Audición: Pérdida de la audición inducida por el ruido

Compartir:

La importancia de la audición

La audición (escuchar) le permite a usted involucrarse con el mundo a su alrededor. De niño, usted aprendió a hablar escuchando e imitando las voces de los demás. Los que son sordos tienen dificultad para aprender a hablar con claridad. Usted ha aprendido la mayoría de lo que sabe escuchando a sus padres, profesores, la televisión y la radio. La música, los sonidos de la naturaleza y las voces de los seres queridos le pueden brindar placer; las sirenas y alarmas le pueden alertar del peligro, incluso cuando está dormido.

La estructura del oído

El oído humano está dividido en tres partes: externa, media e interna. El oído interno está localizado dentro del cráneo. Es la parte más compleja del oído. El tejido blando del oído interno está hecho de muchos tipos de células y nervios, todos dispuestos formando un patrón sobre una hoja delgada de tejido. Unos tubos largos llenos de líquido rodean el tejido blando del oído interno. La pérdida de la audición ocurre cuando ocurre lesión en el oído interno.

¿Cuáles son los efectos del ruido?

El envejecimiento, algunos medicamentos, lesiones en la cabeza y demasiado ruido pueden causar daño permanente a la audición. Este panfleto informa sobre el tipo más común de pérdida permanente de la audición: el tipo de pérdida que resulta por causa de demasiado ruido.

La exposición frecuente a ruido alto o moderadamente alto durante un período de tiempo prolongado, puede dañar el tejido blando del oído interno. Las células y los nervios del oído interno se destruyen con la exposición continua o repetitiva a ruidos altos. Si un número suficiente de células y nervios se destruyen hay daño permanente de la audición.

Ya sea que el ruido le hace daño o no, depende del volumen, del tono y de la cantidad de tiempo que usted está expuesto al ruido. El volumen del sonido medido en decibeles (dB) y la duración de la exposición se relacionan. Mientras más alto sea el sonido, menor será el tiempo de exposición antes de que ocurra daño. Por ejemplo, ocho (8) horas de exposición a un ruido de 85-dB diarios, con el tiempo, puede comenzar a dañar los oídos de una persona. Usar herramienta pesada que produce ruido a un volumen aproximado de 100 dB, escuchar con audífonos a alto volumen (aproximadamente a 110 dB), asistir a un concierto de música Rock (aproximadamente a 120 dB) o escuchar un disparo (entre 140 y 170 dB) puede dañarle la audición a algunas personas con que esto occura solamente unas cuantas veces.

¿Cuáles son los síntomas de la pérdida de la audición inducida por el ruido?

Una razón por la cual la gente no nota el daño que el ruido produce es porque la exposición excesiva al ruido causa pocos síntomas. La pérdida de la audición rara vez es dolorosa. Los síntomas usualmente son sensaciones vagas de presión o de pesadez en los oídos, habla que parece que proviniera de una boca tapada o que se escucha lejos y un zumbido en los oídos que usted nota cuando está en lugares donde no se escucha ruido. Estos síntomas pueden desaparecer en minutos, horas o días o después de que la exposición al ruido termina.

La gente asume que si los síntomas desaparecen los oídos van a volver a escuchar normalmente. Esto realmente no es cierto. Incluso si no existen más síntomas, algunas de las células en el oído interno pudieron haber sido destruidas por el ruido. Su audición vuelve a ser normal si le quedan suficientes células sanas en su oído interno. Pero usted desarrollará una pérdida de la audición permanente si la exposición al ruido se repite y se destruyen más células.

La primer seña de pérdida de la audición inducida por el ruido es no oír los ruidos de timbre alto, como el canto de los pájaros, o no comprender el habla cuando se está en una multitud o en un lugar en donde se escucha mucho ruido de fondo. Si el daño continúa, la audición disminuye aún más y los sonidos de tono bajo se vuelven difíciles de entender.

¿Cómo puede decidir cuáles ruidos son demasiado altos?

Las siguientes señas deben ser una alarma de que el ruido a su alrededor es demasiado alto:

  • Si tiene que gritar para ser escuchado por encima del ruido.
  • Si no puede entender a alguien que le está hablando a usted a menos de dos pies de distancia (0.19 m).
  • Si una persona que está parada cerca de usted puede oír sonidos que provienen de los audífonos de su estéreo mientras usted los tiene puestos.

¿Cómo puedo prevenir la pérdida de la audición inducida por el ruido?

  • Disminuya su exposición al ruido. Este paso es especialmente importante para la gente que trabaja en lugares ruidosos y que van y vienen del trabajo escuchando el ruido del tráfico de la ciudad. Existen orejeras especiales que protegen los oídos de la gente que trabaja en entornos donde hace mucho ruido, por ejemplo con maquinaria pesada. Usted también puede disminuir su exposición al ruido eligiendo actividades para distraerse en lugares donde no haya ruido en vez de elegirlas en lugares que son ruidosos.
  • Desarrolle el hábito de usar tapones en los oídos cuando sepa que va a estar expuesto a ruido durante períodos de tiempo largo. Los tapones desechables para los oídos hechos de espuma cuestan más o menos $2 dólares el par y están disponibles en las farmacias. Estos tapones, que pueden eliminar hasta 25 dB de sonido pueden representar a diferencia entre un nivel de ruido peligroso y un nivel de ruido sano. Usted siempre debe ponerse tapones de oídos cuando esté manejando "snowmobiles" (motocicletas para nieve), motocicletas, cuando asista a conciertos, al usar herramientas eléctricas, cortadoras de césped o máquinas para barrer las hojas, o cuando esté viajando en vehículos cuyo motor hace mucho ruido.
  • Use materiales que absorban el ruido para disminuir la cantidad de ruido en la casa o en el trabajo. Se pueden colocar tapetes de goma para poner debajo de artefactos de cocina ruidosos, impresoras de computador y máquinas de escribir para disminuir el ruido. Las cortinas y las alfombras también ayudan a disminuir el ruido dentro de la casa. Las ventanas para tormentas y las ventanas de panel doble pueden disminuir la cantidad de ruido de afuera que entra dentro de la casa o del lugar de trabajo.
  • No utilice varias máquinas ruidosas al mismo tiempo. Trate de mantener los juegos de televisión, estéreo y los audífonos con el volumen bajo. El ruido es un hábito que puede romperse.
  • No trate de evitar oír el ruido indeseable con otros sonidos. Por ejemplo, no le suba el volumen al estéreo del radio de su automóvil o a los audífonos para evitar oír el ruido del tráfico, o tampoco le suba el volumen a la televisión mientras está aspirando.
  • Haga que le hagan un examen de audición. Las personas que tienen riesgo de perder la audición deben hacer que les revisen los oídos cada año. Usted tiene riesgo si está expuesto con frecuencia a ruido alto en el trabajo o mientras se divierte.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 08/08
Creado: 08/05

Compartir: