Paroniquia | Causas y factores de riesgo

Compartir:

¿Cuál es la causa de la paroniquia?

Morderse, comerse o escarbarse las uñas; jalarse los padrastros o chuparse los dedos puede aumentar el riesgo de tener una infección. Una uña del pie encarnada también puede provocar paroniquia.

La paroniquia crónica puede producirse cuando las uñas están expuestas al agua o a sustancias químicas fuertes por períodos prolongados. La humedad permite que crezcan determinados gérmenes, como la cándida (un tipo de hongo) y las bacterias. Las personas que tienen las manos mojadas por períodos prolongados tienen un riesgo más alto de paroniquia crónica. Estas pueden incluir cantineros, lavaplatos, manipuladores de alimentos o personas que limpian casas. Es posible que la paroniquia crónica sea provocada por la dermatitis irritante, una afección que hace que la piel se enrojezca y tenga comezón. Una vez que la piel se irrita, pueden introducirse gérmenes y provocar una infección.

La paroniquia es más común en mujeres adultas y en personas que tienen diabetes. Las personas que tienen sistemas inmunitarios débiles, como las personas que deben tomar medicamentos después de un trasplante de órganos o las personas que están infectadas por el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) también tienen un riesgo más alto de tener paroniquia.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 08/09

Compartir: