Trastorno por estrés postraumático | Estrés postraumático después de un accidente de tránsito

Compartir:

Cada año, se producen más de 6 millones de accidentes de tránsito en los Estados Unidos. Si usted ha estado en un accidente, podría haber experimentado muchas sensaciones distintas en el momento del accidente y en los días posteriores. Algunas de estas sensaciones podrían haber incluido las siguientes:

  • Choque.
  • Problemas para creer que realmente sucedió.
  • Ira.
  • Nerviosismo o preocupación.
  • Miedo o intranquilidad.
  • Culpa.

Además, usted podría revivir el accidente en su mente. Podría sentir como que no puede dejar de pensar en él.

La mayoría de las personas que han estado en un accidente tienen algunas (o todas) de estas sensaciones. A veces, no obstante, estas sensaciones pueden ser tan fuertes que le impiden tener una vida normal después del accidente.

¿Cuál es la diferencia entre las sensaciones normales después de un accidente y las sensaciones que son demasiado fuertes?

Para la mayoría de las personas que han estado un accidente de tránsito, las sensaciones abrumadoras sobre él desaparecen con el tiempo. Sin embargo, a veces, esas sensaciones no desaparecen o se vuelven más fuertes, lo que hace que cambie su manera de pensar y actuar. Las sensaciones fuertes que acompañan a una persona durante mucho tiempo y que empiezan a interferir con la vida cotidiana son signos de una afección que se llama estrés postraumático. Si usted tiene estrés postraumático, es posible que tenga algunos de los siguientes problemas:

  • Una sensación constante y general de intranquilidad.
  • Problemas para conducir vehículos o para subirse a ellos.
  • No querer realizarse pruebas o procedimientos médicos.
  • Irritabilidad, o preocupación o ira excesivas.
  • Pesadillas o problemas para dormir.
  • Una sensación de no estar conectado con otros eventos u otras personas.
  • Recuerdos constantes del accidente que no puede detener o controlar.

¿Cómo puedo sobrellevar las sensaciones que tengo después de mi accidente?

  1. Hable con amigos, con parientes o con un consejero sobre los detalles del accidente y sobre qué pensó, y cómo se sintió y actuó en el momento del accidente y en los días después de él.
  2. Permanezca activo. Haga ejercicio a menudo y participe en actividades (cualquier actividad que no perjudique cualquier lesión que haya tenido en el accidente). Su médico de familia puede ayudarlo a determinar cuánto puede hacer en forma segura.
  3. Realice un seguimiento con su médico de familia. Su médico puede remitirlo a otros proveedores de atención médica si es necesario, monitorear su recuperación y recetarle cualquier medicamento que pudiera necesitar.
  4. Intente retomar sus actividades y rutinas cotidianas. Los accidentes de tránsito hacen que algunas personas limiten sus actividades. Es importante intentar retomar sus actividades habituales, incluso si está incómodo o asustado al principio.
  5. Aprenda a ser un conductor defensivo. Conducir o subirse a automóviles podría ser difícil después del accidente. Usted puede reducir el riesgo de accidentes o lesiones futuros conduciendo con cuidado, utilizando el cinturón de seguridad en todo momento y evitando distracciones mientras está conduciendo. Evitar conducir cuando está cansado. Nunca conduzca si ha consumido alcohol, drogas o tomado medicamentos que afecten su juicio.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 09/00

Compartir: