Colocándose soportes para sus rodillas: ¿qué funciona?

Compartir:

¿Qué son soportes protectores para las rodillas?

Los soportes protectores para las rodillas son sujetadores que usted usa para una rodilla dolorosa o lastimada. Algunas personas los usan para prevenir lesiones en las rodillas mientras practican deportes. Los soportes protectores están hechos de combinaciones de metal, espuma, plástico, material elástico y correas. Vienen en varios tamaños, colores y diseños.

¿Qué tipo de soportes protectores para las rodillas hay? ¿Éstos qué hacen?

Existen cuatro clases principales de soportes protectores para las rodillas:

  1. Soportes profilácticos. Estos están diseñados para proteger las rodillas de lesiones durante deportes de contacto como el fútbol americano.
  2. Soportes funcionales. Estos dan soporte a las rodillas que ya han sido lastimadas.
  3. Soportes para rehabilitación. Estos limitan los movimientos de rodilla peligrosos mientras que la rodilla está curándose después de una lesión o cirugía.
  4. Soportes patelofemorales. Estos ayudan a que la rótula se mueva suavemente sobre la articulación de la rodilla.

¿Los soportes protectores para las rodillas funcionan?

Posiblemente. Las compañías que fabrican estos soportes protectores reclaman que sus productos funcionan bien. Los estudios científicos no han estado completamente de acuerdo. No está claro qué es lo que los soportes protectores para rodillas hacen. Los soportes protectores con frecuencia funcionan mejor en el laboratorio de lo que funcionan en el uso normal.

En general, los soportes funcionales y los soportes para rehabilitación son los más efectivos. Los soportes ayudan a algunas personas más que a otras. Algunas personas tienen miedo de que los soportes para las rodillas en realidad aumenten el número de lesiones de las rodillas en los atletas. En general, la mayoría de las personas que usan soportes protectores para las rodillas sienten que les ayudan. Los médicos están tratando de aprender más acerca de qué tan bien funcionan los soportes protectores para rodillas y cuándo es mejor usarlos. Recuerde, la necesidad de un soporte debe ser determinada por su médico.

¿Cuándo se usan los soportes protectores para las rodillas?

Distintos problemas de rodillas requieren distintos soportes protectores de rodillas. Su médico le puede sugerir un tipo de soporte protector de rodilla después de una cirugía de rodilla. Algunos médicos pueden elegir otro tipo de protector de rodilla para soporte en vez de cirugía para un ligamento de rodilla lesionado. Es probable que usted también necesite uno para el dolor en la parte del frente de la rodilla que no está mejorando con ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad. Los soportes no parecen funcionar bien para impedir que ocurran lesiones en la rodilla. Obtenga consejo de su médico si quiere ensayar un soporte protector para la rodilla.

¿Cómo consigo un soporte protector para la rodilla?

Usted tiene muchas maneras de obtener un soporte protector para rodilla. Las farmacias o los almacenes de suministros médicos con frecuencia tienen rodilleras simples o soportes. Algunas personas ordenan soportes protectores para rodillas directamente de los fabricantes o a través de Internet. Su médico es una buena fuente y puede saber acerca de muchas compañías que fabrican soportes protectores para rodillas. Su médico le puede ayudar a escoger un soporte y a conseguir el tamaño apropiado.

Algunos soportes para rodillas cuestan cientos de dólares. Algunas veces las compañías de seguros médicos pagan por estos. Recuerde, el soporte más caro no necesariamente es el mejor.

¿Cómo uso un soporte protector para la rodilla?

Mientras practica deportes los soportes deben usarse como su médico le recomendó. Tenga cuidado al ponerse el soporte para asegurarse de que los goznes están en el lugar donde la rodilla se dobla. Las correas, cintas, o vendas que se enganchan y se enrollan deben sujetarse alrededor de la pierna. Usted debe revisar la colocación del sujetador durante las actividades para asegurarse de que no se ha movido. Los sujetadores que se colocan mal le pueden hacer daño en vez de ayudarle.

Para que un soporte protector de rodilla funcione bien debe usarse durante todas las actividades que representen riesgo para lesionarse la rodilla. No se olvide de hacer ejercicios de calentamiento antes de realizar cualquier actividad deportiva.

¿Cómo cuido de mi soporte protector para la rodilla?

Los soportes protectores con frecuencia se dañan con el uso. Usted debe inspeccionar su soporte con frecuencia para ver que no se ha desgastado. La limpieza regular con agua y jabón es buena para el material del que está hecho el soporte. El metal que está expuesto debe cubrirse para proteger a los demás de lesiones. Un vendaje que está desgastado debe reemplazarse para obtener un beneficio máximo. Los materiales más durables pueden costar más pero el soporte podría durarle más.

¿Una vez que tenga un soporte protector para la rodilla debo seguir haciendo ejercicios para las piernas?

Los soportes para la rodilla son la parte menos importante de la prevención de las lesiones de rodilla o de mejorarse después de una lesión. Incluso con un soporte puesto usted todavía puede lesionarse su rodilla. Estirar, enderezar y mejorar la técnica son mucho más importantes.

Usted debería hacer cambios en la intensidad o en su horario de entrenamiento poco a como para limitar el esfuerzo de su rodilla. Un buen fortalecimiento y flexibilidad son importantes para disminuir el dolor y las lesiones de la rodilla. Usted debe delinear un plan de ejercicios con su médico para obtener el mejor programa para usted. No permita que el soporte para rodilla se convierta en una "muleta".

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 12/09
Creado: 09/05

Compartir: