Reflujo urinario en niños

Compartir:

¿Qué es el reflujo urinario?

Cuando la orina fluye desde la vejiga de regreso dentro de los riñones a esto se le llama reflujo. La orina normalmente fluye en una sola dirección. Cuando la orina fluye de regreso desde la vejiga hasta los riñones los gérmenes pueden llegar hasta los riñones. Esto puede conducir a infección del tracto urinario. Si el reflujo no es notado, las infecciones repetitivas pueden conducir a la formación de tejido cicatrizal dentro de los riñones. El reflujo ocurre en cerca de una tercera parte de los niños que tienen infecciones del tracto urinario (abreviadas como ITU).

¿Una ITU significa que algo anda mal con el tracto urinario de mi niño?

La mayoría de los niños que tienen una ITU tienen un tracto urinario normal. Del mismo modo que a algunos niños les dan infecciones de oído a pesar de que sus oídos son normales, a algunos niños les dan ITU a pesar de que tienen un tracto urinario normal. Sin embargo, algunos niños con ITU pueden tener algo mal en su tracto urinario. Su médico puede ordenar pruebas especiales para determinarlo. Esto es más probable si su niño es muy pequeño en el momento en que tiene su primer infección o si él o ella ha tenido infecciones repetitivas

¿Qué tipo de pruebas va a realizar el médico?

Existen varias pruebas para mirar el tracto urinario. Un examen de ultrasonido de los riñones y la vejiga es una prueba que no causa dolor y que le permite a su médico ver bien dentro de los riñones y la vejiga.

Una radiografía de la vejiga, llamada cistouretrograma de evacuación (VCUG en inglés) es una buena forma de ver la vejiga. Un tubo pequeño se coloca en la vejiga de su niño. Se pasa líquido a través del tubo dentro de la vejiga. Este líquido aparece en la radiografía. Se toman radiografías a medida que la vejiga se llena y mientras su niño orina. Este estudio proporciona buenas imágenes de la vejiga y de la uretra. Este se usa para ver si su niño tiene reflujo.

Otra prueba que a veces se usa en niños con ITU es un ultrasonido de riñón. Para esta prueba se coloca una cantidad pequeña de medicamento radioactivo dentro del torrente sanguíneo de su niño por medio de una vía intravenosa. Con una cámara especial se adquieren imágenes de los riñones. Esta prueba es muy útil para encontrar cicatrices en los riñones. Se usa con mayor frecuencia en niños en que se sabe que tienen reflujo.

Un pielograma (o pielografía) intravenoso es otro examen que puede usarse para ver los riñones y el tracto urinario. Éste no es como un ultrasonido de riñón.

Cuál de estas pruebas le ordenan a su niño depende de la edad del niño, sexo y de cuántas infecciones él o ella ha tenido y de qué tan graves fueron.

¿Cómo se trata el reflujo urinario?

El reflujo tiende a desaparecer por cuenta propia. Por lo tanto, la mayoría de niños con reflujo no necesitan más tratamiento que ir a visitar al médico con regularidad. Sin embargo, alguno niños con reflujo necesitan tomar un antibiótico todos los días para prevenir las ITU. Algunos medicamentos usados con frecuencia son la nitrofurantoína (un nombre de marca: Furadantín) y el trimetroprim sulfametoxazol (algunos nombres de marca: Bactrim y Septra).

¿Alguna vez se requiere de cirugía?

La mayoría de los niños con reflujo urinario no necesitan cirugía. Unos pocos niños que continúan desarrollando ITU mientras toman antibióticos y que desarrollan cicatrización nueva de los riñones o que tienen reflujo grave, o que no pueden tomar antibióticos pueden necesitar cirugía. Si su niño requiere cirugía su médico hablará con usted acerca de las opciones.

Fuente

Pediatric Urinary Tract Infection and Reflux by JH Ross, M.D., and R Kay, M.D (American Family Physician marzo 15, 1999, http://www.aafp.org/afp/990315ap/1472.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 07/10
Creado: 03/99

Compartir: