Trastornos somatomorfos | Síntomas

Compartir:

¿Cuáles son los tipos de trastornos somatomorfos?

El trastorno de somatización consiste, por lo general, en dolor y síntomas neurológicos (como dolor de cabeza, fatiga), síntomas digestivos (como náuseas, vómitos, dolor abdominal, estreñimiento, diarrea) o síntomas sexuales (como dolor durante la actividad sexual, pérdida del deseo sexual o periodos extremadamente dolorosos en las mujeres) graves.

La hipocondría se produce cuando una persona cree que funciones corporales normales (como los gruñidos del estómago) o síntomas menores (como un dolor de cabeza menor) son síntomas de un trastorno muy grave. Para una persona que tiene hipocondría, un gruñido del estómago podría significar que tiene cáncer de estómago o un dolor de cabeza podría significar que tiene un tumor en el cerebro.

El trastorno dismórfico corporal se produce cuando una persona está obsesionada con un defecto en su aspecto físico que es menor o que no existe. Se preocupa constantemente por lo que percibe como un defecto, que puede ser cualquier parte del cuerpo. Las arrugas, la caída del cabello, el aumento de peso y el tamaño y la forma de un rasgo como los ojos, la nariz y los senos son motivos de preocupación comunes en las personas que tienen trastorno dismórfico corporal.

El trastorno de conversión es cuando se presentan síntomas físicos que son similares a un trastorno neurológico en personas que en realidad no tienen un trastorno neurológico. Tener parálisis en un brazo o una pierna, pérdida de visión, pérdida de audición y convulsiones son síntomas comunes. Es posible que el estrés agrave los síntomas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 07/95

Compartir: