Síndrome del piriforme | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata el síndrome del piriforme?

La mayoría de las personas que tienen el síndrome del piriforme mejoran con tratamiento y cambios en el estilo de vida. No tratar esta afección puede provocar daño permanente en los nervios. Por lo tanto, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico.

Los consejos de cuidado personal para el síndrome del piriforme incluyen los siguientes:

  • Deje temporalmente de hacer actividades que provoquen dolor, como correr o montar en bicicleta.
  • Si tiene que permanecer sentado por un período prolongado, tome descansos regulares para caminar un poco y estirarse.
  • Utilice compresas frías y tibias. Empiece utilizando una compresa fría en el área afectada varias veces al día durante alrededor de 15 minutos por vez. Después de utilizar una compresa fría durante un par de días, cambie a una compresa tibia o a una almohadilla térmica. Si usted continúa teniendo dolor, alterne entre una compresa fría y una compresa tibia.
  • Tome un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (que también se llama AINE), como el ibuprofeno (dos marcas: Advil, Motrin), la aspirina o el naproxeno (una marca: Aleve), para ayudar a aliviar el dolor. Usted también puede tomar acetaminofén (marca: Tylenol) para el alivio de dolor.
  • Haga ejercicios para estirar el músculo piriforme. Su médico le puede dar información sobre qué ejercicios de estiramiento lo ayudarán.
  • Hágase masajes en el área afectada.

Si el dolor no mejora con el tratamiento por cuenta propia, es posible que su médico le inyecte un medicamento corticosteroide donde el músculo piriforme y el nervio ciático se unen. Esto podría ayudar a reducir el dolor.

Si usted tiene síndrome del piriforme grave, es posible que usted necesite someterse a una cirugía para aliviar la presión en el nervio ciático.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 11/09

Compartir: