Lesión de la médula espinal | Causas y factores de riesgo

Compartir:

¿Cómo se produce una lesión de la médula espinal?

Una lesión traumática de la médula espinal se produce cuando hay un golpe fuerte a la columna vertebral que daña la médula espinal, las vértebras o el tejido que la rodean, lo que puede comprimir la médula. Este tipo de lesión puede ser la consecuencia de un accidente de automóvil, una lesión deportiva, una caída o de una agresión (como un disparo o una herida de cuchillo). A veces, se puede producir daño adicional en los días siguientes al accidente, ya que el sangrado, la acumulación de líquidos y la hinchazón en la columna vertebral pueden ejercer más presión sobre la médula.

Una lesión de la médula espinal también puede estar provocada por una enfermedad, como la artritis o la polio. Otros factores de riesgo, como la osteoporosis o el envejecimiento, pueden debilitar la columna vertebral, y esto lo hará más propenso a las lesiones de la médula espinal. La espina bífida ("espina hendida") es un defecto de nacimiento que puede actuar como una lesión de la médula espinal.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Funding and support for this material have been provided by Allergan.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 08/10

Compartir: