Osteosarcoma | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata el osteosarcoma?

El osteosarcoma se trata con quimioterapia y cirugía. En la quimioterapia, su hijo niño o adolescente recibirá medicamentos que destruyen el tumor principal y cualquier célula tumoral que se haya movido a otras partes del cuerpo. El tratamiento de quimioterapia, normalmente, se recomienda por alrededor de 6 meses para el cáncer que no se ha propagado. Este tratamiento, por lo general, se empieza antes de la cirugía para destruir el tumor o reducir su tamaño. Esto hace que la cirugía sea más fácil. Si es poco probable que la quimioterapia altere el curso del cáncer, la cirugía o la amputación podrían ser la primera parte del plan de tratamiento.

Casi todas las personas que tienen este tipo de cáncer pueden realizarse una cirugía para preservar la extremidad. En esta cirugía, se extrae el tumor junto con el área del hueso donde este creció. A veces, se extrae toda una articulación, como la articulación de la rodilla. Luego, el hueso que falta se reemplaza con un hueso artificial de metal que se llama endoprótesis.

Después de la cirugía, su hijo niño o adolescente recibirá más quimioterapia.

¿Qué podemos esperar después del tratamiento?

Hoy en día, alrededor de 3 de cada 4 personas que tienen osteosarcoma pueden curarse si el cáncer no se ha propagado a otras partes del cuerpo. Casi todas las personas que se tratan con una cirugía para preservar la extremidad terminan con ese brazo o esa pierna funcionando bien.

Para fortalecer la pierna o el brazo, de modo que vuelvan a funcionar, su hijo niño o adolescente tendrá que hacer ejercicios especiales durante varios meses después de la cirugía. Si es necesario hacer una amputación, su hijo niño o adolescente deberá hacer rehabilitación intensa durante un tiempo. Hay muchos tratamientos protésicos nuevos disponibles hoy en día que pueden ayudar a su hijo niño o adolescente a recuperar el movimiento y la independencia.

Después de terminar la quimioterapia, su hijo niño o adolescente deberá:

  • Ver al especialista en cáncer de hueso en forma regular durante varios años.
  • Realizarse CT frecuentes de los pulmones, gammagrafías óseas y radiografías del brazo o de la pierna para ver si el tumor reaparece en el hueso, o si se traslada a los pulmones o a otras partes del cuerpo.
  • Realizarse radiografías para asegurarse de que no tiene problemas en el hueso de metal.

Fuente

Osteosarcoma: A Multidisciplinary Approach to Diagnosis and Treatment by JC Wittig, J Bickels, D Priebat, J Jelinek, K Kellar-Graney, B Shmookler, MM Malawer (American Family Physician marzo 15, 2002, http://www.aafp.org/afp/20020315/1123.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/11
Creado: 04/03

Compartir: