El peso de su hijo: cuándo es el momento de intervenir

Compartir:

¿En qué momento debo preocuparme por el peso de mi hijo?

Primero, hable con el médico de familia acerca del peso de su hijo. Puede ser difícil saber si su hijo realmente tiene un problema con el peso. Su médico puede ayudar.

También observe el comportamiento y los patrones de alimentación de su hijo. Tener sobrepeso o ser obeso puede ser muy estresante para los niños. Los efectos sociales, como una autoestima baja y el aislamiento, pueden ser más obvios que los riesgos para la salud física, como un mayor riesgo de enfermedad del corazón y diabetes más adelante en su vida. Estos dos problemas pueden ser muy dañinos para el bienestar general de un niño.

¿Es posible que el problema de peso de mi hijo sea causado por otros factores físicos, como la genética, las enfermedades o el desequilibrio hormonal, o por un medicamento que está tomando?

La genética puede tener un papel en el sobrepeso y la obesidad. Los niños que tienen antecedentes familiares de problemas de peso tienen mayor riesgo de sufrir problemas de peso. Suele ocurrir que la genética funciona en combinación con factores ambientales y del comportamiento. Esto significa que una alimentación s y hábitos de ejercicios saludables son tan importantes como los antecedentes familiares.

En general, las enfermedades y los desequilibrios hormonales (de las hormonas) pueden provocar una amplia variedad de síntomas además del aumento de peso. Asegúrese de informar al médico de familia si ha notado otros cambios inusuales en su hijo, como fatiga, estreñimiento o piel seca. Esta información ayudará a que el médico evalúe mejor el aumento de peso de su hijo.

El médico deseará saber qué medicamentos toma su hijo, incluidas las vitaminas y los suplementos herbales. Si el aumento de peso de su hijo ocurre después de que el niño empezó a tomar un medicamento, comparta esta información con su médico. Algunos medicamentos pueden contribuir al aumento de peso.

¿En qué momento debo plantear un programa para bajar de peso para mi hijo?

Si usted tiene inquietudes respecto del peso de su hijo (porque nota que parece aumentar de peso, muestra signos (señas) de sentirse mal en cuanto a su peso o tiene signos de alimentación emocional u otros problemas), hable con el médico de familia. No haga que su hijo siga una dieta para bajar de peso sin antes hablar con el médico. Los niños necesitan determinadas cantidades de calorías y nutrientes para crecer, aprender y desarrollarse.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo con los problemas de peso?

Los hábitos saludables, como una nutrición apropiada y la actividad física, pueden ayudar a prevenir o corregir los problemas de peso y a protegerlo a uno contra los problemas de salud y sociales que acompañan tener sobrepeso o ser obeso.

He aquí algunas ideas:

  • Tenga siempre en su hogar bocadillos (“snacks” o refrigerios) listos, como frutas (manzanas y bananas, por ejemplo) y vegetales crudos (zanahorias y pedacitos de apio, por ejemplo). Mantenga los alimentos no saludables alejados de su hogar.
  • En las comidas que prepara, incluya proteínas con contenido bajo en grasa, vegetales y granos integrales.
  • Evite las comidas en restaurantes de comidas rápidas.
  • Elija las opciones más saludables disponibles cuando coman en restaurantes de comidas rápidas o con servicio a la mesa.
  • Limite el tiempo que se pasa delante del televisor, el computador o la consola de juegos a no más de dos (2) horas por día.
  • Aliente a su hijo a estar activo. Intente que juegue activamente durante una (1) hora por día.
  • Aliente a su hijo para que se involucre en actividades físicas que le gusten mucho. Algunos niños disfrutan de las actividades en equipo o grupo mientras que otros disfrutan de las actividades que pueden hacer solos.
  • Incluya actividades físicas en la vida diaria de su familia; planifique salidas familiares activas.
  • Sea un buen modelo a seguir. Haga lo que dice, coma saludablemente y haga ejercicios.

Para obtener el mejor resultado, todo programa de nutrición y actividades debe involucrar a toda la familia, no sólo al niño con sobrepeso u obeso. Trate de no pensar en los cambios que hace como “dieta” o “programas” temporales. En vez de esto, piense que es un plan permanente para mejorar la salud de toda la familia.

 

This content was developed with general underwriting support from The Coca-Cola Company.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 01/11

Compartir: