Profesionales del área de la salud: como evitar las infecciones en el trabajo

Compartir:

¿Cómo puedo evitar contagiarme de una infección en el trabajo?

Como profesional de los cuidados de la salud usted puede estar expuesto a muchas fuentes diferentes de infección. Las infecciones pueden transmitirse a partir de la sangre, de los líquidos corporales, del aire, de las secreciones respiratorias o a través del contacto directo con otros materiales infecciosos. Usted puede protegerse de adquirir una infección siguiendo las pautas de control de infección de su lugar de trabajo, usando equipo de protección personal tal como guantes y máscaras y considerando toda la sangre y los líquidos corporales como si fueran infecciosos. Este panfleto contiene información acerca de algunas de las infecciones que pueden ser transmitidas en su lugar de trabajo y de las maneras como usted puede evitar que le den a usted.

¿Qué son los organismos patógenos de la sangre y cómo puedo protegerme para no infectarme?

Muchas infecciones pueden propagarse a través de la sangre o de los líquidos corporales. El virus de la inmunodeficiencia humana, VIH (HIV por sus iniciales en inglés) y el de la Hepatitis B son ejemplos comunes. Sin embargo, las infecciones ocasionadas por otros virus y bacterias tales como la sífilis y la hepatitis C también pueden propagarse a través de la sangre o de los líquidos corporales. Las siguientes pautas le pueden ayudar a protegerse:

  • Considere cada paciente como si estuviera infectado y evite el contacto con su sangre o líquidos corporales.
  • Evite el comportamiento peligroso al usar agujas y otros instrumentos afilados inclusive tijeras, bisturís, cuchillas y navajas. Por ejemplo, no intente volver a tapar las agujas. Deseche con cuidado los instrumentos afilados en recipientes apropiados.
  • Utilice equipo protector, inclusive guantes y protectores para la cara que le permitan ver, para evitar que le caiga sangre en su piel o sus ojos a medida que usted realiza procedimientos que podrían causar salpicaduras o derramamientos.
  • Asegúrese de estar vacunado contra la hepatitis B. Esta vacuna debe serle ofrecida en su lugar de trabajo.

¿Y todos los líquidos corporales portan organismos patógenos de la sangre?

Los líquidos corporales tales como las lágrimas, el sudor, la saliva, la orina y el vómito no se cree que transmiten organismos patógenos de la sangre a menos que éstos estén visiblemente contaminados con sangre. Sin embargo, la orina o la materia fecal pueden contener bacterias o agentes infecciosos que no se consideran organismos patógenos de la sangre. La mayoría de los demás líquidos corporales pueden transmitir organismos patógenos de la sangre. Estos incluyen el semen, las secreciones vaginales, el líquido pericárdico (el que está alrededor del corazón), el líquido peritoneal (el líquido que está en el tejido que reviste el abdomen y la pelvis), el líquido articular, el líquido amniótico (alrededor del feto durante el embarazo), el líquido pleural (líquido dentro de los pulmones) y el líquido cefalorraquídeo (el líquido que está en el cerebro y la columna vertebral).

¿Qué debo hacer si me expongo a sangre por medio una cortada, un pinchazo con aguja o una salpicadura?

Si un incidente ocurre, hable enseguida con su empleador o con el servicio de salud para los empleados. Si su piel se ha lesionado porque usted se ha pinchado con una aguja, o si le ha salpicado líquido dentro de los ojos, la boca o dentro de la piel lesionada tanto usted como el paciente origen deberán ser analizados. Las infecciones actuales y pasadas del paciente origen también serán evaluadas.

Si el paciente origen está infectado con el virus de la Hepatitis B y a pesar de haber sido vacunado, usted jamás desarrolló inmunidad contra la hepatitis B, a usted le darán inmunoglobulina contra la hepatitis B. Si el paciente origen tiene sífilis, a usted lo tratarán con antibióticos. Si el paciente origen tiene infección por el VIH usted puede tener que tomar medicamentos preventivos durante cuatro semanas. Estos medicamentos deben comenzarse en un término de horas después del accidente. Dependiendo de los riesgos a los que el paciente origen lo somete, usted deberá hacerse pruebas de sangre durante 6 a 9 meses, de manera tal que si usted desarrolla cualquier infección ésta sea diagnosticada tan pronto como sea posible.

¿Y qué hay con respecto a una salpicadura con sangre en mi piel?

Si su piel no está lesionada, rajada ni tiene erupciones cutáneas leves ("rash") usted no tiene virtualmente ningún riesgo de que le dé una infección por causa de un patógeno de la sangre a partir de una salpicadura con sangre. Si su piel está lesionada, inmediatamente lávese el área afectada cuidadosamente.

¿Cómo puedo protegerme de una infección por tuberculosis?

Es importante saber qué pacientes podrían tener tuberculosis. Usted podría contraer esta enfermedad al respirar gotitas que entran en contacto con el aire cuando las personas infectadas tosen. Los pacientes infectados pueden tener síntomas tales como tos crónica (que dura semanas y cuya secreción contiene moco y sangre), pérdida de peso, fiebre o sudores nocturnos. Si usted trabaja alrededor de cualquier paciente infectado póngase una máscara tapabocas protectora. Haga que los pacientes usen una máscara y aíslelos de los demás pacientes. Por ejemplo, retírelos de la sala de espera en un consultorio médico, o póngalos en aislamiento en las instalaciones hospitalarias.

¿Si no he tenido varicela debo ponerme la vacuna contra la varicela?

Aun cuando usted no haya tenido infección por el virus de la varicela usted debe hacerse una prueba de sangre para evaluar su inmunidad. La mayoría de los adultos son inmunes contra la varicela aun cuando no han tenido la enfermedad. Si la prueba muestra que usted no es inmune a la varicela usted deberá ponerse las dos series de la vacuna contra la varicela. Si usted no es vacunado tiene riesgo de que le dé varicela y de transmitirla a otros pacientes.

¿Debo continuar usando las precauciones si tengo un resultado positivo en la prueba cutánea para la tuberculosis?

Algunas personas piensan que una vez que han sido infectadas por la bacteria que causa la tuberculosis no necesitan tomar precauciones ni usar una máscara cuando están lidiando con los pacientes con tuberculosis. Puesto que ha habido casos raros en que las personas han sido reinfectadas con una nueva cepa de tuberculosis usted debe continuar tomando precauciones.

¿Si no he tenido varicela debo ponerme la vacuna contra la varicela?

Aun cuando usted no haya tenido infección por el virus de la varicela usted debe hacerse una prueba de sangre para evaluar su inmunidad. La mayoría de los adultos son inmunes contra la varicela aun cuando no han tenido la enfermedad. Si su prueba es negativa, usted debe ponerse la serie de dos vacunas contra la varicela. Si usted no es vacunado tiene riesgo de que le dé varicela y de transmitirla a otros pacientes.

Ya tuve varicela. ¿Puedo volverme a infectar?

Si usted ha tenido varicela por lo general esto significa que usted es inmune. A pesar de ello, en casos raros, a algunas personas les vuelve a dar varicela por segunda vez. Esto puede ocurrir incluso si una prueba de sangre demuestra que usted es inmune a la varicela. No existe una manera que sea 100 % segura de evitar esto. La varicela por lo general es más leve la segunda vez que causa infección. Si usted tiene infección por el virus de la varicela por segunda vez, hable con su supervisor apenas se entere de que tiene la enfermedad, de modo que pueda evitar el contacto con los pacientes.

¿La tosferina se puede prevenir con la vacunación

Después de que los niños son vacunados, la inmunidad contra la B. pertussis causante de la tosferina sólo dura hasta que ellos son adolescentes. Esto significa que a los adultos y a los adolescentes les puede dar tosferina. Hay una vacuna de refuerzo contra la tosferina tanto para adolescentes como para adultos. Los adultos que trabajan en el área de la salud deben recibir un refuerzo cada 10 años para disminuir la probabilidad de tosferina. La tosferina es responsable por algunas toses o bronquitits que tienden a "persistir" más largo que el resfriado usual. Si su resfriado le dura más de dos semanas usted debe visitar a su médico. La tosferina puede resultar fatal en los infantes no inmunizados.

Una nota sobre las vacunas

Algunas veces la cantidad de una cierta vacuna no es suficiente para el número de gente que la necesita. Más información...

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/08
Creado: 03/04

Compartir: