Dientes: cómo cuidar los de su hijo

Compartir:

¿Cómo debo cuidar los dientes de mi hijo?

Comience aun antes de que los dientes le hayan salido. Usted puede habituarse a limpiar las encías de su bebé con una toallita suave húmeda después de que su bebé se alimenta. Cuando los dientes aparecen, comience a usar un cepillo de dientes para niños de cerdas suaves dos veces al día. En niños en edad preescolar use un poquito de crema dental con fluoruro. No cubra el cepillo con crema dental. Una cantidad del tamaño de una arveja (chícharo) es suficiente; vea la fotografía a mano derecha. Los niños pequeños tienden a tragar la mayor parte de la crema dental y la ingestión de demasiada crema con fluoruro puede ocasionar manchas permanente en sus dientes.

¿Y con respecto a usar tabletas de fluoruro?

Si usted vive en una área donde el agua de la llave no contiene fluoruro su médico le puede prescribir fluoruro diariamente cuando su niño tiene aproximadamente seis meses de edad. El fluoruro ayuda a edificar dientes fuertes; pero no le dé más de lo que las instrucciones indican. Si usted se salta un día o dos no le de fluoruro adicional para compensar. Del mismo modo que con la crema dental que el traga, el fluoruro en exceso puede causar manchas en los dientes de su niño.

¿Y la dieta tiene una influencia importante en los dientes de mi niño?

Sí. El viejo adagio de evitar los dulces, las comidas pegajosas y los bocadillos o refrigerios entre comidas es un buen consejo. La saliva en la boca puede limpiar los dientes pero necesita tiempo para actuar. Un niño que continuamente toma bocadillos durante el día nunca le da oportunidad a la saliva para limpiar los dientes.

La leche u otros líquidos tomados a partir de biberones pueden crear problemas especiales. Cuando el líquido de la botella permanece en contacto con los dientes durante un tiempo muy largo se forman caries en los dientes rápidamente. Nunca acueste a un niño con un biberón a menos que éste contenga solamente agua. No permita que su niño camine de día de un lado a otro con un biberón y enséñele a usar una taza para tomar alrededor del primer año de edad.

¿Y la salida de los dientes hace que el niño se enferme?

No. Cuando los dientes salen a través de las encías el niño puede sentir un poco de dolor y actuar ligeramente quisquilloso. A algunos niños les gusta chupar un objeto firme o que le froten las encías con un dedo. La salida de los dientes aparentemente no causa fiebre, erupción cutánea leve ("rash"), diarrea u otras enfermedades. Si su bebé tiene alguno de estos síntomas hable acerca de esto con su médico.

¿Chuparse el dedo gordo es malo para mi niño?

Es normal que los niños se chupen el dedo gordo, los dedos o un chupete. Muchos niños pueden dejar este hábito por si solos cuando cumplen cuatro años sin que esto le haga daño alguno a sus dientes. Si su niño todavía tiene el hábito de chupar después de la edad de cuatro años infórmele a su odontólogo (dentista). Su odontólogo podrá fijarse bien si hay algún problema a medida que los dientes se desarrollan. En la mayoría de los niños no hay razón alguna para preocuparse por el hábito de chupar hasta la edad de seis años que es cuando salen los dientes permanentes.

¿Cuándo debo comenzar a llevar a mi niño al odontólogo (dentista)?

A los odontólogos pediátricos les gusta que la primera visita sea alrededor del primer cumpleaños del niño. Esto le da al odontólogo la oportunidad de fijarse si hay problemas en los dientes que aparecen temprano. Es una buena ocasión para repasar consejos importantes con respecto a la dieta, los biberones, el cepillado de los dientes y el uso de fluoruro. También le ayuda a su hijo a sentirse cómodo con la oficina del odontólogo y a comenzar una rutina de chequeos dentales regulares.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 11/10
Creado: 09/00

Compartir: