Bebés que vienen de nalgas: ¿qué puedo hacer si mi bebé viene de nalgas?

Compartir:

¿Qué es un parto de nalgas?

Justo antes de nacer, la mayoría de los bebés vienen en posición con la cabeza abajo dentro del útero de la madre y esta es la razón por la cual la mayoría de los bebés cuando nacen asoman la cabeza primero. Algunas veces el bebé viene en posición de nalgas o de pies. Cuando un bebé está en esa posición antes de nacer se dice que es un parto de nalgas o que es un bebé que viene de nalgas. Muchos bebés están de nalgas al comienzo del embarazo pero la mayoría se voltean hacia la posición de cara hacia el final del embarazo. Los bebés que nacen prematuros tienen más probabilidad de venir de nalgas. Si hay más de un bebé en el útero a la vez uno o más de los bebés pueden estar de nalgas. Niveles anormales de líquido amniótico alrededor del bebé pueden traer como resultado un parto de nalgas. A medida que usted se acerca a la fecha de su parto, su médico podrá saber —por el examen físico, el ultrasonido o ambos— si su bebé viene de nalgas.

¿El parto de un bebé que viene de nalgas puede atenderse sin necesidad de una cesárea?

El parto de algunos bebés que vienen de nalgas puede atenderse sin peligro por medio de un parto vaginal. Sin embargo, pueden ocurrir más complicaciones si el bebé viene de nalgas. Un bebé que viene de nalgas puede ser demasiado pequeño o puede tener defectos de nacimiento por causa del parto de nalgas. Cuando los bebés que vienen de nalgas nacen por vía vaginal tienen más probabilidad de lesionarse durante o después del parto que los bebés que nacen de cabeza. Los bebés que nacen por vía vaginal en posición de nalgas también tienen probabilidad de desarrollar un defecto de nacimiento en el cual el orificio articular de la cadera y el hueso del muslo se separan. Las complicaciones con el cordón umbilical también tienen mayor probabilidad de suceder en los bebés que nacen por vía vaginal y vienen de nalgas; por ejemplo, el cordón umbilical tiene mayor probabilidad de comprimirse durante el parto, lo cual puede causar daño a los nervios y al cerebro debido a la falta de oxígeno.

A pesar de que los bebés que vienen de nalgas pueden recibirse por vía vaginal, generalmente es más fácil y más seguro atender partos vaginales en los cuales la cabeza sale primero. Los médicos generalmente atienden los partos de los bebés que vienen de nalgas por medio de una cesárea, la cual también se conoce en inglés como una "C-section". El parto por cesárea también involucra riesgos tales como sangrado, infección y mayor estadía en el hospital tanto para la madre como para su bebé.

¿Puedo hacer algo para ayudar si mi bebé viene de nalgas?

Es muy importante visitar su médico con regularidad durante su embarazo. El médico puede saber si su bebé viene de nalgas y ayudarle a planear qué hacer. Algunos médicos planean atender el parto por cesárea. Otros pueden darle a sus pacientes ejercicios para hacer en la casa que pueden ayudar a que el bebé se voltee a la posición de cabeza primero. Algunos médicos tratan de voltear el bebé dentro del útero de la mamá usando un procedimiento llamado versión cefálica externa. Si este procedimiento tiene éxito y el bebé se mantiene con la cabeza hacia abajo es más probable un parto normal por vía vaginal.

¿Qué es versión cefálica externa?

Versión cefálica externa es una manera de tratar de darle vuelta a un bebé de la posición de nalgas a posición en vértice (con la cabeza hacia abajo) mientras aún está en el útero de la madre. En otras palabras, versión cefálica externa significa voltear el bebé desde afuera del abdomen de modo que el bebé se coloque en posición con la cabeza hacia abajo. El médico utilizará sus manos en la parte externa de su abdomen para tratar de voltear el bebé.

¿Cuándo se hace versión cefálica externa?

Versión cefálica externa se hace al final del embarazo; más o menos después de 37 semanas de gestación.

¿A quién le pueden hacer versión cefálica externa?

A muchas mujeres que tienen embarazos normales pueden hacerles versión cefálica externa. Las mujeres a quienes no se les puede hacer incluyen aquellas con una de las características siguientes:

  • Sangrado vaginal
  • Una placenta que está cerca o que cubre la apertura del útero.
  • Una prueba de no estrés reactiva
  • Un bebé anormalmente pequeño
  • Un nivel de líquido bajo en el saco que rodea y protege el bebé.
  • Una frecuencia cardiaca fetal anormal
  • Ruptura prematura de membranas
  • Gemelos u otro embarazo múltiple

¿Cuáles son los riesgos de la versión cefálica externa?

La versión cefálica externa tiene algunos riesgos que incluyen lo siguiente:

  • Parto prematuro
  • Ruptura prematura de membranas
  • Una pérdida pequeña de sangre ya sea para el bebé o para la madre.
  • Sufrimiento fetal que puede conducir a un parto de emergencia por cesárea.
  • El bebé puede voltearse nuevamente a la posición de nalgas después de que se ha hecho la versión cefálica externa.

A pesar de que el riesgo de tener este tipo de complicaciones es pequeño, algunos médicos prefieren no tratar de hacer una versión cefálica externa.

¿Qué puedo esperar si mi médico y yo decidimos intentar una versión cefálica externa?

La versión cefálica externa usualmente se hace en el hospital. Antes del procedimiento, a usted le harán un ultrasonido para confirmar que el bebé viene de nalgas. Su médico también hará una prueba de no estrés para asegurarse de que la frecuencia cardiaca del corazón del bebé es normal. Le extraerán un tubo con una muestra de sangre y notificarán a un anestesiólogo en caso tal de que necesiten atenderle un parto de emergencia por cesárea. Le administrarán un medicamento en el brazo, a través de una vena, con el objeto de relajar los músculos en el útero. Este medicamento es muy seguro y no tendrá riesgo alguno para su bebé. Mientras usted está acostada el médico colocará sus manos en la parte exterior de su abdomen. Después de localizar la cabeza del bebé el médico tratará con cuidado de voltear el bebé hacia la posición de cabeza primero.

¿Qué sucede después del procedimiento?

Cuando el procedimiento se completa su médico realizará otra prueba de no estrés. Si todo es normal, usted no tendrá que quedarse en el hospital. Si el procedimiento no tiene éxito, su médico hablará con usted acerca de la posibilidad de tener un parto por vía vaginal o por cesárea enseguida. Su médico también puede sugerirle repetir la versión cefálica externa.

¿Cuál es la probabilidad de éxito de la versión cefálica externa?

La probabilidad de éxito de la versión cefálica externa depende de varios factores; entre ellos:

  • Qué tan cerca está usted de la fecha de su parto
  • Qué tanto líquido hay alrededor de su bebé
  • Cuántos embarazos ha tenido usted
  • Qué tanto pesa su bebé
  • En qué posición está la placenta
  • En qué posición está su bebé

La probabilidad de éxito promedio es aproximadamente 65%. Aun si el procedimiento funciona al comienzo, todavía hay una probabilidad de que el bebé se voltee de nuevo a la posición de nalgas. Esto también depende de los factores anotados arriba.

Fuente

External Cephalic Version by Andrew S. Coco, M.D., M.S., and Stephanie D. Silverman, M.D. (American Family Physician septiembre 01, 1998, http://www.aafp.org/afp/980901ap/coco.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 08/10
Creado: 09/00

Compartir: