Dieta con bajo contenido de purinas

Compartir:

¿Qué es una dieta con bajo contenido de purinas?

Un dieta con bajo contenido de purina es un plan de comidas que limita la cantidad de alimentos de contienen purina. Las purinas son substancias naturales que se encuentran en algunos alimentos. Cuando su cuerpo digiere purinas, se genera un producto de desecho llamado ácido úrico. La acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones puede causar un tipo de artritis llamado gota.

Las purinas se encuentran en mucho alimentos saludables. El objetivo de una dieta con bajo contenido de purinas no es evitar completamente las purinas. Por el contrario, las metas consisten en limitar y controlar cuánta purina hay en el alimento que come, y aprender cómo su cuerpo responde cuando usted come diferentes alimentos que contienen purina.

¿Quién debería hacer una dieta con bajo contenido de purina?

Es posible que su médico de familia le recomiende hacer una dieta con bajo contenido de purina si usted tiene gota u otra afección causada por niveles altos de ácido úrico (también llamada hiperuricemia). Ceñirse a una dieta con bajo contenido de purina puede reducir síntomas tales como dolor, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones.

Nuestro entendimiento del papel que los hábitos alimenticios juegan en afecciones tales como la gota se va aclarando a medida que los investigadores aprenden más acerca de estas enfermedades. Tenga en cuenta que los cambios en la dieta por sí solos no alivian por completo los síntomas de la gota. Hable con su médico de familia acerca de los beneficios de los cambios en la dieta. Si su médico de familia le ha recetado medicamentos para la gota, siga tomándolos hasta que su médico le diga que deje de hacerlo.

¿Cómo comienzo?

Comience por aprender cuál de los alimentos que usted come tienen alto contenido de purina. Intente evitar comer alimentos con alto contenido de purina y limite la cantidad de alimentos con contenido de purina moderado que come. Vea la tabla de abajo para algunas sugerencias.

Evite Limite Disfrute
Cerveza Pollo, carne, cerdo y pato Al menos 12 tazas de líquido, tales como agua o jugo de frutas
Bebidas carbonadas (refrescos) que contengan azúcar Cangrejo, langosta, ostras y camarones Productos lácteos con bajo contenido de grasas o sin grasas, tales como queso y yogur
Comidas grasosas Carnes frías y procesadas, especialmente las que tienen mucha grasa Huevo (en moderación)
Carne de órganos, tal como hígado, de cualquier animal Licor Mantequilla de maní y nueces
Tocineta, ternera y venado   Arroz, fideos, pasta y papas
Levadura   Frutas
Anchoas, sardinas, arenques, mejillones, bacalao, vieiras, trucha y abadejo   Vegetales
Salsas   Frijoles
    Vino (en moderación)
    Café (en moderación)

El cuerpo de cada persona es diferente y reacciona de forma distinta ante los distintos alimentos. Con el tiempo, usted probablemente aprenderá qué alimentos le afectan y cuáles no. Si descubre que un alimento hace que su gota se manifieste, evite comer ese alimento. De la misma manera, puede disfrutar más libremente de aquellos alimentos que no le causan problemas.

Perder peso también puede ayudarle a reducir los síntomas de la gota. Sin embargo, es importante no perder peso demasiado rápido. El ayuno y las dietas que producen una pérdida rápida de peso pueden, por el contrario, aumentar la cantidad de ácido úrico en su cuerpo. También evite las dietas de bajo contenido de carbohidratos que tengan alto contenido de proteínas y grasas porque estos alimentos generalmente contienen cantidades significativas de purinas.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 09/10
Creado: 09/10

Compartir: