Antiácidos y reductores de ácido: alivio con medicamentos OTC para la acidez estomacal y el reflujo ácido


Compartir:

¿Qué tipos de medicamentos de venta libre tratan la acidez?

Los medicamentos de venta libre (OTC) son medicamentos que puede comprar sin una receta médica proporcionada por un médico. Existen 3 tipos de medicamentos de venta libre que tratan la acidez:

Antiácidos reducen el efecto de (neutralizar) el ácido en su estómago. Pueden proporcionar un alivio rápido y a corto plazo. Muchos medicamentos de venta libre combinan diferentes antiácidos.

Bloqueadores de H2 reducen la cantidad de ácido que produce su estómago. Aunque no alivia los síntomas de inmediato, los bloqueadores H2 alivian los síntomas durante un período más largo que los antiácidos. Generalmente empiezan a trabajar en un plazo de una hora. Los ejemplos de bloqueadores H2 disponibles en venta libre son ranitidina (nombre de marca: Zantac) y famotidina (nombre de marca: Pepcid).

Inhibidores de la bomba de protones reduce en gran manera la producción de ácido de su cuerpo. Trabajan muy bien para la acidez que no se alivia con antiácidos o bloqueadores de H2. Es posible que le tome un poco más de tiempo a un inhibidor de bomba de protones ayudarle con sus síntomas que un bloqueador H2, pero el alivio dura mucho más. Estos medicamentos son muy útiles para las personas que tienen acidez más de 2 días a la semana. Omeprazol (nombre de marca: Prilosec) y lansoprazol (nombre de marca: Prevacid 24HR) son algunos ejemplos de los inhibidores de bomba de protones de venta libre.

Para averiguar qué medicamento es el correcto para usted, hable con su médico de cabecera.

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de los antiácidos y reductores de ácido de venta libre?

Los antiácidos y reductores de ácido generalmente ocasionan únicamente efectos secundarios menores que desaparecen por sí mismos. Estos pueden incluir dolores de cabeza, nausea, estreñimiento o diarrea.

¿Quién no debería tomar antiácidos y reductores de ácido de venta libre?

Si tiene enfermedades renales, no debería usar un antiácido que contenga carbonato de calcio o hidróxido de aluminio y carbonato de magnesio a menos que su médico lo recomiende.

Hable con su médico antes de tomar un inhibidor de bomba de protones si:

  • Usted es una mujer postmenopáusica. Los inhibidores dela bomba de protones reducen la absorción de calcio de los alimentos y suplementos y pueden aumentar su riesgo de osteoporosis.
  • Ha sido tratado o una infección de Clostridium difficile en el pasado. Los inhibidores de la bomba de protones pueden aumentar el riesgo que regrese su infección.
  • Usted es una persona mayor o tiene problemas con el sistema inmune. Los inhibidores de la bomba de protones pueden aumentar su riesgo de neumonía.

¿Pueden los antiácidos o reductores de ácido de venta libre ocasionar problemas con cualquier otra medicina que yo tomo?

No use más de 1 antiácido o reductor de ácido a la vez, a menos que su médico lo recomiende.


¿Cómo puede almacenar de forma segura los antiácidos y reductores de ácido de venta libre?

Almacene todas las medicinas en un lugar alto y fuera del alcance y vista de niños pequeños. Mantener los medicamentos en un lugar frío y seco evitará que pierdan su eficacia antes de su fecha de vencimiento. No almacene los medicamentos en baños o gabinetes de los baños que con frecuencia son calientes y húmedos.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Si tiene un dolor muy fuerte en el pecho o le hace falta el aliento, tiene mareo o dolor en sus brazos, es posible que esté sufriendo de un ataque cardíaco. Llame al 911 o vaya a la sala de emergencias inmediatamente.

Hable con su médico de cabecera si experimenta alguno de los síntomas siguientes:

  • Heces con sangre o negras
  • Vómitos con sangre
  • Acidez que no mejora después de 2 semanas de tratamiento con medicamentos de venta libre
  • Problemas al tragar o dolor cuando traga
  • Pérdida de peso no planificada

Estas podrían ser señales de un problema más grave.

 

La Asociación de productos de cuidado de salud del consumidor ha proporcionado el financiamiento y soporte para este material.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 10/13
Creado: 09/05

Compartir: