Hidratación y nutrición artificial

Compartir:

¿Cuándo necesita la gente hidratación y nutrición artificial?

Si un paciente no es capaz de tragar (pasar la comida) por causa de un problema médico, a él o a ella le pueden dar líquidos y nutrientes en otras formas que no son por la boca. Esto se conoce como hidratación y nutrición artificial. Esto algunas veces se hace cuando alguien se está recuperando de un problema temporal. También puede hacerse cuando alguien está en una fase avanzada de una enfermedad terminal y se está muriendo.

¿Qué involucra la hidratación y nutrición artificial?

Puede colocarse un catéter (un tubo plástico que se desliza sobre una aguja ) intravenoso, IV en la vena del paciente por debajo de la piel del mismo. Líquidos y algunas veces nutrientes se dan a través del catéter.

Otro método de hidratación y nutrición artificial es a través de un tubo plástico llamado un tubo nasogástrico, también conocido como tubo NG. Este tubo se coloca a través de la nariz hacia abajo de la garganta y dentro del estómago. Solamente puede dejarse por un tiempo corto; usualmente de una a cuatro semanas. Si el tubo tiene que estar colocado por más tiempo, es posible que se use otro tipo diferente de tubo de alimentación. Éste se coloca en la pared del estómago; el tubo se conoce también como PEG (por las iniciales en inglés de "percutaneous endoscopic gastrostomy") o tubo G (gastrostomía).

¿Qué sucede si la hidratación y nutrición artificial no se dan?

Las personas que no reciben ninguna comida ni ningún líquido eventualmente caerán en un sueño profundo (coma) y usualmente mueren en una a tres semanas.

¿Cuáles son los beneficios?

Una persona con una enfermedad temporal que no puede tragar puede estar con hambre y sed. Un tubo de alimentación puede ser de ayuda. Algunas veces una persona puede confundirse por causa de la deshidratación. Deshidratación es cuando el cuerpo no obtiene líquidos en cantidad suficiente. Darle a un paciente líquidos a través de un tubo puede ayudar con la deshidratación y podría disminuir la confusión de él o de ella. Dar líquidos y nutrición ayuda al paciente a medida que él o ella se recupera.

Para un paciente con una enfermedad terminal en etapa avanzada y que se está muriendo la hidratación y alimentación artificial puede no proveer muchos beneficios. La hidratación y alimentación artificial en estos pacientes puede hacer que el paciente viva un poco más, pero no siempre.

¿Cuáles son los riesgos?

Siempre existe riesgo cuando alguien se alimenta a través de un tubo. Puede entrar líquido en los pulmones. Esto puede causar tos y neumonía. Los tubos de alimentación pueden sentirse incómodos. Se pueden tapar, causar dolor, náusea y vómito. Los tubos de alimentación también pueden causar infecciones. Algunas veces, los pacientes tienen que estar físicamente restringidos o sedados para impedir que se saquen el tubo.

¿Cómo decidimos si debemos o no usar hidratación y nutrición artificial?

El paciente y su familia deben hablar con el médico acerca de la condición médica del paciente y de los riesgos y beneficios de darle hidratación y nutrición artificial. Cada situación es diferente. Su médico le puede ayudar a tomar la decisión que es correcta para el paciente y para la familia.

Fuente

Withholding and Withdrawing Life-Sustaining Treatment by RJ Ackermann, M.D. (American Family Physician octubre 01, 2000, http://www.aafp.org/afp/20001001/1555.html)

Alguna información de este panfleto proviene de Education for Physicians on End-of-Life Care Trainer's Guide, Module 11, withholding, withdrawing therapy. En: Emanuel LL, von Gunten CJ, Ferris FD. Education for physicians on end-of-life care/Institute for Ethics at the American Medical Association. Chicago, IL. EPEC Project, The Robert Wood Johnson Foundation, 1999.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/09
Creado: 01/05

Compartir: