Enfermedad del riñón poliquístico | Diagnóstico y pruebas

Compartir:

¿Cómo se diagnostica la PKD?

A menudo, la PKD se diagnostica cuando una persona comienza a tener los síntomas antes mencionados, pero no todas las personas que tienen PKD tendrán todos estos síntomas.

Si tiene síntomas de PKD o si está en riesgo de desarrollar la enfermedad, su médico podría recomendarle que se realice una ecografía. Una ecografía usa ondas sonoras para crear una imagen de sus órganos y puede detectar quistes en los riñones. Es posible que su médico también le indique una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) para buscar quistes en el riñón.

¿Puede diagnosticarse la PKD en bebés por nacer?

Sí. La PKD puede diagnosticarse en bebés por nacer usando una prueba llamada amniocentesis. Durante esta prueba, se extrae de la matriz una cantidad muy pequeña de líquido amniótico. Luego, se realiza una prueba del líquido. Otra prueba, llamada muestra de vellosidades coriónicas, implica la prueba de una parte muy pequeña de la placenta. Si tiene PKD y está embarazada o planea quedar embarazada, hable con su médico acerca de estos procedimientos.

¿A quiénes se debe revisar para ver si tienen PKD?

Si uno de sus padres tiene PKD, debe tener en cuenta la posibilidad de realizarse una ecografía de los riñones. Si tiene PKD y usted también tiene un familiar que ha tenido un aneurisma cerebral, es posible que su médico le sugiera que se realice una CT o una MRI (resonancia magnética) del cerebro para verificar si tiene un aneurisma. (Una MRI usa un campo magnético y ondas de radio para producir una imagen del cerebro). Si usted tiene un alto riesgo de aneurisma, es posible que su médico le sugiera que se realice una CT o una MRI del cerebro cada 5 años para detectar un aneurisma antes de que provoque problemas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/11
Creado: 09/00

Compartir: