Pseudogota | Tratamiento

Compartir:

¿Cómo se trata la pseudogota?

Es posible que su médico le sugiera que use un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (que se llama AINE), como el ibuprofeno (dos marcas: Advil, Motrin) o naproxeno (una marca: Aleve), para tratar el dolor y la hinchazón. Para los ataques intensos, es posible que su médico le recete un AINE de concentración recetada, como la indometacina. Para las personas que no pueden tomar AINE, podría usarse un medicamento de venta con receta que se llama colchicina para reducir el dolor y la hinchazón.

Las personas que tienen problemas en los riñones o antecedentes de úlceras estomacales y las personas que toman anticoagulantes no pueden tomar medicamentos antiinflamatorios. En estos casos, el médico podría inyectarle cortisona en la articulación afectada. La cortisona es un tipo de corticosteroide que reduce el dolor y la hinchazón.

Su médico podría drenar el líquido de la articulación para aliviar los síntomas. Este método se llama aspiración articular. A menudo se usa con inyecciones de cortisona.

Es posible que su médico le recomiende que limite la actividad física mientras tiene síntomas de un ataque de pseudogota.

Si las articulaciones se ven muy dañadas por la pseudogota, podría ser necesario realizar una cirugía para repararlas o reemplazarlas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 11/09

Compartir: