Vacuna contra la poliomielitis

Compartir:

¿Qué es la polio?

La causa de la poliomielitis (polio, para abreviar) es una infección por un virus. El virus puede propagarse al tomar agua contaminada con el virus de la polio. También puede propagarse por contacto directo como al besarse con una persona infectada. La polio es una enfermedad grave. Puede causar parálisis —cuando no puedes mover tus brazos y piernas— o incluso la muerte. Antes de que la primera vacuna contra la polio fuera desarrollada en la década de los años 50, miles de niños contraían polio cada año. Afortunadamente, el uso de la vacuna contra la polio ha hecho que la presencia de esta enfermedad sea muy rara en la mayor parte del mundo.

¿Cómo puede prevenirse la polio?

Usted puede evitar que sus hijos contraigan la polio asegurándose de que reciban la vacuna contra dicha enfermedad.

¿Qué es la vacuna contra la polio?

Una vacuna se usa para obtener protección contra una enfermedad. La vacuna contra la polio —también llamada vacuna contra la polio inactivada— (IPV en inglés) se pone con una inyección, es decir, con un "pinchazo". Anteriormente, se daban gotas por la boca.

¿Cuándo debe vacunarse mi niño o niña?

La mayoría de los niños o niñas reciben cuatro (4) dosis de vacuna contra la polio según este esquema:

  • La primera dosis a los 2 meses.
  • La segunda dosis cuando cumplen 4 meses.
  • La tercera dosis, cuando tienen entre 6 meses y 18 meses.
  • La última dosis cuando tienen entre 4 y 6 años de edad.

¿Hay razones para no ponerse las vacunas contra la polio?

Su niño no debería recibir vacunas contra la polio si él o ella es alérgico a los siguientes medicamentos: neomicina, estreptomicina o polimixina B.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna?

La mayoría de las personas no tienen problemas. Algunas personas tendrán algo de dolor o enrojecimiento en el lugar donde les pusieron la vacuna. Las vacunas conllevan un riesgo pequeño de ocasionar un perjuicio grave tal como una reacción alérgica grave.

La vacuna IPV no puede causar polio.

¿Qué ocurre si mi hijo o hija tiene una reacción a la vacuna?

Si su hijo o hija tiene cualquier reacción después de recibir la vacuna contra la polio, llame a su médico lo antes posible. Además, si su hijo o hija desarrolla urticaria (hinchazón, comezón y una sensación de ardor en la piel), si tiene problemas para respirar o entra en choque (se debilita, se desmaya, la piel se le pone fría, húmeda y sudorosa), llame al 911 o lleve a su hijo o hija a la sala de emergencias de un hospital. Asegúrese de informar a los médicos que atiendan a su hijo o hija el día y la hora en que él o ella recibió la vacuna. Pídale a su médico que presente un reporte al CDC llenando un formulario para reportar reacciones adversas a una vacuna ("Vaccine Adverse Report Form"), o hágalo usted mismo llamando al 800-822-7967.

Una nota sobre las vacunas

Algunas veces la cantidad de una cierta vacuna no es suficiente para el número de gente que la necesita. Más información...

Otras Organizaciones

Fuente

Poliovirus Vaccine Options by RK Zimmerman, M.D., M.P.H., and SJ Spann, M.D. (American Family Physician enero 01, 1999, http://www.aafp.org/afp/990101ap/113.html)

Adaptado de Polio vaccines: what you need to know (Vacunas contra la polio: lo que usted necesita saber). U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU., Centros Estadounidenses para el Control y la Prevención de las Enfermedades), 1997.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 12/10
Creado: 09/00

Compartir: