general, incluye aprender maneras de relajarse y no preocuparse tanto por el sueño. Usted también puede aprender técnicas de relajación muscular y respiración profunda para que lo ayuden a relajarse.

Si un medicamento le está provocando insomnio, es posible que su médico pueda recetar un medicamento diferente para su afección, a fin de ayudarlo a dormir mejor.

¿Una ayuda para dormir de venta libre o un suplemento ayudan?

Si bien no necesita la receta médica de un médico para obtener una ayuda para dormir de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés), es recomendable que consulte con su médico antes de probar una, en especial, si toma cualquier otro medicamento. Las ayudas para dormir OTC no están pensadas para ser usadas durante un período prolongado. Asegúrese de seguir cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta. No beba alcohol mientras esté usando una ayuda para dormir OTC.

Determinados suplementos (por ejemplo, la [LINK] melatonina [LINK] y la valeriana) se venden como tratamientos para el insomnio. Sin embargo, existe poca evidencia científica sobre cuán bien actúan estos productos o cuáles son los efectos a largo plazo de usarlos. Hable con su médico antes de probar uno de estos productos.

¿Las píldoras para dormir de venta con receta ayudarán?

En algunos casos, es posible que su médico recete medicamentos para ayudarlo a dormir y permanecer dormido. Las píldoras para dormir de venta con receta, como eszopiclona, zolpidem y zaleplón, pueden ayudarlo a dormir mejor. Sin embargo, estos medicamentos también pueden tener efectos secundarios, y algunos pueden ser graves. Los efectos secundarios de las píldoras para dormir de venta con receta pueden incluir somnolencia excesiva, problemas para pensar con claridad y problemas en el equilibrio. Los efectos secundarios poco frecuentes, pero graves, incluyen hinchazón facial, reacciones alérgicas graves y conducta inusual cuando está dormido (como conducir o comer alimentos). Por lo general, los médicos no recomiendan usar medicamentos para dormir de venta con receta durante períodos prolongados.

Las píldoras para dormir de venta con receta no son una cura para el insomnio. Si bien pueden ayudar en algunos casos, son solo una forma temporal de alivio. El uso regular puede provocar insomnio de rebote. Esto sucede cuando una persona deja de tomar píldoras para dormir y su insomnio reaparece incluso peor que antes.

Las píldoras para dormir pueden ser inseguras si usted tiene determinados problemas de salud. Pregunte a su médico si las píldoras para dormir serían útiles para usted.

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mejorar el sueño?

Tenga en cuenta que es posible que necesite menos horas de sueño a medida que envejece. Algunas personas necesitan solo entre 5 y 6 horas de sueño por noche, pero la mayoría de las personas se sienten mejor con 7 a 8 horas. Por lo general, el sueño se produce en ciclos de 3 horas, por lo tanto, es importante dormir al menos 3 horas ininterrumpidas de sueño.

Estos consejos pueden ayudarlo a desarrollar mejores hábitos del sueño:

  • Vaya a dormir solo cuando se sienta cansado.
  • Evite leer, mirar televisión o preocuparse en la cama. Estos factores pueden hacer que el cuerpo y el cerebro asocien la cama con estas actividades, y no con dormir.
  • Desarrolle una rutina para acostarse. Haga lo mismo todas las noches antes de irse a dormir. Por ejemplo, tome un baño tibio y, luego, lea durante 10 minutos todas las noches antes de irse a dormir. Pronto, conectará estas actividades con dormir, y hacerlas lo ayudará a tener sueño.
  • Use el dormitorio solo para dormir y tener actividad sexual.
  • Si no puede dormirse después de 15 minutos, vaya a otra habitación y regrese a su cama solo cuando se sienta cansado. Puede repetir esto tan a menudo como sea necesario, durante la noche.
  • Vaya a dormir y despiértese a la misma hora cada día, incluso los fines de semana. Esto ayuda al cuerpo a desarrollar un cronograma del sueño.
  • Evite o limite las siestas, dado que puede perturbar su ritmo normal del sueño. Si debe tomar una siesta, solo descanse durante 30 minutos, y no tome siestas después de las 3:00 p. m.
  • Evite el consumo de la cafeína del café y los refrescos, y la nicotina de los cigarrillos, en especial, tarde en el día.
  • Evite comer comidas abundantes o beber mucha agua por la tarde.
  • Mantenga su dormitorio a una temperatura cómoda y tan oscuro como sea posible.
  • Asegúrese de que su dormitorio esté tranquilo y oscuro. Si el ruido es un problema, use un ventilador para disimular el ruido o tapones para los oídos. Si debe dormir durante el día, coloque persianas oscuras en las ventanas o use una máscara para los ojos.
  • Intente comer un refrigerio liviano antes de irse a dormir, pero no coma demasiado inmediatamente antes de acostarse. Es posible que un vaso con leche tibia o un poco de queso y galletas sea todo lo que necesite.
  • Haga ejercicio en forma regular, pero no haga ejercicio algunas horas antes de irse a dormir.
  • Reserve un poco de tiempo para relajarse antes de irse a dormir. Por ejemplo, dedique 30 minutos después de cenar para escribir qué cosas le preocupan y qué puede hacer al respecto.

Otra buena manera de relajarse es concentrarse en su respiración, respirando en forma lenta y profunda mientras cuenta hasta 5. Luego, escuche el sonido de su respiración a medida que exhala. También puede intentar tensionar y relajar los grupos de músculos del cuerpo, comenzando por los pies y terminando en los músculos de la cara. Un terapeuta capacitado puede enseñarle otras maneras de relajarse. Los CD o las grabaciones de relajación también pueden ayudarlo a relajarse.

Fuente

Nonpharmacologic Management of Chronic Insomnia by Parul Harsora, MD and Jennifer Kessmann, MD (American Family Physician enero 15, 2009, http://www.aafp.org/afp/20090115/125.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 07/96

Compartir: