Lupus | Lupus y embarazo

Compartir:

¿El embarazo es demasiado riesgoso si tengo lupus?

Si usted tiene un tipo de lupus que se llama lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés) y está pensando en quedar embarazada, es posible que le preocupe cómo la enfermedad los afectará a usted y a su bebé. La mayoría de las mujeres con SLE puede tener embarazos normales y bebés sanos. Sin embargo, es importante planificar por adelantado y recibir atención médica adecuada. Hable con su médico sobre qué puede hacer para prepararse para su embarazo.

¿Qué tipos de problemas puede provocar el SLE durante el embarazo?

El SLE aumenta el riesgo de tener determinados problemas durante el embarazo, incluidos:

  • Hipertensión inducida por el embarazo (PIH, por sus siglas en inglés), que también se llama toxemia o preeclampsia. Los síntomas de la PIH incluyen un aumento repentino en la presión arterial, retención de líquidos con hinchazón en las piernas y presencia de grandes cantidades de proteína en la orina.
  • Coágulos de sangre que pueden afectar la placenta. Los coágulos de sangre pueden interferir en el suministro de oxígeno y la nutrición que la placenta le brinda al bebé.
  • Parto en forma temprana (nacimiento prematuro). Tener hipertensión inducida por el embarazo o coágulos de sangre que afecten la placenta pueden provocar un nacimiento prematuro.

¿Tendré un riesgo más alto de tener un aborto espontáneo?

Las mujeres con lupus tienen un riesgo más alto de tener un aborto espontáneo (alrededor del 10%) o de tener un parto prematuro (alrededor del 30%). Sin embargo, la mayoría de las mujeres con SLE tienen bebés sanos.

¿El embarazo hará que el lupus empeore?

Algunas mujeres con SLE notan que los síntomas empeoran (esto se llama "exacerbación") durante el embarazo o después. Sin embargo, es posible que algunas molestias que son normales en el embarazo parezcan una exacerbación. Este es uno de los motivos por los que es tan importante permanecer en contacto con su médico durante el embarazo. Su médico puede decirle qué síntomas son normales en un embarazo e identificar otros que podrían estar relacionados con el SLE para tratarlos de inmediato.

¿Qué factores pueden aumentar el riesgo de que tenga problemas durante el embarazo?

Si usted tiene SLE y queda embarazada mientras está teniendo síntomas, su riesgo de tener problemas es mayor. Cualquiera de los factores siguientes puede aumentar el riesgo y requerir monitoreo adicional:

  • Estar afectados los riñones, el corazón o los pulmones por el SLE.
  • Tener presión arterial alta.
  • Haber tenido problemas durante un embarazo previo.
  • Tener en la sangre determinadas proteínas que podrían provocar complicaciones.

¿Cómo puedo planificar el embarazo?

Planifique intentar quedar embarazada después de haber estado sintiéndose sana y de que los síntomas de SLE hayan estado bajo control o ausentes (en remisión) durante, al menos, 6 meses. Informe a su médico que está planificando intentar quedar embarazada. Es posible que su médico desee hacer algunas pruebas, como análisis de sangre y orina. Estas pruebas pueden ayudar a sus médicos a saber a qué factores deben prestar atención durante el embarazo.

Después de quedar embarazada, asegúrese de recibir buena atención prenatal. Vaya a las visitas prenatales según el cronograma establecido por su médico. Esto es especialmente importante para las mujeres que tienen SLE. Además, informe a su médico sobre cualquier síntoma que pueda tener. Es posible que su médico desee monitorearla muy atentamente durante el embarazo para que pueda identificarse cualquier problema y tratarse en forma temprana.

¿Necesitaré dejar de tomar mis medicamentos cuando quede embarazada?

Antes de planificar un embarazo, hable con su médico sobre sus medicamentos. Algunos medicamentos que se usan para tratar el SLE son seguros durante el embarazo, pero otros no lo son. Es posible que su médico cambie algunos de sus medicamentos. También es posible que su médico le recomiende que tome medicamentos que pueden ayudar a prevenir problemas durante el embarazo.

¿Deberé realizarme una cesárea?

Esto dependerá de cómo le esté yendo al momento del trabajo de parto y del parto. Su médico podría recomendarle que se realice una cesárea si usted o su bebé están teniendo algún problema que podría empeorar durante el estrés del parto vaginal.

¿Podré amamantar a mi bebé?

Existen varios factores que pueden determinar si usted podrá amamantar. Si su bebé es prematuro, es posible que no tenga la fuerza suficiente para succionar (prenderse al seno y tomar leche). En este caso, es posible que usted pueda usar un sacaleche para recolectar leche, a fin de alimentarlo. Si su bebé nace antes de lo esperado, es posible que los senos no estén completamente listos para producir leche. Algunos medicamentos pueden interferir en la producción de leche o pueden trasmitirse por la leche materna y hacer daño al bebé. Sin embargo, muchos medicamentos son seguros, en especial si se los toma a dosis bajas. Asegúrese de hablar con su médico sobre sus medicamentos y sobre cómo podrían afectar el amamantamiento.

¿Mi bebé será sano?

Los bebés de madres con SLE no tienen un riesgo más alto de tener defectos de nacimiento ni discapacidades mentales.

¿Mi bebé tendrá SLE?

Es probable que no. Una cantidad muy pequeña (alrededor del 3%) de los bebés de madres con SLE tienen lupus neonatal. El [LINK] lupus neonatal [LINK] no es lo mismo que el lupus en los adultos. Parece ser provocado por proteínas presentes en la sangre de la madre que se transmiten al bebé en el nacimiento.

La mayoría de los síntomas de lupus neonatal desaparecen durante los primeros meses después del nacimiento. Estos síntomas podrían incluir un sarpullido en la cara, la cabeza y el pecho y problemas en el hígado y con los recuentos de sangre. En raras ocasiones, los bebés con lupus neonatal pueden tener también un problema cardíaco que afecta los latidos cardíacos. Este problema puede ser grave, pero es tratable.

¿Podré cuidar a mi bebé recién nacido?

Si usted tiene SLE y planifica quedar embarazada, planifique también cómo obtener apoyo después del nacimiento. Es difícil predecir cómo podría sentirse después de dar a luz. Algunas mujeres con SLE no tienen ningún problema, mientras que otras pueden experimentar una exacerbación de los síntomas, ya sea durante el embarazo o en las semanas y los meses posteriores al parto. Tenga un plan en caso de que lo necesite. Pida ayuda y apoyo a su cónyuge o pareja, o a familiares y amigos.

Lista de control para el lupus y el embarazo

  • Hable con su médico antes de intentar quedar embarazada. Su médico puede ayudar a guiarla con respecto al mejor momento para quedar embarazada, los síntomas y el tratamiento.
  • Planifique quedar embarazada cuando los síntomas no estén presentes o cuando hayan estado bajo control durante, al menos, 6 meses.
  • Algunos medicamentos son seguros durante el embarazo, mientras que otros no lo son. Asegúrese de hablar con su médico sobre posibles cambios de medicamentos. No deje de tomar sus medicamentos sin hablar con su médico.
  • Su médico podría recomendarle que se realice análisis de sangre y orina antes de quedar embarazada. Estos análisis pueden mostrar si usted tiene proteínas en la sangre que podrían requerir que se realice un monitoreo adicional de usted y de su bebé durante el embarazo.
  • Si usted tiene algún síntoma −viejo o nuevo− durante el embarazo, asegúrese de informar a su médico de inmediato.

Si no desea quedar embarazada, hable con su médico sobre qué métodos anticonceptivos serían adecuados para usted.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 04/10

Compartir: