Quiste ovárico | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se tratan los quistes funcionales?

Los quistes funcionales normalmente se reducen de tamaño por sí solos con el tiempo, por lo general, en alrededor de 1 a 3 meses. Si usted tiene un quiste funcional, es posible que su médico desee controlarla de nuevo en 1 a 3 meses para asegurarse de que el quiste se haya achicado. Si desarrolla quistes funcionales con frecuencia, su médico podría recomendarle tomar píldoras anticonceptivas para que no ovule. Si no ovula, no se le formarán quistes funcionales.

¿Necesito cirugía para un quiste ovárico?

El tratamiento para los quistes ováricos depende de varios factores, como la edad, la presencia de periodos, el tamaño del quiste, su aspecto y los síntomas.

Si está teniendo periodos, solo síntomas leves y el quiste es funcional, es probable que no necesite realizarse cirugía. Si el quiste no desaparece después de varios periodos menstruales, si se agranda o si su aspecto en la ecografía no es el de un quiste funcional, su médico podría recomendarle realizarse una operación para extirparlo. Existen muchos tipos diferentes de quistes ováricos en mujeres en edad reproductiva que no requieren cirugía. Afortunadamente, los quistes en mujeres que se encuentran en esta edad son casi siempre benignos (no cancerosos).

Si usted ha pasado la menopausia y tiene un quiste ovárico, es probable que su médico le recomiende realizarse una cirugía. El cáncer de ovario es poco frecuente, pero las mujeres de 50 a 70 años tienen mayor riesgo. Las mujeres que reciben el diagnóstico en una primera etapa evolucionan mucho mejor que las mujeres que reciben el diagnóstico más tarde.

¿Qué tipo de cirugía necesitaría?

Si el quiste es pequeño (alrededor del tamaño de una ciruela o más pequeño) y si tiene aspecto de ser benigno en la ecografía, su médico puede decidir realizar una laparoscopia. Este tipo de cirugía se realiza con un instrumento con luz que se llama laparoscopio, que es como un telescopio delgado. Este se coloca en el abdomen a través de una pequeña incisión (corte) justo arriba del ombligo o debajo de este. Con el laparoscopio, su médico puede ver los órganos. Con frecuencia, el quiste puede extirparse a través de pequeñas incisiones en la línea de vello púbico.

Si el quiste se ve demasiado grande para extirparse con el laparoscopio o si se ve sospechoso de alguna manera, es probable que su médico le realice una laparotomía. En la laparotomía, se realiza una incisión más grande para extraer el quiste o posiblemente todo el ovario afectado y la trompa de Falopio afectada. Mientras está bajo los efectos de anestesia general (que la pone en un estado similar al del sueño), el quiste puede examinarse para determinar si es cáncer. Si es cáncer, es posible que su médico necesite extirpar ambos ovarios, el útero, un pliegue de tejido graso, que se llama epiplón, y algunos ganglios linfáticos. Es muy importante que hable con su médico sobre todo esto antes de la cirugía. Su médico también hablará con usted sobre los riesgos de cada tipo de cirugía, sobre cuánto tiempo es probable que tenga que estar en el hospital y sobre cuánto tiempo pasará hasta que pueda volver a realizar sus actividades normales.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 09/00

Compartir: