Mantener a su hijo activo

Compartir:

¿Por qué es tan importante el ejercicio para los niños?

La actividad física tiene muchos beneficios, incluidos:

  • Ayuda a quemar calorías en vez de almacenarlas como grasa corporal. Esto significa que ayuda a que los niños mantengan un peso saludable y reduce el riesgo de que tengan sobrepeso o sean obesos.
  • Ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre más equilibrados y dentro de un límite saludable y normal. Esto es especialmente importante para los niños que tienen diabetes o están en riesgo de tenerla.
  • Disminuye la presión arterial y los niveles de colesterol.
  • Ayuda a fortalecer los huesos y los músculos, y aumenta la fortaleza y la resistencia.
  • Alivia el estrés y mejora el sueño y la salud mental.
  • Puede aumentar la autoestima al ayudar a que los niños se sientan más seguros y mejor con respecto a sus cuerpos y su aspecto.

Actualmente, la cantidad de niños y adolescentes que tienen sobrepeso o son obesos es mucho mayor que nunca antes. El ejercicio periódico puede ayudar a prevenir graves problemas de salud asociados con el sobrepeso y la obesidad.

¿Cuánto ejercicio necesita mi hijo?

Los niños de dos (2) años de edad y mayores necesitan como mínimo 60 minutos de ejercicios cada día. No es necesario que se realicen estos 60 minutos de una sola vez. Puede lograrse durante el día a través de momentos de actividad más breves.

Celebren con... ¡la acción! En vez de celebrar con una torta azucarada, háganlo con una actividad familiar activa, como salir a caminar, ir a nadar o jugar un partido de voleibol. Esta es una manera de comenzar a incorporar la actividad en el estilo de vida de su familia.

¿Qué puedo hacer para alentar a mi hijo a estar activo?

Sea un modelo saludable a seguir para su hijo. Haga ejercicios o manténgase activo físicamente en su vida diaria, y planifique salidas familiares activas.

Aliente a su hijo (pero no lo presione) para que se involucre en actividades de equipo o en grupo. Algunos niños disfrutan el aspecto social de ser parte de un equipo, como el fútbol (“soccer”), la gimnasia, el baloncesto, el béisbol para niños pequeños (t-ball), el softball, jugar al boliche (bolos) y practicar danzas. Otros niños pueden sentirse presionados o avergonzados en un entorno de equipos y prefieren otros tipos de actividades en grupo como saltar la soga, el juego de persecución (la lleva o "tag") o jugar a las escondidas.

Las actividades que pueden hacerse en solitario pueden ser atractivas para otros niños. Entre otras se incluyen montar en bicicleta, jugar en una estructura de barras para juegos infantiles, jugar con la mascota de la familia, saltar en un trampolín, caminar, patinar o nadar.

Cuando se trata de actividades físicas, hay algo para todos. Con un poco de prueba y error, usted puede ayudar a que su hijo encuentre la actividad apropiada para su personalidad.

¿Por qué es importante limitar el tiempo frente a la pantalla?

El tiempo frente a la pantalla incluye mirar televisión o DVD, jugar a juegos de video o en el computador, o navegar por Internet. Estas actividades generalmente se realizan mientras se está sentado o de pie quieto. Intente limitar el tiempo frente a la pantalla total a no más de una (1) a dos (2) horas cada día. Y recuerde, usted es un modelo a seguir para su hijo. Dé un buen ejemplo al limitar también el tiempo que usted pasa frente a la pantalla.

Qué tiene de malo esta imagen

  • En promedio, los niños y adolescentes de 8 a 18 años pasan cuatro (4) horas mirando televisión, videos, DVD y programas grabados; más de una (1) hora en el computador y casi una (1) hora jugando juegos de video.
  • Dos de cada tres niños tienen un televisor en sus cuartos.
  • Los niños que tienen televisores en sus cuartos pasan casi una hora y media (1 ½) o más tiempo por día mirando más televisión en promedio que los niños que no tienen un televisor en sus cuartos.

¿Hay maneras de hacer que el tiempo frente a la pantalla sea más activo?

Algunos sistemas de juegos de video más novedosos incluyen niveles bajos de actividad física, como juegos que imitan los movimientos del baile, el juego de boliche (bolos), el tenis y otros deportes. Si bien jugar a estos juegos es mejor que estar sentado quieto, es mejor incluir estos juegos de video dentro de los límites frente a la pantalla. Una vez que su hijo ha alcanzado su límite frente a la pantalla, aliéntelo para que realmente baile, juegue al boliche y al tenis, o a otros deportes.

Otra manera de incluir actividad física dentro del tiempo frente a la pantalla es alentar a su hijo a estar activo mientras mira un espectáculo o juega un juego de video. Por ejemplo, puede hacer saltos moviendo los brazos y separando y juntando las piernas, saltar la soga o mantenerse en movimiento de alguna otra manera mientras disfruta de un programa.

 

Este contenido se desarrolló con el apoyo de un fondo educativo provisto por la Coca-Cola Company.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 01/11

Compartir: