Cambios en su cuerpo durante el embarazo: segundo trimestre

Compartir:

¿Cómo me voy a sentir en el segundo trimestre en comparación con el primero?

La mayoría de las mujeres que no se sintieron tan bien durante el primer trimestre de embarazo usualmente comienzan a sentirse mucho mejor en el segundo. Las náuseas y el vómito de las náuseas matutinas deben ir disminuyendo poco a poco, los cambios de humor deben disminuir y usted probablemente va a tener más energía. Éste será un buen momento para realizar muchas labores necesarias para alistarse para la llegada de su bebé.

Usted aumentará de peso más rápidamente durante este trimestre, añadiendo tanto como cuatro libras (1,81 kg) al mes por el resto de su embarazo. Esto significa que usted puede tener que comenzar a usar ropa de embarazo.

¿Cuándo voy a comenzar a sentir cuando mi bebé se mueve?

Lo más seguro es que usted comience a sentir movimientos como aleteos en la parte profunda de su panza hacia la mitad de su segundo trimestre. Su bebé se estaba moviendo antes, pero probablemente usted no se daba cuenta. Si usted ha estado embarazada antes, podría notar los movimientos antes, puesto que está familiarizada con la manera como se sienten. Marque en su calendario la primera vez que siente movimientos para que le deje saber a su médico.

¿Mis senos continuarán aumentando de tamaño?

Puede que usted no tenga los senos tan sensibles como durante el primer trimestre, pero estos le seguirán creciendo para prepararse para la lactancia. El agrandamiento de las glándulas secretoras de leche y de los depósitos de grasa hacen que los senos crezcan.

Usted también puede notar que la piel sobre y alrededor de sus pezones se oscurecerá y le podrían salir bultitos pequeños alrededor de los pezones. Los bultitos son glándulas que producen una substancia aceitosa para que los pezones no se resequen. Un líquido amarillo llamado calostro podría comenzar a salirle de los pezones.

¿Qué son estrías y cómo puedo prevenirlas?

A medida que su piel se estira para acomodar el aumento de tamaño de su cuerpo, algunas áreas de piel pueden estirarse mucho. Las fibras elásticas que están justo debajo de la piel pueden rajarse, creando vetas de piel indentada que se conocen con el nombre de estrías. Se le pueden formar estrías en la panza y en los senos.

No a todas las mujeres embarazadas les salen estrías, pero estas son muy comunes. Desafortunadamente, no existe manera de prevenir la formación de estas por completo. Fijarse en su peso y asegurarse de no subir más de peso de lo que su médico le recomienda es una buena idea. Algunos fabricantes de lociones y aceites afirman que sus productos pueden prevenir la formación de estrías, pero esto no se ha comprobado. Sin embargo, mantener la piel bien humectada puede disminuir la comezón (picazón o picor).

Las estrías deben desvanecerse u hacerse menos visibles después del embarazo.

¿Qué otros cambios en la piel puedo esperar?

No todas las mujeres sufren cambios en la piel pero algunos que son comunes aparecen anotados abajo.

  • Piel reseca y con comezón (picor o picazón) especialmente en la panza
  • Aumento de la sensibilidad a los rayos solares. Esto quiere decir que usted se podría quemar más fácilmente y que puede requerir más crema protectora solar de lo que es usual.
  • Una línea de color oscura (llamada "línea nigra") que corre en la mitad de la panza desde el ombligo hasta donde comienza el vello púbico.
  • Parches de piel oscurecida sobre la cara (en español se conoce como melasma)
  • Palmas de las manos enrojecidas y con comezón

Algunos de estos cambios en la piel pueden desvanecerse después del embarazo.

¿Volveré a tener interés por el sexo?

Si usted tuvo náuseas matutinas, cambios de humor y un nivel de energía bajo durante el primer trimestre, es posible que no haya tenido deseos de tener sexo con mucha frecuencia. Muchas mujeres vuelven a desear tener sexo durante el segundo trimestre. Usted puede tener sexo en cualquier momento durante el embarazo, a menos que su médico le diga que no debe hacerlo.

Otros cambios del segundo trimestre

Dolor en las piernas. Usted podría tener dolores en las piernas, especialmente mientras duerme. Estos podrían estar relacionados con la presión que el bebé que está creciendo ejerce sobre los nervios y vasos sanguíneos que se dirigen a sus piernas. Es posible que le sea de ayuda dormir de lado en vez de boca arriba.

Otra condición de las piernas llamada trombosis venosa profunda, TVP (DVP en inglés) puede ser grave. La TVP es un coágulo de sangre que se forma en una vena, causando dolor e hinchazón en una pierna. Vaya a ver a su médico enseguida si tiene estos síntomas.

Hinchazón. Sus tobillos, manos y cara pueden hinchársele durante el segundo trimestre. Esto es por la retención de líquidos y la circulación más lenta de la sangre.

Dolor en la espalda, pelvis y caderas. El trabajo que tiene que hacer su espalda para sostener la panza que está creciendo puede sobrecargar su espalda. Sus caderas y pelvis pueden comenzar a dolerle a medida que las hormonas comienzan a relajar los ligamentos (bandas de tejido fuerte, a manera de cordones) que sostienen los huesos juntos. Los huesos comenzarán a moverse para prepararse para el parto.

Dolor abdominal. Los músculos y ligamentos que sostienen el útero se estirarán y pueden dolerle a medida que su bebé crece.

Dientes flojos. Las hormonas del embarazo también afectan los ligamentos y huesos de la boca, por lo tanto, los dientes pueden aflojarse. Esto desaparecerá después del embarazo.

Sin embargo, si usted tiene periodontitis, inflamación o una infección leve de las encías y los tejidos alrededor de los dientes, busque tratamiento. La enfermedad periodontal se ha asociado con el parto antes de tiempo y con el bajo peso al nacer. El segundo trimestre es un buen momento para hacerse el trabajo dental.

Congestión nasal, sangrado de nariz y de encías. Estos pueden ocurrir por el aumento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz y de la boca.

Acidez estomacal. Esta sensación de ardor en el esófago (el tubo que hay entre la boca y el estómago) puede comenzarle o empeorarle durante el segundo trimestre. El útero que está aumentando de tamaño puede poner presión sobre el estómago y forzar a que el ácido suba dentro del esófago causando la sensación de acidez estomacal.

Infecciones del tracto urinario. Usted puede desarrollar una infección porque los cambios hormonales hacen que el flujo de orina sea más lento y porque el útero que está creciendo pone presión sobre la vejiga. Las infecciones del sistema urinario pueden originar un parto prematuro, por lo tanto, déjele a su médico saber si usted tiene una sensación de ardor al orinar, si tiene que orinar con mayor frecuencia, o si nota sangre o un olor fuerte en su orina.

Contracciones de Braxton Hicks. También conocidas como "parto falso", las contracciones de Braxton Hicks son una contracción de los músculo uterinos. Es una de las maneras en que su útero se prepara para el trabajo de parto y para el parto. Cuando usted está teniendo una contracción de Braxton Hicks, sentirá la panza muy templada y dura y usted puede o no puede tener dolor. La contracción deberá desaparecer en unos cuantos minutos y no debe regresar siguiendo ningún patrón regular.

Si las contracciones se hacen regulares y dolorosas y no desaparecen cuando usted cambia de posición o camina, llame al médico. Esto puede ser un parto prematuro.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 10/09

Compartir: