La seguridad de los niños: Cómo mantener los medicamentos fuera de su alcance


Compartir:

¿Por qué es importante mantener los medicamentos y las vitaminas fuera del alcance de mi hijo?

Los medicamentos están pensados para ayudar a que se sienta mejor o para ayudar a tratar una afección médica. Sin embargo, si los medicamentos no se toman exactamente como corresponde, pueden ser perjudiciales, especialmente para los niños. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), más de 60,000 niños pequeños concurren a la sala de emergencias cada año por haber ingerido medicamentos mientras sus padres o cuidadores no los estaban mirando.

Mantener todos los medicamentos de venta con receta y de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) y las vitaminas fuera del alcance y la vista de su hijo es la mejor manera de garantizar la seguridad de su hijo. Los siguientes consejos lo ayudarán a resguardar a su hijo de los medicamentos: 

Elija un lugar que los niños no puedan alcanzar.

Encuentre un lugar en su hogar que sea demasiado alto como para que su hijo alcance o vea. Recorra su hogar y decida cuál el lugar más seguro para guardar sus medicamentos y vitaminas. Dado que algunos niños pueden treparse (usando el inodoro o las encimeras), los armarios cerrados bajo llave son el lugar más seguro para guardar sus medicamentos y vitaminas.

Guarde los medicamentos y las vitaminas en todo momento.

Siempre guarde los medicamentos y las vitaminas cada vez que los use. Esto incluye los medicamentos y las vitaminas que usa todos los días. Nunca los deje sobre una encimera de la cocina ni al lado de la cama de un niño enfermo, incluso si sabe que deberá darle el medicamento a su hijo nuevamente, en algunas horas.

Enséñele a su hijo sobre la seguridad de los medicamentos.

Informe a su hijo qué es el medicamento y explíquele por qué usted debe ser la persona que tiene que administrárselo. No diga a su hijo que el medicamento es un caramelo o que tiene un sabor similar al de un caramelo para que lo tome. No deje que su hijo juegue al doctor con frascos de medicamentos vacíos.

Informe a sus invitados sobre la seguridad de los medicamentos.

Pida a sus invitados o visitas que guarden sus carteras, bolsos o abrigos que tengan medicamentos en un lugar alto y fuera del alcance y de la vista de su hijo cuando están en su hogar. Y también asegúrese de guardar su cartera, bolso o abrigo que tengan medicamentos en un lugar seguro y fuera del alcance de su hijo.

Escuche el sonido de un clic para asegurarse de que la tapa de seguridad esté cerrada.

Siempre use las tapas de seguridad que vienen con los medicamentos. Asegúrese de cerrar la tapa de seguridad del frasco de un medicamento después de usarlo. Si el medicamento tiene una tapa de cierre a rosca, gírela hasta que escuche el sonido de un clic. Pero recuerde que, si bien muchos medicamentos y vitaminas tienen tapas de seguridad, de todos modos los niños pueden abrirlas. Siempre guarde sus medicamentos y vitaminas en un lugar seguro donde sus hijos no puedan alcanzarlos ni verlos.

Esté preparado en caso de una emergencia.

Llame de inmediato a su centro de toxicología al 800-222-1222 si cree que su hijo podría haber ingerido un medicamento o una vitamina. Si ve a su hijo con píldoras en la mano, suponga que puede haber tragado algunas. Programe el número del centro de toxicología en su teléfono particular o en su teléfono celular para que pueda tenerlo a su disposición cuando lo necesite. Asegúrese de colocar el número de su centro de toxicología en un lugar donde las niñeras u otros cuidadores puedan encontrarlo.

Información adaptada de "Put your medicines up and away and out of sight" ("Coloque sus medicamentos en un lugar alto y fuera de la vista de los niños"), un folleto de información para el paciente publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estas y otras publicaciones están disponibles en Internet (http://www.cdc.gov/medicationsafety/).

Revisado/actualizado: 02/12
Creado: 12/11

Compartir: