Sangrados nasales | Tratamiento

Compartir:

¿Qué debo hacer cuando tengo sangrado nasal?

Tener, o ver, un sangrado nasal puede ser atemorizante, pero intente mantener la calma. La mayoría de los sangrados nasales parecen mucho peores de lo que realmente son. Casi todos los sangrados nasales pueden tratarse en el hogar.

Si tiene sangrado nasal, siéntese e inclínese levemente hacia adelante. Mantener la cabeza por encima del corazón enlentecerá el sangrado. Inclínese hacia adelante para que la sangre drene por la nariz y no por detrás de la garganta. Si se inclina hacia atrás, es posible que trague la sangre. Esto puede provocar irritación en el estómago.

Use el dedo pulgar y el índice para apretar la parte suave de la nariz. Esta área está ubicada entre el extremo de la nariz y la protuberancia rígida de hueso que forma el puente de la nariz. Continúe apretándose la nariz hasta que se detenga el sangrado. Siga apretándose durante, al menos, 5 minutos. Si aún sigue sangrando, apriétela nuevamente durante otros 5 a 10 minutos.

Una vez que se detenga el sangrado, no haga nada que pueda provocar que empiece otra vez, como inclinarse o sonarse la nariz.

imagen

Consulte a su médico si:

  • El sangrado continúa durante más de 20 minutos.
  • El sangrado fue provocado por una lesión, como una caída o algún objeto que le haya golpeado la cara.
  • Tiene sangrados nasales a menudo.

¿Qué hará mi médico para tratar el sangrado nasal?

Su médico intentará averiguar de dónde proviene el sangrado de la nariz. Es probable que le haga algunas preguntas y le examine la nariz. Si el sangrado no se detiene por sí solo ni cuando se aplica presión, es posible que su médico cauterice el vaso que sangra o coloque relleno en la nariz para detener el sangrado.

La cauterización implica el uso de una solución especial que se llama nitrato de plata o un dispositivo eléctrico o de calor para quemar el vaso, de modo que se detenga el sangrado. Su médico le adormecerá la nariz antes del procedimiento.

Rellenar la nariz implica colocar una gasa especial o un globo inflable de látex en la nariz, de modo que se ejerza la suficiente presión en el vaso como para detener el sangrado.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 09/96

Compartir: