Laxantes: Medicamentos de venta libre para el estreñimiento


Compartir:

¿Qué tipos de medicamentos de venta libre tratan el estreñimiento?

Los medicamentos de venta libre (OTC) son medicamentos que puede comprar sin una receta médica del médico. Los laxantes son un tipo de medicamento de venta libre usados para tratar el estreñimiento. Hay muchos tipos diferentes de laxantes de venta libre disponibles. Algunos medicamentos para el estreñimiento se pueden conocer como ablandadores de heces o suplementos de fibra.

¿Cómo funcionan los laxantes?

Los laxantes formadores de masa añaden fibra “soluble” a las heces. Esto causa que las heces absorban más agua y crea heces más grandes y más suaves. Las heces más grandes ayudan a hacer que los intestinos se contraigan y muevan las heces hacia afuera. Los laxantes formadores de masa generalmente son el tipo más seguro de laxante. Los ejemplos de laxantes formadores de masa incluyen psyllium (1 nombre de marca: Metamucil), policarbofil (1 nombre de marca: FiberCon) y metilcelulosa (1 nombre de marca: Citrucel). Para reducir su riesgo de sufrir efectos secundarios, debe empezar lentamente y asegurarse de tomar muchos líquidos mientras toma laxantes formadores de masa. Aumente gradualmente la cantidad que usa.

Los laxantes lubricantes funcionan al recubrir la superficie de las heces para hacer que sean más resbalosas. Esto ayuda a que las heces salgan del cuerpo con más facilidad. Los supositorios de glicerina lubrican el interior del ano (la abertura exterior al intestino) para facilitar la expulsión de las heces fuera del cuerpo.

Los ablandadores de heces ayudan a mezclar los líquidos con las heces para suavizarlas. Esto hace que sea más fácil expulsar las heces fuera del cuerpo. Un ejemplo de un ablandador de heces es docusato (1 nombre de marca: Colace).

Los laxantes osmóticos causan que el intestino retenga más líquidos. Esto suaviza las heces y ayuda al intestino a expulsarlos. Los ejemplos incluyen glicol polietileno (1 nombre de marca: Miralax) y solución de hidróxido de magnesio (llamada leche de magnesia).

Los laxantes estimulantes son el tipo más agresivo de laxante. Estos causan que el intestino presione o se contraiga para expulsar las heces. Los laxantes estimulantes no se deben usar por más de algunos días. Cuando estos laxantes se toman por mucho tiempo, el intestino puede perder su tono muscular y “olvidar” cómo expulsar las heces por su cuenta. Bisacodyl (1 nombre de marca: FiberCon) y senósidos (1 nombre de marca: Senokot) son ejemplos de laxantes estimulantes.

¿Debo usar un laxante para tratar el estreñimiento?

La mayor parte del tiempo, el estreñimiento no requiere tratamiento con laxantes. Usualmente se resolverá sin ayuda o si usted hace cambios en su dieta y otros hábitos. Por ejemplo, puede prevenir o tratar el estreñimiento al comer suficientes alimentos ricos en fibras solubles e insolubles (como salvado, avena, alimentos hechos con granos enteros, frutas y vegetales), tomar suficientes líquidos y hacer suficiente ejercicio. Algunas veces podría necesitar ayuda de un laxante de venta libre.

¿Cómo tomo laxantes de venta libre de forma segura?

Lea las instrucciones en la etiqueta del medicamento para saber cuánto medicamento debe tomar y con qué frecuencia. Si tiene alguna pregunta acerca de cuánto medicamento debe tomar, llame a su médico de cabecera o farmacéutico. Lleve un registro (PDF de 1 página; Acerca de los PDF) de los medicamentos de venta libre que usa y cuándo los toma. Si necesita ir al médico, lleve esta lista con usted.

Siga estas sugerencias para asegurarse que está tomando la cantidad correcta de un laxante de venta libre:

  • Tome solo la cantidad recomendada en la etiqueta del medicamento. No asuma que más medicamento funcionará mejor o más rápido. Tomar más de la cantidad recomendada puede ser peligroso.
  • Si toma un medicamento con receta médica, pregunte a su médico si está bien tomar también un laxante de venta libre.

¿Cómo puedo almacenar los medicamentos de venta libre?

Almacene todas las medicinas en un lugar alto y fuera del alcance y vista de niños pequeños. Mantener los medicamentos en un lugar frío y seco evitará que pierdan su eficacia antes de su fecha de vencimiento. No almacene los medicamentos en baños o gabinetes de los baños que con frecuencia son calientes y húmedos.

¿Cuáles son algunos efectos secundarios comunes de los laxantes?

La mayoría de laxantes no tienen efectos secundarios si los usa correctamente. Sin embargo, algunas veces pueden causar cólicos, gases, hinchazón, náusea o diarrea.

Algunas personas, incluyendo niños y personas que tienen diabetes o insuficiencia renal tienen riesgo de desbalances de electrolitos mientras toman algunos laxantes. Los electrolitos son sustancias de su cuerpo que ayudan a sus nervios, órganos y músculos a trabajar correctamente. Tomar laxantes puede causar que elimine demasiados electrolitos. Cuando esto sucede, puede tener efectos secundarios como náusea, vómitos, dolores de cabeza, confusión, fatiga y debilidad muscular o espasmos. El desbalance de electrolitos puede ser grave, así que confirme con el médico de su hijo antes de darle un laxante. Y si usted tiene una condición crónica, asegúrese de hablar con su médico antes de tomar un laxante.

¿Por qué no debería tomar laxantes?

No tome laxantes si tiene una alergia a cualquiera de los ingredientes. Algunas personas podrían ser alérgicas al psyllium, un ingrediente clave en 1 tipo de laxante formador de masa.

Los laxantes no están fabricados para usarlos durante mucho tiempo. No use laxantes por más de 1 semana a menos que su médico lo recomiende. El uso de largo plazo o el uso excesivo de laxantes puede causar problemas de salud. El uso excesivo de laxantes también puede ocultar síntomas que son importantes que su médico conozca. Esto puede retrasar el encontrar otros problemas de salud que tiene y también podría retrasar el tratamiento que necesita.

Si tiene una condición conocida como fenilcetonuria, no debe tomar un laxante que contenga fenilalanina.

¿Pueden los laxantes causar problemas con cualquier medicamento o suplemento que tome?

Los laxantes pueden interferir con la manera en que su cuerpo absorbe ciertos medicamentos y algunos nutrientes. En general, no tome otros medicamentos en un plazo de 2 horas después de haber tomado un laxante. Si toma un medicamento con receta médica de cualquier tipo, hable con su médico antes de tomar un laxante. Tampoco debe mezclar tipos diferentes de laxantes como los laxantes orales (los cuáles se toman por la boca) y los laxantes rectales (los cuales se administran al insertar un supositorio o enema en su recto que es la última parte del intestino grueso). No tome bisacodilo en un plazo de 1 hora después de haber tomado antiácidos o haber tomado leche.

El aceite mineral y el aceite de castor algunas veces se usan como laxantes, pero no se deben usar con frecuencia. Si usa el aceite mineral con frecuencia puede causar deficiencias de vitaminas A, D, E y K. El aceite de castor que es un laxante estimulante puede ocasionar estreñimiento crónico porque puede causar que pierda tono muscular en sus intestinos. El aceite mineral y el aceite de castor también interactúan con los medicamentos anticoagulantes, antibióticos, como tetraciclina y algunos medicamentos para el corazón y los huesos.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Si tiene alguno de los síntomas siguientes, hable con su médico antes de usar un laxante de venta libre:

  • Náusea
  • Dolor de estómago
  • Cambio repentino en sus hábitos intestinales que dura 2 semanas o más
  • Vómitos

Deje de tomar laxantes y llame a su médico si tiene algún sangrado de su recto o si no tiene un movimiento intestinal después de usar un laxante. Estos pueden ser señales de un problema más grave.

 

La Asociación de productos de cuidado de salud del consumidor ha proporcionado el financiamiento y soporte para este material.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 10/13
Creado: 09/05

Compartir: