Almuerzos escolares: ayudar a su hijo a hacer elecciones saludables

Compartir:

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a elegir las opciones saludables de alimentos en la escuela?

Lo mejor que puede hacer es preparar a su hijo para que haga elecciones saludables. Puede hacerlo ayudándolo a que forme hábitos saludables antes de que comience la escuela. Lo que usted hace en el hogar puede ir repercutiendo poco a poco en el resto del día de su hijo, y el resto de su vida también.

Ofrézcale estos bocadillos (“snacks” o refrigerios):

  • Frutas frescas
  • Papitas de paquete y roscas tipo “pretzel” asadas
  • Vegetales frescos con salsa o salsa de ensaladas (aderezos) baja en calorías
  • Palomitas (crispetas) de maíz sin mantequilla y otros bocadillos con contenido bajo en grasa

En lugar de éstos:

  • Comidas fritas
  • Bebidas con azúcar, como refrescos comunes y ponches de fruta endulzados
  • Productos procesados o asados

¿Los almuerzos escolares son una opción saludable para mi hijo?

Los almuerzos escolares están diseñados para proporcionarles a los niños opciones de alimentos saludables. Para ver la información nutricional de los almuerzos y otras comidas que ofrece la escuela de su hijo, visite el sitio web sobre comidas escolares del Servicio de Alimentos y Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Su distrito escolar también puede proporcionar menús e información nutricional en su sitio web.

Muchos distritos escolares de todo el país han modernizado sus programas de almuerzos escolares para proporcionar opciones más saludables. Al ofrecer más variedad, opciones de alimentos étnicos, platos principales vegetarianos y mesas con ensaladas, frutas y vegetales, los estudiantes pueden elegir opciones más saludables y tentadoras. Sin embargo, muchos estudiantes aún hoy no saben qué alimentos son saludables; suelen hacer sus elecciones según lo que les resulta más conocido o lo que sus amigos eligen.v

¿Debo hacerle el almuerzo a mi hijo para que lo lleve a la escuela?

Hacerle el almuerzo a su hijo es sin dudas una opción, en especial si su hijo es muy selectivo con las comidas o tiene necesidades alimenticias especiales.

Si le preocupan las opciones de alimentos de su hijo en la escuela, intente repasar el menú del almuerzo escolar con su hijo cada semana. Hable sobre los días en que su hijo desearía comer en la escuela, y los alimentos y las bebidas que seleccionará. Trabaje con su hijo para determinar qué días tendrá un almuerzo “casero”. De esta manera, puede ayudar a su hijo a seleccionar opciones saludables en la escuela, y además proporcionarle comidas caseras saludables.

Cuando sea usted quien empaca el almuerzo de su hijo, prepárelo la noche anterior, de manera de no quedarse corto de tiempo durante la mañana. Si están apurados, será más fácil para usted seleccionar alimentos empacados y opciones semejantes a bocadillos que no son saludables. Empaque productos que no necesiten refrigeración o que puedan mantenerse fríos con una compresa con hielo o un termo, o consulte para saber si la escuela ofrece refrigeración para los almuerzos. Algunos alimentos, como ciertas bebidas y yogur, se pueden congelar con anticipación y se descongelan sin peligros en la lonchera.

Qué otras opciones tengo?

Algunas escuelas también ofrecen programas de desayunos para que los niños comiencen el día de manera saludable. Algunas veces, las comidas se sirven en la cafetería, mientras que algunas escuelas sirven el desayuno en el salón de clase. Pida en su escuela un menú de lo que ofrecen en los desayunos.

 

This content was developed with general underwriting support from The Coca-Cola Company.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 01/11

Compartir: