Convirtiéndose en padres: lo que significa para las parejas

Compartir:

El cuarto del bebé está listo y la ropita lavada y aplanchada. Ustedes están listos para recibir al nuevo bebé en la familia. Tener un bebé cambia las cosas en la casa, incluso la relación con su pareja. Este artículo le da consejos sobre cómo mantener su relación fuerte.

Pasen tiempo juntos como pareja

Cuidar a un bebé es un trabajo de 24 horas; especialmente durante los primeros meses. Entre las comidas y los cambios de pañales puede serle difícil sacar tiempo para si misma. Ayuda cuando se comparten las responsabilidades de cuidar al niño con su pareja. Esto les ayudará a ustedes a apreciarse el uno al otro. También les dará tiempo a cada uno para descansar.

También es importante que ustedes pasen tiempo a solas como pareja. Pídale a un amigo o a un pariente que se quede con el bebé para que ustedes dos puedan salir a hacer algo. Si no tiene a nadie que le ayude a cuidar al bebé planee algo especial en la casa. Cuando el bebé se acueste, siéntense a comer una comida especial o a mirar una película. Traten de hacer algo especial cada semana o cada dos semanas.

Es importante también conectarse con su pareja todos los días. Buscar tiempo para hablar entre si puede ayudar a fortalecer la relación. Busquen oportunidades como por ejemplo haciendo tareas caseras juntos, hablando antes de acostarse y comiendo juntos mientras el bebé está durmiendo. Si sacan tiempo para volver a conectarse todos los días continuarán fortaleciendo su relación.

Hablen sobre sus sentimientos

Tener un nuevo bebé es un momento feliz pero también estresante. Usted sentirá muchas emociones. Le puede ayudar hablar acerca de sus emociones con su pareja. Los sentimientos como la rabia, los celos y la tristeza pueden comenzar cuando ustedes tienen menos tiempo para si mismos. Si no comparten estos sentimientos se pueden acumular y hacerle daño a la relación. Asegúrense de sacar tiempo para hablar acerca de sus sentimientos el uno con el otro. Traten de sacar tiempo para hablar mientras el bebé está durmiendo.

Peleen justamente.

Todas las parejas tienen desacuerdos, especialmente en épocas de estrés. Cuando lo haga, recuerden pelear justamente. Sean directos y honestos cuando hay algo que les molesta. No se pongan adjetivos ni se señalen con los dedos entre sí. Explique porqué está molesto o molesta y cuál cree que es la solución. Preste atención a los sentimientos de su pareja. Y reconcíliense cuando hayan acabado el argumento.

Si pelean en frente del bebé, asegúrense de que solucionan el problema y se reconcilian. Es importante que los niños sepan que los padres se aman y que los vean solucionar los problemas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 09/10
Creado: 07/05

Compartir: