Los que debe y no debe hacer al suministrar medicamentos de venta libre para el resfriado y la tos a su hijo


Compartir:

Puede comprar los medicamentos de venta libre (OTC) para su hijo sin una receta médica de su médico, pero eso no significa que estos medicamentos no son peligrosos. Si se toman de una manera incorrecta, puede hacer que su hijo empeore y pueden incluso causarle daño. Lea completamente esta lista de lo que debe y no debe hacer para asegurarse que está dando a su hijo el medicamento para el resfriado y la tos de venta libre de forma segura.

Lo que debe hacer

  • Aprenda cómo leer y comprender todas las partes de la etiqueta de los datos del medicamento.
  • Busque un medicamento que tratará únicamente los síntomas que tiene su hijo. Por ejemplo, si su hijo solamente tiene secreción nasal, no elija un medicamento que también trate el dolor de cabeza y la fiebre.
  • Use el dispositivo de medición correcto (por ejemplo, una cuchara hecha para medir el medicamento o una jeringa o una taza) cuando administre el medicamento a su hijo.
  • Lea con atención la etiqueta del medicamento. Tome nota de cualquier instrucción especial, como alimentos o actividades que su hijo debe evitar mientras tome el medicamento.
  • Asegúrese de que todas las personas que cuidan a su hijo (como las enfermeras del colegio, trabajadores de cuidado diario, miembros de la familia extendida o niñeros) sepan qué medicamentos toma su hijo y cuándo se le debe administrar una dosis.
  • Almacene los medicamentos en sus paquetes originales para dar seguimiento de las etiquetas importantes y las fechas de vencimiento.
  • Almacene todos los medicamentos en alto y lejos de la vista y alcance de los niños pequeños.
  • Mantenga los medicamentos en un lugar seco y fresco. Esto ayudará a evitar que sean menos efectivos antes de sus fechas de vencimiento.

Lo que no debe hacer

  • No administre medicamentos para el resfriado y la tos de venta libre a niños menores de 4 años a menos que el médico de su hijo indique que está bien.
  • No comparta el medicamento de venta libre para adulto con su hijo. Los medicamentos de venta libre hechos para adultos pueden ser peligrosos para los niños. Una vez que su hijo es un adolescente, él o ella están lo suficientemente grandes y maduros para tomar medicamentos de venta libre para adultos, pero revise con su médico de cabecera primero.
  • No administre aspirina o un medicamento que contenga aspirina (revise la sección de "ingredientes activos" de la etiqueta de los datos del medicamento) a un niño menor de 18 años de edad. La aspirina puede ocasionar una enfermedad grave llamada síndrome de Reye si se administra a niños.
  • No combine los medicamentos con receta médica con medicamentos de venta libre a menos que el médico de su hijo le diga que está bien.
  • No use más de 1 medicamento para el resfriado y la tos de venta libre a la vez a menos que su médico le indique que está bien. Es posible que tengan ingredientes activos similares que resulten ser demasiado medicamento. Por ejemplo, muchos medicamentos de venta libre contienen acetaminofén y antihistamínicos.
  • No use un medicamento de venta libre después de su fecha de vencimiento.
  • No almacene los medicamentos en baños o gabinetes de los baños que con frecuencia son calientes y húmedos.
  • No espere demasiado tiempo para llevar a su hijo al médico. Los síntomas del resfriado deberían mejorar rápidamente y los medicamentos de venta libre son solamente para uso a corto plazo. Si su hijo ha tomado un medicamento de venta libre por varios días y sus síntomas parecen empeorar, llame a su médico.
  • No administre a su hijo medicamento para el resfriado o la tos solamente para que le dé sueño. Este es un efecto secundario de algunos ingredientes, como los antihistamínicos en los medicamentos para el resfriado y la tos. Si su hijo tiene problemas para dormir, hable con su médico de cabecera sobre otras cosas que puede hacer para ayudar a su hijo a dormir mejor.

 

La Asociación de productos de cuidado de salud del consumidor ha proporcionado el financiamiento y soporte para este material.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 10/13
Creado: 02/12

Compartir: