Cuidando de si misma y de su bebé mientras está embarazada

Compartir:

¿El cuidado prenatal es importante?

El cuidado prenatal es muy importante. Usted puede ayudar a que tanto usted como su bebé estén los más sanamente posible siguiendo algunas pautas simples y yendo a chequeos regulares con su médico.

¿Qué ocurrirá durante las visitas prenatales?

Después de que usted se entera de que está embarazada, debe hacer una cita con su médico. Lo más probable es que su primera visita sea entre las 6 y 8 semanas de embarazo. Su médico probablemente comenzará hablándole a usted acerca de su historial médico y de cómo usted se ha estado sintiendo. La pesarán y le tomarán una medida de su presión arterial (sanguínea). Lo más probable es que durante cada visita al médico le tomen estas mediciones.

En la primer visita también le harán un examen pélvico para verificar el tamaño y forma de su útero (matriz) y le harán un Papanicolau para verificar anormalidades en el cuello del útero (cérvix).

Le tomarán muestras de sangre y de orina en la primer visita y luego en otras visitas más tarde. Le hacen otras pruebas tales como pruebas de orina para chequear la presencia de bacterias en su orina, de niveles elevados de azúcar que pueden ser una señal de diabetes, y de niveles altos de proteínas que la pueden poner en un riesgo mayor de padecer preeclampsia que es un tipo de presión arterial elevada que aparece durante el embarazo. También le hacen pruebas de sangre para verificar niveles bajos de hierro en la sangre (anemia), recuento de células de la sangre, enfermedades infecciosas tales como sífilis y hepatitis y verificación de su grupo sanguíneo.

Algunas veces le pueden hacer un examen de ultrasonido para ayudar a determinar la fecha en que el bebé debe nacer o para verificar el crecimiento del bebé y su posición en el útero. Un examen de ultrasonido usa ondas de sonido para crear una imagen de su bebé en una pantalla de vídeo.

Si usted o su bebé tienen riesgo de cualquier problema pueden necesitarse pruebas adicionales.

¿Cuánto peso debo ganar durante mi embarazo?

Es distinto para cada persona, pero la mayoría de mujeres aumentan entre 25 y 30 libras (11,3 a 13,6 kg). Si usted no pesa lo suficiente cuando queda embarazada necesitará ganar más. Si usted está pasada de peso cuando está embarazada de pronto sólo puede tener que aumentar entre 15 y 18 libras (6,8 a 8,16 kg).

¡Recuerde que el embarazo no es el momento para hacer dieta ni privarse de comer! Es mejor ganar cerca de 2 ó 3 libras (0,9 a 1,36 kg) durante las primeras 12 semanas y cerca de una libra a la semana después de eso. Hable con su médico acerca de cuánto peso debe ganar.

¿Qué debo comer?

Una de las cosas más importantes que usted puede hacer por si misma y por su bebé es comer una dieta balanceada. Hay unos cuantos alimentos con los que usted tiene que tener más cuidado al comer mientras está embarazada. La carne, huevos y pescado que no estén muy bien cocidos la pueden poner bajo riesgo de una infección. No coma más de 2 o 3 raciones de pescado a la semana; esto incluye pescado enlatado. No coma tiburón, pez espada, caballa o pargo rayado. Estos pescados a veces contienen altos niveles de mercurio que podrían hacerle daño a su bebé. Si come atún, asegúrese de que sea atún bajo en grasa y coma no más de 6 onzas por semana de atún albacora o de filetes de atún. Se puede comer hasta 12 onzas de atún enlatado bajo en grasa la semana.

Lave todas las frutas y los vegetales. Mantenga las tablas para cortar y los platos limpios. Coma 4 o más porciones de alimentos lácteos cada día. Esto le proporcionará suficiente calcio a usted y a su bebé. No tome leche sin pasteurizar ni tampoco coma productos lácteos no pasteurizados. Los quesos suaves tales como el Brie, feta, el queso azul y los quesos mexicanos tales como el queso fresco pueden tener bacterias que pueden causar infecciones.

Si usted toma café u otras bebidas con cafeína, no tome más de 1 o 2 tazas al día.

Es aceptable usar endulzantes (edulcorantes) artificiales tales como el aspartame (algunos nombres de marca: Equal, Nutrasweet) y la sucralosa (nombre de marca: Splenda) mientras está embarazada, pero debe usarlos con moderación. Si usted tiene una enfermedad genética llamada fenilcetonuria (PKU en inglés) no debe usar nada de aspartame.

¿Debo tomar vitaminas?

Usted debe tomar 1.000 µg (1 mg) de ácido fólico todos los días durante su embarazo. El ácido fólico puede ayudar a prevenir problemas en el cerebro y la columna vertebral del bebé. Es mejor comenzar a tomar ácido fólico antes de quedar embarazada.

Es probable que su médico quiera que usted tome una vitamina prenatal. Si usted decide tomar un suplemento prenatal, asegúrese de que no está tomando ningún otro suplemento vitamínico o mineral junto con el prenatal a menos que su médico se lo recomiende.

¿Está bien tomar medicamentos?

Verifique con su médico antes de tomar cualquier medicamento, incluso calmantes para el dolor o medicamentos que no requieren receta médica. Aun los medicamentos que usted puede adquirir sin receta médica pueden causar defectos de nacimiento, especialmente si se toman durante los primeros tres meses de embarazo.

¿Cuánto tiempo puedo seguir trabajando?

Esto depende de si tiene algún problema con el embarazo, de qué tipo de trabajo usted hace y de si usted está expuesta a algo en el trabajo que podría ser perjudicial para su bebé. Por ejemplo, levantar objetos pesados o estar parada durante períodos de tiempo prolongado puede ser pesado para su cuerpo. La radiación, el plomo y otros metales pesados tales como cobre y mercurio pueden ser perjudiciales para el bebé. Sin embargo, trabajar en frente de una pantalla de computadora no se cree que le haga daño a un bebé que aún no ha nacido. Hable con su médico acerca de su entorno de trabajo.

¿Y con respecto al ejercicio?

A menos que usted tenga problemas durante su embarazo usted probablemente puede hacer cualquier clase de ejercicio que usted hizo antes de quedar embarazada. El ejercicio puede ayudara a aliviar el malestar durante el embarazo. Trate de hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio cada día. Hable con su médico acerca de cualquier condición especial que usted pueda tener.

Algunas mujeres dicen que hacer ejercicio durante el embarazo les facilita el trabajo de parto. Nadar y caminar son opciones excelentes. Si no hacía ejercicio antes de quedar en embarazo comience lentamente. No se exceda haciendo ejercicio. Escuche lo que su cuerpo le dicta. Llame a su médico si tiene síntomas de visión borrosa, mareo, dolor en el pecho o en el abdomen mientras está haciendo ejercicio. No deje que se ponga demasiado caliente. Asegúrese de tomar suficiente agua para que no se vaya a deshidratar. Es mejor evitar cualquier cosa que podría hacerla caer tal como esquiar en el agua o escalar piedras. También es mejor evitar los deportes de contacto tales como el baloncesto o el balompié (fútbol).

¿Está bien tener relaciones sexuales?

Sí, a menos que su médico crea que usted tiene riesgo de tener problemas. No se sorprenda si usted está menos o más interesada en el sexo mientras está embarazada. A medida que usted aumenta de tamaño tendrá que ensayar posiciones diferentes tales como acostada de lado o estar encima. Si tiene sexo oral pídale a su compañero que no sople aire dentro de su vagina. Esto podría forzar aire dentro de usted lo cual le podría ocasionar un embolismo aéreo. Los embolismos aéreos pueden causar daño cerebral permanente e inclusive la muerte a las mujeres embarazadas y a su bebé.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Aquí hay una lista de los malestares más frecuentes durante el embarazo y algunos consejos para manejarlos:

Náuseas matutinas. Náusea o vómito que puede aparecer a cualquier momento: durante el día o la noche. Trate de comer comidas pequeñas con frecuencia y evitar las comidas grasosas. Mantenga galletas de soda cerca de la cama para comer antes de levantarse.

Hable con su médico si las náuseas matutinas le duran más allá de los tres primeros meses de embarazo o si hacen que usted baje de peso.

Cansancio. Algunas veces el cansancio durante el embarazo es causado por anemia, por lo tanto, hable con su médico. Descanse suficientemente. Si es posible, tome una siesta durante el día.

Calambres en las piernas. Suavemente estire la pantorrilla doblando los dedos de los pies hacia arriba en dirección de la rodilla.

Estreñimiento. Tome líquidos en abundancia Coma alimentos con bastante fibra tales como frutas, vegetales y cereal integral. No tome laxantes sin antes consultar con su médico. Los medicamentos para ablandar las materias fecales pueden ser más seguros que los laxantes.

Hemorroides. No haga demasiada fuerza mientras se le está moviendo el estómago. Trate de evitar constiparse. Límpiese bien después de que se le haya movido el estómago; los pañitos humedecidos pueden resultar menos irritantes que el papel higiénico. Tome varios baños de asiento al día si es necesario.

Orinar con más frecuencia. Puede necesitar orinar más frecuentemente a medida que su bebé crece puesto que él o ella pondrá presión sobre su vejiga. Esto no se puede evitar.

Venas várices. Evite ponerse ropa que le apriete alrededor de las piernas o de la cintura. Descanse y mantenga los pies levantados tanto como pueda. Si debe mantenerse de pie por períodos largos de tiempo muévase. Pregúntele a su médico acerca de medias ortopédicas o de compresión que le pueden ayudar a mejorar o prevenir las venas varicosas.

Cambios de humor. Su nivel hormonal está cambiando continuamente durante el embarazo. Además, su vida está atravesando por un cambio muy fuerte. No sea demasiado dura con si misma. Si se siente muy triste o piensa en suicidarse hable con su médico.

Acidez estomacal. Coma comidas pequeñas con frecuencia. Evite las comidas picosas o grasosas. No se acueste enseguida come. Pregúntele a su médico acerca de tomar antiácidos.

Infecciones por levaduras. La cantidad de secreción proveniente de la vagina aumenta durante el embarazo. Las infecciones por levaduras que también pueden causar secreción son más comunes durante el embarazo. Es buena idea hablar con su médico acerca de cualquier secreción inusual.

Sangrado de las encías. Cepíllese y pásese la seda dental con regularidad y visite a su odontólogo (dentista) para que le hagan limpieza dental. No posponga las visitas al odontólogo (dentista) por estar embarazada, pero asegúrese de mencionarle al odontólogo de su embarazo.

Nariz tupida. Esto se relaciona con cambios en los niveles de la hormona femenina llamada estrógeno. Es posible que usted también tenga sangrado por la nariz.

Edema (retención de líquido). Descanse con las piernas elevadas. Acuéstese sobre el lado izquierdo mientras duerme de modo tal que la sangre fluya mejor al regresar de sus piernas hacia el corazón. No use píldoras para eliminar líquido llamadas diuréticos. Si está pensando en disminuir la cantidad de sal que usted come para bajar la hinchazón hable con su médico primero. Su cuerpo necesita sal suficiente para mantener el balance de líquidos y disminuir la sal puede no ser la mejor manera de manejar su hinchazón.

Cambios en la piel. Las estrías aparecen como marcas rojas en la piel. Una loción con mantequilla de shea puede ayudar a mantener su piel húmeda y ayudarle a reducir la comezón causada por la sequedad de la piel. Las estrías con frecuencia no pueden prevenirse, pero con frecuencia desaparecen después del embarazo.

Otros cambios en la piel pueden incluir el oscurecimiento de la piel de la cara y alrededor de los pezones y una línea oscura por debajo del ombligo. El mantenerse alejada del sol o usar un filtro solar puede ayudar a disminuir estas marcas. La mayoría de las marcas probablemente se desvanecerán después del embarazo.

Llame a su médico si usted tiene:

  • Sangrado o secreción que le sale de la vagina
  • Hinchazón repentina o extremada de su cara o de sus dedos.
  • Dolores de cabeza graves o que no se le quitan.
  • Náusea y vómito que no se le quita.
  • Mareo
  • Visión débil o borrosa
  • Dolor o calambres en la parte baja del estómago.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Nota un cambio en los movimientos de su bebé.
  • Orina menos o siente ardor al orinar.
  • Cualquier enfermedad o infección.
  • Cualquier cosa que la molesta.

Señales de alerta

"No haga esto, no haga eso". Usted probablemente ha escuchado toda clase de cuentos. He aquí algunas señas que se deben considerar como una alerta:

  • No fume. Fumar aumenta su riesgo de tener un aborto espontáneo, parto prematuro, un bebé de poco peso al nacer y muchos otros problemas.
  • No use drogas ilegales. La cocaína, heroína, marihuana y otras drogas ilegales aumentan su riesgo de tener un aborto espontáneo, un parto prematuro y defectos de nacimiento. Su bebé podría también nacer adicto a la droga a la que usted ha esta usando en exceso, lo cual podría causar graves problemas de salud.
  • No beba alcohol. Beber alcohol durante el embarazo es la principal causa de defectos de nacimiento que se pueden prevenir tal como síndrome de alcoholismo fetal.
  • No limpie la caja donde su gato hace popó (defeca) ni tampoco coma carne roja cruda ni a medio cocer. Usted podría contraer toxoplasmosisuna enfermedad capaz de causar defectos de nacimiento.
  • No se meta al sauna ni al baño turco. El calor aumenta su riesgo de tener un aborto espontáneo y defectos de nacimiento.
  • No se dé duchas vaginales. Las duchas vaginales podrían forzar aire dentro de la vagina lo cual puede causar embolismo aéreo. La vagina no requiere enjuague además del baño normal del cuerpo. Las duchas vaginales trastornan el balance de bacterias beneficiosas que mantienen la vagina limpia.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 08/10
Creado: 09/00

Compartir: